1 Es fácil de utilizar

Aunque suene a práctica esotérica, lo cierto es que la nutricosmérica consiste, sencillamente, en el consumo de una píldora diaria que se debe tomar cada mañana junto con el desayuno. Un gesto sencillo con múltiples beneficios. 

 

2 Complementa a las cremas solares

Es muy importante dejar claro que la nutricosmética es un referzo que no sustituye a las cremas de protección solar. Los expertos recomiendan la fotoprotección oral como un complemento eficaz que “además puede aumentar la protección de partes del espectro lumínico, fundamentalmente de los rayos ultravioleta A”, apuntan desde una de las fuentes consultadas, la Clínica Dermatológica Internacional.

 

3 Subsana posibles errores cometidos al aplicar la crema de protección

El estudio de Cantabria Labs sobre buenos Hábitos a la hora de exponerse al sol revela que con mucha frecuencia no nos aplicamos bien la crema de protección solar: Ni utilizamos la cantidad adecuada, ni la extendemos bien por toda la piel, ni nos la volvemos aplicar de nuevo cada dos horas, como recomiendan los dermatólogos. “La fotoprotección oral brinda una protección uniforme, homogénea y sostenida de toda la piel, lo que es difícil de alcanzar con los fotoprotectores tópicos si no se utilizan de manera adecuada”, afirma la doctora María Vitale, dermatóloga y directora médica de Cantabria Labs.

 

4 Es un refuerzo para la dieta

Los expertos apuntan los beneficios de la dieta para la piel y recomiendan incluir, en los meses de verano, frutas y verduras ricas en betacarotenos como la zanahoria, el tomate, el pimiento o el melocotón. Silvia Olite, directora y fundadora del centro de estética Blauceldona, también recomienda alimentos ricos en vitaminas B y E, como el pescado y las legumbres, que evitan la deshidratación, la descamación y prolongan el bronceado. La nutricosmética solar es rica en muchos de estos activos y supone un refuerzo a los posibles déficits de la dieta. 

 

5 Reduce el envejecimiento cutáneo y puede prevenir el desarrollo de cáncer de piel

Siempre en combinación con la protección vía tópica, insistimos. La doctora María Vitale asegura que la fotoprotección oral evita que se pongan en marcha mecanismos que produzcan mutaciones de ADN que pueden conducir a un cáncer de piel, o que se expresen enzimas que degraden el colágeno y la elastina de la piel provocando un envejecimiento prematuro.

 

6 Es apta para todo tipo de pieles

Aunque los dermatólogos lo prescriben en caso de fototipos muy claros o pieles muy sensibles al sol, la doctora Vitale asegura que se toleran bien y “son aptos para todas las pieles que quieran reforzar su protección”. Además, los betacarotenos, habituales en estos comprimidos, estimula la melanina y aceleran el bronceado reduciendo los tiempos de exposición.

 

7 Otros beneficios

Además de para la piel, algunos activos incluidos en estos fotoprotectores orales, benefician la salud de otros órganos. Es el caso de la vitamina D3, que previene la osteoporosis y mejora la salud de huesos y músculos, o de la luteína, también habitual en estos nutricosméticos, y con beneficios demostrados para la salud ocular.