Sydney

¿Cómo es la fiesta?

No es una cuestión del cómo ni del dónde, sino del cuándo. Y es que Sydney es la primera gran ciudad internacional en recibir el Año Nuevo. Cómo no, el espectáculo de fuegos artificiales que tiene lugar en su puerto, y con la Opera House y el puente como paisaje fastuoso, no tiene rival en todo el mundo. 

¿Qué más ofrece la ciudad?

Para empezar, verano, y cerca de Sydney encontrarás un montón de playas paradisíacas para desconectar de la triste rutina de casa. La ciudad más poblada de Oceania es, además, un hervidero cultural, un hotspot para adictos a la gastronomía internacional, un rincón de insólita arquitectura y más.

 

Hong Kong

¿Cómo es la fiesta?

El puerto de Victoria que separa la isla de Hong Kong con el popular barrio continental de Kowloon es el epicentro de un espectáculo de luz, color y sonido sin rival en el Lejano Oriente. Claro que este año quizá los fastos bajan un poco el nivel por las manifestaciones que vive la ciudad autónoma desde hace meses. 

 

¿Qué más ofrece la ciudad?

Kowloon cuenta con los museos y los mercadillos (podrás hacerte con absolutas gangas sobre todo lo relacionado con moda y tecnología), los puestos de comida callejera son un must para los locos de la gastronomía asiática, la isla Lantau cuenta con un buda de gigantescas dimensiones así como el primer parque Disney que abrió en Asia… Hong Kong siempre tiene algo que ofrecer.

 

Dubai

¿Cómo es la fiesta?

Los Emiratos Árabes siempre van a lo grande, así que es de esperar que su fiesta de Fin de Año simplemente te vuele la cabeza. Y lo hacen, claro, desde el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo con más de 800 metros de altura.

¿Qué más ofrece la ciudad?

Invierno es uno de los mejores momentos para visitar Dubai si no quieres exponerte a las altísimas temperaturas que sufre la ciudad de abril a noviembre. Gran ocasión, por tanto, de disfrutar de clubs con la sofisitciación ibicenca, los mejores centros comerciales del mundo, chefs con estrella Michelín y mucho más. 

 

Moscú

¿Cómo es la fiesta?

Desde la histórica Plaza Roja de Moscú te vas a helar, pero también vas a disfrutar de uno de los espectáculos de fuegos artificiales más bellos del mundo. 

Daniil Silantev

¿Qué más ofrece la ciudad?

Si consigues sortear la pesadilla burocrática que es hacerte con un visado para entrar a Rusia (de verdad, vale la pena), Moscú te esperará con toda imaginería para adictos de la historia soviética. Visitar la tumba de Lenin es obligado, como también hacer un tour por las muchas reliquias de la Guerra Fría.

 

Londres

¿Cómo es la fiesta?

No solo Londres cuenta con uno de los espectáculos de fuegos artificiales más seguidos de todo el mundo (tienen lugar en el South Bank del Támesis, pero todo el centro se abarrota para verlos), sino también un desfile de Año Nuevo con 8.500 artistas representando una veintena de países de todo el mundo. 

¿Qué más ofrece la ciudad?

En todo caso, la pregunta correcta sería ‘¿qué no ofrece Londres?’. Porque esta popular metrópolis es un lugar de obligada visita para cualquier tipo de personas. Pero ya que estamos con un rollo navideño, el parque de atracciones Winter Wonderland que montan en Hyde Park es de película. Tampoco te pierdas la exposición Moving To Mars del Design Museum. 

 

Islas Madeira

¿Cómo es la fiesta?

En 2006, el libro Guinness reconoció su espectáculo de fuegos artificiales como el más grande el mundo. Pero, además, la capital, Funchal, se viste de gala decorando su anfiteatro con miles de lámparas multicolor. Una estampa visual difícil de rechazar.

¿Qué más ofrece la ciudad?

Madeira, digámoslo claro, es una mejor opción en el verano, pero también tiene mucho que ofrecer en diciembre además de su espectáculo de fuegos artificiales. Pero también es un gran momento para aprovechar sus reservas naturales y sus rutas de senderismo. La capital, además, cuenta con un jardín botánico con más de 2.000 especies. 

 

Viena

¿Cómo es la fiesta?

La capital austríaca se viste de gala para recibir el año nuevo. Y no sólo desde el casco antiguo, todos los lugares, desde los restaurantes, hasta las salas de conciertos, pasando por las ópera y los clubs ofrecen propuestas para bailar y disfrutar la entrada de año. 

¿Qué más ofrece la ciudad?

Por supuesto, el Concierto de Año Nuevo. Las entradas se adjudican por sorteo, así que a estas alturas ya poco puedes hacer, pero sí al menos acercarte a la Wiener Musikverein para contagiarte del ambiente que se respira. 

 

Ciudad del Cabo

¿Cómo es la fiesta?

Últimamente, las entidades gubernamentales de la ciudad sudafricana han limitado la fiesta pirotécnica, pero eso no quiere decir que el Año Nuevo no se reciba por todo lo alto en los mejores locales de la ciudad. Lo puedes hacer en el campo, en un crucero lleno de luces o incluso en fiestas de ambientación años 20. 

¿Qué más ofrece la ciudad?

Ciudad del Cabo y sus alrededores ofrece grandes rutas de senderismo, pasajes naturales sin rival en la zona, fauna marina amantes el submarinismo, premiados viñedos y mucho más. 

 

Nueva York

¿Cómo es la fiesta?

Esta lista no sería lo mismo sin la presencia de Nueva York, cuya fiesta en Times Square es probablemente la más conocida en todo el mundo y la que más minutos acapara en los telediarios. Todo el mundo habrá visto caer su bola en televisión y, probablemente, a todo el mundo le gustaría abrazarse con sus seres queridos rodeados de las luminosas pantallas de la icónica plaza. 

¿Qué más ofrece la ciudad?

Si has tenido infancia (en los años noventa) sabrás por Solo en casa 2 que Nueva York es una de la ciudades más preciosas del mundo donde disfrutar la Navidad. Con un poco de suerte, además, amanecerá nevada y un paseo por Central Park con montañas de nieve se acerca mucho a la idea de paraíso que tenemos. 

 

Río de Janeiro

¿Cómo es la fiesta?

¿Luz? Claro. ¿Color? Por supuesto. ¿Fiesta? Hombre, por descontado. Río de Janeiro es probablemente el lugar del mundo donde mejor se lo pasen y sus fastos desde la playa de Copacabana para recibir el Año Nuevo son probablemente los mejores de Sudamérica. 

David Costa

¿Qué más ofrece la ciudad?

El dato de que en diciembre la ciudad brasileño alcanza unas temperaturas máximas de 29 grados nos parece motivo más que suficiente para pegarse un viajecito en fin de año a Río de Janeiro, que en invierno alcanza su temporada alta.