Ser expatriado es un poco menos dramático si en tu nueva ciudad de origen te hacen sentir como en casa. Y, desde hace una década ya, Spanish Bombs Festival, lo que hasta 2017 se conoció como Spanish Rock Invasion, se encarga de que los españoles de Berlín se sientan bienvenidos y puedan disfrutar de la mejor música independiente hecha aquí desde su casa de adopción. 

Para su décimo aniversario, que tendrá lugar el jueves 28 de noviembre, la organización prepara una serie de cambios. Tras unos inicios dedicados a recorrer el tejido de salas de pequeño y mediano aforo de Berlín -Bassy Club, Badehaus, Urban Spree, Festsaal Kreuzberg- en esta ocasión toda la acción se desplazará a SO36, el templo punk por antonomasia de la ciudad. 

La sala de Kreuzberg cuenta con una historia sin parangón. Durante los años setenta rivalizó de tú a tú con el CGBG neoyorquino por la hegemonía punk rock mundial, y por ahí se dejaban caer celebridades como Iggy Pop y David Bowie. Actualmente, es un espacio que opera a pleno rendimiento poniendo el foco especialmente en los nuevos talentos de la ciudad. 

Ni son debutantes ni son de Berlín Carolina Durante, probablemente uno de los fenómenos de indie rock patrio más sensacionales de nuestros tiempos. La banda madrileña despuntó el año pasado con el hit Cayetano, un tema que conectaba con toda una generación con su sucesión de frases proclama, su particular sentido del humor, y un sonido que debía mucho a la Movida Madrileña y, en especial, a Los Nikis. Lo que siguieron fueron conciertos con entradas agotadas semanas antes, sonadas colaboraciones con Amaia de OT y un crecimiento viral que culminó hace unos meses con la publicación de uno de los discos más importantes del año, su debut homónimo. 

Mobe |

Ellos serán los encargados de poner el broche a noche para el recuerdo en la que también harán acto de presencia los barceloneses Mujeres. El trío lleva unos meses agitados: primero se fue uno de sus miembros y luego consiguieron el espaldarazo definitivo con su cuarto álbum, Un sentimiento importante, con el que certificaron su estatus de animales escénicos, con un garage punk que, sí, también bebe bastante de Los Nikis, pero también de otros clásicos del género como Ramones o The Sonics. De abrir fuego se encargan Mobe, post-punk pasado por un filtro electrónico. 

Mujeres |

Para los que quieran alargar la fiesta, Spanish Bombs Festival prepara una afterparty oficial en Wowsville Bar a partir de medianoche. Además, también se ha anunciado el tradicional concierto de presentación, el viernes 22 de noviembre, en Alaska, con degustación de tapas veganas y las sesiones de DJ Ana Espín y Playa Chica DJ.