Fosse/Verdon

Si los últimos dos años el premio a la Mejor serie que nadie está viendo fue a caer a manos de La maravillosa señora Maisel, esta vez ha cedido el testigo a Fosse/Verdon. La miniserie de FX (en España, HBO) en torno a la atormentada relación profesional y personal entre el coreógrafo Bob Fosse y la actriz y bailarina Gwen Verdon, partía con siete nominaciones, aunque finalmente terminó haciéndose con solo una, la de Michelle Williams en la piel del personaje titular. Si te gustan los musicales de corte clásico y los culebrones más grandes que la vida, te encontrarás devorando una serie que probablemente hasta ahora habías pasado por alto. 

 

The Act

Cualquiera en su sano juicio lo hubiese apostado todo por Patricia Clarkson y su Adora Creilin, la pérfida y manipuladora madre de la protagonista de Heridas abiertas, pero finalmente el galardón a mejor actriz para miniserie fue para su tocaya Patricia Arquette y su participación en una ficción mucho menos conocida, The Act. Estrenado originalmente en Hulu (en España, StarzPlay), este true crime también va de madres de tendencias psicópatas, en este caso relatando el caso real de Gypsy Rose Blanchard y el asesinato de su madre extremadamente protectora con síndrome de Munchausen. Si te quedas con ganas de más, quizá también te perdiste el documental de HBO Mommy Dead and Dearest en torno a este mismo caso. 

Así nos ven

Ahora mismo, hay pocas personas en Hollywood que generen más consenso que Ava DuVernay, y eso que viene de fracasar estrepitosamente con su fantasía épica Un pliegue en el tiempo. Donde sí ha triunfado, y con razón, es con esta Así nos ven en torno al caso real, a finales de los ochenta, de cinco adolescentes de Harlem que son acusados injustamente de un brutal ataque cometido en Central Park. Fue la segunda serie más nominada de la noche, en hasta once categorías, pero finalmente solo Jharrel Jerome, en la piel de Korey Wise, uno de esos chicos que pasó casi 14 años encarcelado hasta que se demostró su inocencia en 2002. Es una brillante exposición de unas grietas del sistema que aún no están cerradas.

Ozark

Jason Bateman, actor de culto desde los tiempos de Arrested Development, no solo se ha sabido reinventar como intérprete en este thriller criminal ambientado en la América profunda y salvajemente natural sobre el mejor blanqueador de dinero del mundo, sino también en calidad de director. Estaba nominado como Mejor actor principal en drama, pero no tuvo absolutamente nada que hacer contra esa bestia carismática que es Billy Porter en Pose. Sí tuvo más suerte, sin embargo, como director de uno de los capítulos de la segunda temporada de la serie de Netflix. Cabe señalar, además, que se consiguió imponer a hasta tres de los episodios del final de Juego de tronos. Solo por eso merece darle una oportunidad, ¿no?

A Very English Scandal

En lo que a miniseries se refiere la de ayer debía ser la noche de Chernobyl, y así fue, pero A Very English Scandal, que partía con cuatro nominaciones, consiguió hacerse únicamente con la de Mejor actor secundario. El premio recayó en manos de Ben Whishaw (el último Q de la saga James Bond), que en esta comedia dramática de tintes políticos se pone en la piel de Norman Josiffe, el ex amante despechado de un parlamentario del partido liberal en el Reino Unido de los años 60, Jeremy Thorpe (Hugh Grant). Está inspirado en un caso real que saltó a los medios de comunicación más de una década después, con un sonado juicio mediático en el que el primero acusó al segundo de tratar de asesinarlo para acallar su relación. La puedes ver en Prime Video.