American Horror Story 

La antología de terror de Ryan Murphy nos ha aterrorizado de todas las maneras: con asesinos en serie, con locos de frenopático, con espíritus de otro mundo, con brujas y mucho más. También, claro está, explotó uno de los miedos más universales de la humanidad en su cuarta y considerada por muchos mejor temporada, Freak Show. Centrada en uno de los últimos circos ambulantes de Estados Unidos, esta remesa de capítulos pronto se ve manchada en sangre por la acción malvada y psicópata del payaso asesino Twisty. John Carroll Lynch consiguió llenar la pantalla en cada aparición y ser el protagonista de las pesadillas de muchos espectadores aún hoy.

It

Si naciste a finales de los 70 o principios de los 80 es probable que una de las películas que más pesadillas te haya generado de pequeño fuese It, la miniserie de 1990 dirigida por Tommy Lee Wallace adaptando una de las novelas más populares de Stephen King. Ahora, ya lo sabrás, ha vuelto con un remake que lo ha reventado en taquilla y que ha confirmado que el de Pennywise es uno de los personajes más espeluznantes de la historia del cine, ya sea en la piel de Tim Curry o Bill Skarsgard. Pese a estrenarse en televisión, el filme obtuvo un éxito considerable y no fueron pocas las películas (más bien de serie B) que intentaron, con poco tino, repetir la jugada. Aún hoy, si quieres ver una peli protagonizada por un payaso asesino, It no solo es la mejor, es la única aceptable.

 

Zombieland

¿Qué hay más espeluznante que un payaso? Un payaso zombie. Ahora que estamos a una semana de que se estrene la segunda parte de Zombieland, una de las mejores comedias de terror de la historia del cine, cabe recordar uno de los mejores momentos de la original. A mitad de película, cuando los protagonistas se encuentran en un parque de atracciones, el personaje de Jesse Eisenberg se encuentra con payaso al que se carga con un martillo de feria dando con otra de las reglas de supervivencia: sí, en un apocalípsis zombie has de ser un héroe.

 

Poltergeist

No tiene nombre y apenas protagonismo en la película, pero sin embargo, el causante de que muchos críos de los años 80 no pudiesen dormir durante semanas ante su presencia. En Poltergeist no asustan solo los espíritus, sino cualquier elemento de una casa encantada. En este caso, un muñeco de payaso que ataca al joven Robbie Freeling en la que es considerada por muchos una de las escenas más terroríficas de la historia del cine. Si te preguntas por qué muchos adultos tienen miedo a los payasos (y las muñecas) es por momentos como este.

 

Baskets

Un payaso también puede ser terrorífico por los motivos equivocados y sin necesidad de matar a gente. Baskets, algunos lo recordareis, fue una serie de seguimiento minoritario que terminó el pasado agosto sin hacer demasiado ruido. No era de terror sino uno de esos dramedies que tan bien han funcionado en el formato televisivo los últimos años protagonizado por un payaso (Zach Galifianakis) que fracasó en París y ahora se gana la vida en un espectáculo de rodeo en California. Si buscas series depresivas, el más vivo ejemplo de la derrota, hay pocas más inquietantes que esta.