El futuro está cada vez más cerca. Mientras aguardamos pacientemente el día que nos subamos a un coche y este nos lleve allá donde queramos sin necesidad de pisar el acelerador o poner nuestras manos en el volante, las principales firmas de automoción están desarrollando tecnología para hacernos la vida más fácil y, sobre todo, para mejorar la seguridad vial. Audi acaba de anunciar la implementación de un nuevo dispositivo, el sistema TLI (Traffic Light Information, o sea, información de semáforos) según el cual se ayudará a los conductores a evitar los semáforos en rojo mientras conducen, tal y como informa la revista Popular Science. 

El sistema TLI recoge la información de tráfico de las principales ciudades y, al captar una inminente luz roja, el coche sugerirá al conductor una velocidad para evitar tener que pararse. Asimismo, si no hay manera de evitarlo, el usuario también podrá conocer el tiempo de espera hasta que vuelva el verde con una cuenta atrás. Esto, unido a la tecnología de sincronización Green Light Optimized Speed Advisory (GLOSA), ayudará a mejorar el tráfico de las grandes urbes disminuyendo la congestión vial urbana a partir de recomendaciones de velocidad. 

 

Con mucho futuro

La tecnología lleva en desarrollo desde 2016 y, de hecho, ya sea implementado con éxito en una docena de ciudades como Los Ángeles, Nueva York, San Francisco y Washington DC. De momento se limita, claro, a determinadas barriadas e intersecciones de las urbes, pero se espera que la integración se expanda paulatinamente en el futuro aunque Audi sea la única compañía con tal tecnología. Todos sus modelos, con la excepción de los A3 y TT, ya incluyen el TLI.

En otro orden de cosas, Audi confirmó hace unas semanas que su nuevo modelo Audi e-tron GT Electric Concept formará parte del reparto de ‘Avengers: Endgame’, aunque se desconoce en qué términos (nuestra apuesta es que será el nuevo gadget favorito de Tony Spark). El vehículo, desarrollado en colaboración con Porsche, quiere llevar la automoción eléctrica al siguiente nivel con un alcance sobrehumano de 400 kilómetros por carga.