Las cosas, como son: el sector automovilístico ha dado un vuelco en un margen de apenas cinco años. Hace un lustro, un coche eléctrico se veía casi como un esnobismo. Hoy, está asumido por todos como la única fórmula de movilidad para el futuro si no queremos cargarnos el planeta o terminar todos con enfisema pulmonar. Pero tiene más ventajas: apenas suena, no huele a combustible, está libre de humos y, los últimos modelos, ya aceleran antes que sus homólogos de gasolina. Y la autonomía, esa asignatura pendiente, cada vez es mayor: ya hay modelos que superan los 500 kilómetros sin pasar por un enchufe. 

Por eso no extraña que uno de los eventos de la industria del automóvil más importante del mundo, el Salón de Fráncfort, les dé a este tipo de coches un protagonismo absoluto en la edición de este año, que arranca la semana que viene (del 12 al 22). Te adelantamos aquí cinco modelos que se destaparán en esos días.

Porsche Taycan

En Porsche dicen que "es un Porsche con todas las de la ley", aunque ya no lleve un seis cilindros bóxer bajo el capó, sino tecnología electrificada. A saber: llega hasta los 761 caballos de potencia y declaran una aceleración de solo 2,8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. La autonomía es de más de 400 kilómetros. ¿Y el comportamiento? Hasta que no nos pongamos al volante en 2020 no podremos decirlo, pero desde luego, sobre el papel, promete. 

Honda e 

Llega a 220 km de autonomía, y un interior que destierra los botones en favor de las pantallas. A la derecha del volante, dos de 12,3 pulgadas, de manera consecutiva, que integran todas las funcionalidades del sistema multimedia, la carga restante, etcétera. Junto a las puertas hay otras dos pantallas de seis pulgadas que muestran las imágenes captadas por las cámaras que sustituyen a los retrovisores. Llega a los 154 CV (113 kW) y acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos.

Volkswagen ID. 3

Lleva 30.000 reservas, y ni siquiera sabemos cómo es su diseño, porque Volkswagen aún no le ha quitado las pegatinas. Lo hará en el Salón de Fráncfort la semana que viene y, con permiso del e-Golf, será el primer coche totalmente eléctrico desarrollado desde cero por la marca de Wolfsburgo. Y para todos: prometen que partirá de un precio en torno a los 30.000 euros.

Cupra Tavascan

Es el que ves en la foto que abre este artículo: rinde 306 CV y alcanza 450 km de autonomía. Los asientos son de tipo competición con altavoces integrados, y tiene dos pantallas: una de 12,3 pulgadas tras el volante que hace de panel de instrumentos digital y otra de 13 sobre el salpicadero para el sistema multimedia. El prototipo de Cupra alcanza los 100 km/h en menos de 6,5 segundos. Sí, esta la mala noticia: por el momento, no estará a la venta. Por el momento. 

Mini Cooper SE

Ofrece un motor de 184 CV, y 270 Nm de par máximo, muchos para un coche de su tamaño. Con su batería de 32,6 kWh es capaz de alcanzar los 270 kilómetros sin repostar. El vehículo acelera de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, y su velocidad máxima es de 150 km/h. Es un hito importante: en la propia Mini han dicho que, en un futuro no muy lejano, todos sus modelos serán eléctricos.