Porsche y Boeing, cada uno en lo suyo son dos 'monstruos' de la movilidad por tierra y aire, y ante los avances que acercan más que nunca esa idea tan futurista y aparentemente inalcanzable como son los coches voladores, han decidido juntarse para desarrollar un vehículo que debería suponer toda una revolución en el mercado. Estamos hablando del VTOL, un vehículo eléctrico que responde a las siglas de Vertical Take Off and Landing, es decir, despegue y aterrizaje vertical, en el que está trabajando un equipo internacional que abordará los diversos aspectos de la movilidad urbana en el aire, incluyendo el análisis de mercado potencial para vehículos premium y posibles casos de uso. 

La jugada tiene todo el sentido del mundo, y es que no son pocos los que piensan de que en el hipotético caso de que este tipo de movilidad urbana tenga éxito en el futuro cercano, esta estará destinada casi seguro al sector de población más rico, pues la infraestructura contará con un significativo sobrecoste en forma de paneles de aterrizaje y estaciones de carga. En este sentido, parece lógico que Porsche destine sus esfuerzos en dar con un vehículo pionero de esta tipología y que busque el know-how de Boeing, una de las empresas que mejor sabe moverse por el aire.

"Porsche está buscando mejorar su alcance como fabricante de coches deportivos al convertirse en una marca líder en movilidad premium. A largo plazo, esto podría significar pasar a la tercera dimensión de los viajes. Estamos combinando las fortalezas de dos compañías globales líderes para abordar un posible segmento de mercado clave en el futuro", dice Detlev von Platen, miembro de la Junta Ejecutiva de Ventas y Marketing en Porsche AG.

En nota de prensa, Porsche habla de un estudio desarrollado el año pasado que predice que la movilidad urbana aérea tomará un importante impulso después de 2025. Los datos arrojados también apuntan a que estas soluciones permitirán transportar a los pasajeros más rápido y de una manera más eficiente que en el actual ecosistema de transporte terrestre. También será más barato y aportará una mayor flexibilidad. 

Boeing ya formaba parte de un comité de 21 compañías que Japón ha reunido para el desarrollo de la movilidad aérea a lo largo de la próxima década. En él figuran otros líderes en el sector como Toyota, Airbus y Uber, compañía que parece estar cerca de introducir en el mercado un taxi volador.