Cuando hablamos de iconos de la cultura pop contemporáneos, pocos resultan tan queridos como LEGO. La juguetera danesa, además, ha sabido cuidar su marca y asociarla con otras con colaboraciones exclusivas para el recuerdo: de Star Wars a Harry Potter pasando por cualquier película imaginable de Disney. Ahora, además, ha encontrado el filón en el mercado de las series de televisión y, si hace unas semanas se confirmó un set de coleccionista que celebraba una de las escenas más icónicas de Stranger Things, ahora rinde tributo a una de las sitcoms más icónicas de los últimos tiempos.

Probablemente ya sabrás que en este 2019 se cumplen 25 años del estreno de Friends (y, a la vez, tres lustros de su sentimental final). Pues bien, LEGO ha querido sumarse a estos fastos con una recreación de la tropa tomando un café en el legendario Central Perk. Por supuesto, habrá figuras en miniatura de Joey Tribbiani, Phoebe Buffay, Rachel Green, Ross Geller, Chandler Bing, Monica Geller y Gunther, el camarero del local.

 

Todo lujo de detalles

De hecho, son dos sets en uno, porque el área donde se sientan los seis amigos, con sofá, butacas y dos sillas se puede quitar del resto del decorado, que incluye, entre otras cosas, una pizarra con el menú, una jarra para galletas, la barra, una máquina de café y, ojo, el escenario desde el cual Phoebe revienta los tímpanos a sus colegas con sus canciones. Además, cada personaje contará con objetos muy ligados a ellos: la propia Phoebe tendrá una guitarra, Monica un muffin, Joey una caja de pizza con una porción y una bolsa, Chandler un portátil, Ross un teclado, Rachel una bandeja con una taza de café y Gunther una escoba.

Son, en total, 1.070 piezas, lo que te puede llevar unas cuantas horas para montarlo una vez llegue a las tiendas el 1 de septiembre por 60 dólares (algo más de 53 euros al cambio).