El próximo año, la ciudad de París inaugurará Agripolis, la granja urbana más grande del mundo. Gracias a este proyecto, la capital francesa producirá casi una tonelada de frutas y verduras diariamente y utilizará la humedad de la niebla para nutrir estas plantas. 

Agripolis es una iniciativa que propone afrontar los desafíos de la agricultura en el futuro. El consumo de alimentos que tiene lugar en las grandes ciudades requiere un esfuerzo inmenso y un enorme gasto energético. Las urbes padecen, además, una llamativa escasez de zonas verdes que disminuyan la contaminación ambiental. La suma de estos problemas ha puesto en marcha esta iniciativa.

 

Huertos urbanos como respuesta

Uno de los retos a los que se enfrenta Agripolis  es reducir la distancia que recorren los productos alimenticios y favorecer el comercio local. Pensemos que actualmente el 90% de los tomates vendidos en los supermercados de Europa están producidos en España y en Holanda y que recorren una media de entre 2.400 y 4.800 kilómetros. Además, la producción francesa de hortalizas para el mercado de productos frescos ha disminuido en un 30% en los últimos 10 años.

Ante esto, la respuesta que ofrecen es la de alimentos de temporada disponibles en un radio de 500 metros como máximo del lugar de producción, cultivados sin pesticidas ni fertilizantes químicos y recogidos en el momento idóneo para que su frescura esté garantizada.

 

La mayor granja urbana del mundo

En 2020 se inaugurará en París este ambicioso plan dirigido por Agripolis, Cultures en Ville y Le Perchoir y que se construirá en el techo del pabellón 6 del Centro de Exposiciones Viparis Porte de Versailles, un edificio que actualmente está en proceso de reconstrucción.

La granja contará con una superficie de 14.000 metros cuadrados, lo que va a convertirla en la granja urbana más grande del mundo. Este proyecto, denominado Urban Roofing, se lanzará el próximo año y las frutas, verduras y hortalizas cultivadas estarán disponibles para la venta directa a los visitantes. También se podrán degustar en el restaurante a la carta que Le Perchoir, uno de los socios del proyecto, abrirá en este emplazamiento. El lugar, una azotea, no será un obstáculo ya que esta cadena tiene instalados cuatro establecimientos de restauración y ocio en otros tantos áticos de París.

Este huerto/granja urbano será gestionado por Agripolis, quien tiene un 80%  de participación en la filial de explotación que se ha creado para este fin, mientras que Cultures en Ville, con un 20%,  se encargará de los servicios y eventos. Además contará con distintas propuestas para hacer más rentable socialmente y económicamente el proyecto, como la venta de la producción tanto en producto fresco como envasado, recorridos agrícolas y talleres pedagógicos, construcción de equipos, alquiler de contenedores para actividades culturales, organización de eventos, etcétera.

 

Un sistema de producción medioambiental

La técnica productiva que se va a desarrollar en Agripolis será la aeroponía. En este sistema las plantas están dispuestas verticalmente, sobre el suelo en columnas de cultivos y alimentadas por una fina lluvia de agua y nutrientes biológicos. El agua se obtiene de la humedad de la niebla y el aire. Por tanto, las frutas, verduras, hortalizas y plantas aromáticas son alimentadas con una solución de productos orgánicos y biológicos, aunque no podrán llevar la etiqueta bio porque la regulación francesa impone que estos productos estén directamente en contacto con el suelo.

La producción prevista superará los 1.000 kilogramos de frutas y verduras cada día y habrá más de 30 especies diferentes. Alrededor de veinte jardineros permanentes trabajarán en este espacio, aunque los residentes en la zona también podrán participar del proyecto dado que se han dispuesto 140 espacios de cultivo para su alquiler entre todas las personas interesadas.

Esta pionera, y ejemplar, iniciativa tiene como objetivo ofrecer productos diversificados de alta calidad, con una base local, respetuosa con los ciclos de la naturaleza y limitando el impacto del carbono en la atmósfera tanto como sea posible. Al mismo tiempo, Agripolis intenta crear entre los parisinos una forma más natural de vida, en la que las personas tomen conciencia de lo que comen y beben, que descubran y aprendan cómo se cultiva y, en definitiva, disfruten de una ciudad más amable y respetuosa con el Medio Ambiente.

El proyecto quiere convertirse en un modelo de agricultura urbana innovadora, al servicio de una ciudad sostenible y generadora de una alimentación más sana y nutritiva. 

 

La granja más grande del mundo, en cifras

- 1 tonelada de frutas y verduras de temporada al día

- 22 jardineros empleados

- 140 espacios de alquiler

- 14.000 metros cuadrados de superficie

- Previsión de unas 10.000 visitas al año

- 500 metros cuadrados para eventos