1 ¿En qué consiste?

Su nombre viene del inglés (peel: pelar) y “es un método de exfoliación o descamación cutánea que consiste en aplicar una sustancia química sobre la piel para eliminar las capas más superficiales y las famosas “células muertas” consiguiendo un efecto rejuvenecedor, seborregulador, despigmentante y/o alisante”, explica el doctor Leo Cerrud, experto en medicina estética. De este modo, junto con esa capa externa de piel, nos deshacemos de las imperfecciones que pueda haber (arrugas, manchas, pequeñas cicatrices de acné…) “y se consigue que el color y la textura de la cara tengan un aspecto más uniforme, hidratado, luminoso y sin exceso de grasa”, explica la doctora Mar Lázaro, experta en medicina estética, que afirma que, dependiendo de qué resultados se busquen y de la edad, y el tipo y estado de piel del paciente, se utilizan distintos ácidos.

 

2 ¿Cómo se realiza

Tras limpiar bien el rostro, se aplica el ácido dejándolo actuar el tiempo estipulado y necesario: “La piel puede picar o enrojecerse en este momento, algo que desaparecerá según el ácido vaya neutralizándose y tras la aplicación de una mascarilla hidratante al final de la sesión”, explica la doctora Mar Lázaro. Tanto la sustancia escogida como el número de sesiones dependerán del diagnóstico médico.

 

3 ¿Qué tipos hay y en qué se diferencian?

Los profesionales distinguen entre peelings superficiales (que afectan a la epidermis), medios (que llegan a la dermis) y profundos (que actúan sobre la dermis profunda): “La sustancia química escogida determinará los grados de exfoliación”, explica la doctora Lázaro. El peeling profundo debe realizarse en quirófano y tiene muchos riesgos, antes se hacía más pero ahora los dermatólogos apuestan por ser más conservadores con la piel.

“En 15 años de profesión, he realizado peeling medios y superficiales. Los profundos y muy agresivos, con mucho riesgo de efectos secundarios, no los he realizado nunca. En la actualidad, hago sobre todo peeling superficiales porque tienen menos riesgos para la piel y, si necesito un mayor efecto, realizo un mayor número de sesiones”, explica la dermatóloga Carmen Galera, de Clínica Dermaforyou.  La doctora Lázaro recomienda el superficial en caso de arrugas finas, puntos negros, tendencia al acné y manchas. El medio, cuando hay “arrugas más fuertes, acné activo o lesiones más grandes relacionadas con la pigmentación de la piel”, y el profundo en caso de arrugas profundas, acné cicatrizado o machas más llamativas.

Dmitry Fisher

 

4 ¿Es bueno hacerse uno antes del verano ?

“Por supuesto, nada como empezar el verano con la piel renovada, rejuvenecida, con el colágeno estimulado y las manchas controladas”, afirma el doctor Cerrud que recomienda los superficiales con ácidos salicílico, láctico, fítico, mandélico, tranexámico, kójico, glicólico…

 

5 ¿Es un tratamiento apto para todas las pieles?

Sí, pero es clave el diagnóstico del médico para personalizarlo según las necesidades y al estado de cada piel: “Hay un tipo de peeling para cada tipo de piel”, afirma el doctor Cerrud. La época del año también determinará la profundidad del tratamiento.

Dmitry Fisher

 

6 ¿Qué hacer tras el peeling?

En algunos muy suaves no se produce descamación visible, pero lo habitual es que se produzca un pelado más o menos leve según la profundidad del peeling:  “El tercer día tras la realización del peeling se produce el recambio de piel que resulta feo estéticamente y no te deja maquillarte porque casi se nota más”, afirma la doctora Galera que advierte que, a veces, se pueden llegar a tener reacciones algo más exageradas con picor o inflamación en las que habría que recurrir al uso de corticoides tópicos u orales. El doctor Cerrud pauta protección frente a los rayos solares y mucha hidratación. La doctora Lázaro recomienda “productos que favorezcan la regeneración de la piel descamada”. 

 

7 ¿Cuáles son sus beneficios para la piel?

Al eliminar la capa más superficial de la epidermis, aparece una piel nueva, más lisa, más luminosa, con manchas más claras y con tono más uniforme. “Además, las sustancias químicas que se utilizan, estimulan la dermis aumentando el colágeno, rejuveneciendo la piel y quitando parte del daño solar acumulado, por lo tanto también son preventivos de lesiones premalignas”, explica la doctora Carmen Galera. 

 

8 ¿Cuánto cuestan? 

Depende de la profundidad, pero están no suele costar mucho más de 100 €.

 

9 ¿Hay alternativas que puedan realizarse en casa?

El doctor Cerrud desaconseja por completo experimentar por nuestra cuenta con peelings enzimaticos porque “son tratamientos medico estéticos y deben ser realizados por manos expertas” y tras un diagnóstico.  “Otra cosa es la exfoliación mecánica o scrub, que sí se puede hacer en casa con productos adecuados pero eso no es un peeling”, aclara.