Aunque el Salón de Ginebra 2019 no abre sus puertas hasta mañana jueves 7 de marzo, los principales fabricantes ya han tomado los pabellones de la feria para presentar, no solo los vehículos del mañana, sino también una serie de coches exclusivos no aptos para bolsillos terrenales. Si Hispano Suiza nos ha volado la cabeza con su modelo de coche eléctrico con diseño steampunk, tirada limitada a 19 unidades y un precio de millón y medio de euros, Bugatti ha ido un paso más allá con lo que ya se vende como el coche más caro del mundo.

Y es que Bugatti ha entrado en este 2019 preparado para celebrar sus 110 años de historia como solo sabe hacer la firma francesa, a lo grande. A las puertas del Salón de Ginebra ha aprovechado para presentar su La Voiture Noire, que podría traducirse literalmente como el coche negro. Se trata de un coche deportivo al que describirlo de alta gama sería hacerle un enorme feo. Ellos prefieren describirlo como un “coupé con el confort de una limusina de lujo y la potencia de un coche hiperdeportivo”. Solo se ha fabricado una unidad, que ya ha sido vendida por 11 millones de euros a un coleccionista de coches anónimo.

 

Un modelo con mucha historia

La Voiture Noire se describe como un homenaje a uno de los modelos más legendarios de Bugatti, el Type 57SC Atlantic, que diseñó el propio Jean Bugatti, hijo del fundador de la firma, Ettore Bugatti. Cuenta la historia que en la segunda mitad de los años 30 produjo cuatro variantes coupé del Type 57 SC Atlantic, quedándose una para uso propio a la que bautizó como La Voiture Noire. El coche desapareció de la faz de la tierra justo antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, en el que fue uno de los episodios más misteriosos de la historia de la automoción. De ser encontrado, su valor sería incalculable.

“Para Bugatti, La Voiture Noire es más que una reminiscencia del Atlantic. Estamos rindiendo tributo a una larga tradición, a Francia y al trabajo creativo de Jean Bugatti. Al mismo tiempo, estamos transfiriendo una tecnología extraordinaria, estética y un lujo extremo a los nuevos tiempos”, dice el presidente de Bugatti, Stephan Winkelmann. Es la demostración definitiva de que Bugatti es una de las firmas por excelencia en materia de coches de lujo, con algunos de los modelos más bellos y exclusivos del mercado. La Voiture Noire cuenta con solo dos puertas y un armazón esculpido majestuosamente y con una elegancia sencillamente sobrenatural gracias a su uso de fibra de carbono negra. Y el motor Chiron ya es de otro mundo: 16 cilindros y 1479 caballos.