Seat el-Born

El nombre se ajusta bastante al concepto: un coche eléctrico pensado para millenials, entre los que el diseño y el respeto por el medio ambiente ocupan la parte alta de su lista de prioridades. No extraña que la marca española haya elegido un barrio de moda de Barcelona para denominar a este prototipo: sus líneas rompen con lo establecido, en una inédita combinación de deportividad y elegancia.

Seat el-Born | Seat

Tiene un motor eléctrico de 204 CV que garantiza sensaciones fuertes, y en un puesto de carga rápida, la batería puede estar al 80% en solo 45 minutos. ¿Lo mejor? Como ya no lleva un voluminoso motor de combustión, aunque tiene unas medidas similares a las de un Ibiza, es tan espacioso por dentro como un Volkswagen Passat. ¿Lo peor? No lo tendremos en los concesionarios hasta 2020.

 

Nissan IMQ

Nissan IMQ | Nissan

La marca japonesa va un paso más allá. Su IMQ tiene nada menos que tres motores: uno eléctrico en cada eje, y otro pequeño, de gasolina, que alimenta la batería. De este modo, es un coche que consume y contamina realmente poco, y tiene una autonomía mucho mayor que un eléctrico convencional. Tiene carrocería de SUV, el segmento de moda, con indudables toques futuristas. Pero lo que realmente apunta al futuro es su conducción: es un coche totalmente autónomo. Aunque mantiene volante, claro, para quienes tengan alma de piloto y quieran tener el control. Por el momento es un prototipo, pero adelanta por dónde irán los tiros con los nuevos modelos de Nissan.

 

Volkswagen I.D. Buggy

Volkswagen I.D. Buggy | VW

La marca alemana recupera el espíritu buggy con este modelo totalmente eléctrico. Tiene 204 CV y, dicen sus responsables, está pensado para disfrutar de la playa, e incluso circular por la arena. Como sus emisiones son igual a cero y es totalmente silencioso, no estarás perjudicando el medio ambiente. Es un prototipo, pero desde la marca adelantan que podrá ser una realidad en breve.

 

Aston Martin RB 003

AM-RB

No es eléctrico del todo, pero sus responsables han comunicado que este bólido llevará un motor híbrido capaz de una potencia descomunal. Por dentro es hipertecnológico: el salpicadero está casi desnudo, y todo se maneja desde el volante, por medio de una pantalla que sustituye al velocímetro. El control de los diferentes elementos, por lo visto, es lo más parecido a manejar las ‘apps’ de un ‘smartphone’.

 

Alfa Romeo Tonale

Alfa Romeo

Es el primer híbrido enchufable de la marca transalpina. El diseño deportivo es típicamente italiano (como no podía ser de otra manera) y, aunque desprende cierto clasicismo por fuera, su interior se parece bastante a la nave Enterprise: cuenta con una enorme pantalla apaisada tras el volante de 12,3 pulgadas, y otra central de 10. Pero lo mejor es el ambiente que se respira: según aseguran desde la marca, el habitáculo está inspirado en la competición. A los alfistas se les va a hacer la boca agua...