Toda buena serie viene acompañada de unos títulos de créditos que cuando no son icónicos, directamente hacen que e explota la cabeza. Hay tantos ahí fuera que escoger solo diez es un insulto a maravillas que se quedan fuera de esta lista como Bored to Death, The Leftovers, True Detective, Carnivale o A dos metros bajo tierra, pero ahí van nuestras apuestas más firmes: de Dexter a Westworld.

 

1 Dexter

Posiblemente, el mejor opening que se haya realizado en los últimos años, especialmente por el detalle con el que está dirigido. Lo que algunos pueden ver como alusiones al homicidio, en realidad son magníficos planos del día a día de cualquier persona (por algo se titula Morning Routine). Los más avispados se darán cuenta de que está inspirado en los títulos de crédito de American Psycho.

 

2 Twin Peaks

De acuerdo, los títulos de crédito de Twin Peaks no son espectaculares ni dan tanto miedo como la serie, pero se las apañan muy bien para que resulten hipnóticos, con esa mezcla de planos de la naturaleza que parecen sacados de un documental de La 2 y otros de una fábrica. Quizá son algo largos, pero para nada se hacen pesados, y menos con la música de Angelo Badalamenti sonando de fondo. 

 

3 American Horror Story

Fotografías en color sepias, cristales rotos, bebés en jarros, animales extraños, sótanos repletos de instrumentos de tortura, calaveras, tijeras ensangrentadas y fuego, mucho fuego. Si los creadores de American Horror Story se habían planteado acojonar con sus títulos de crédito, lo consiguen por completo. Por cierto, hemos recuperado el de la primera temporada porque, claramente, es el mejor. 

 

4 Los Simpson

Los títulos de crédito de esta comedia de animación clásica entre clásicos son de lo más icónico que ha dado la historia de la televisión y sólo por eso merecían estar en esta lista. En sus casi 30 temporadas ha dado tiempo para verlos cambiados de muchas maneras, como por ejemplo, cuando homenajearon a Juego de Tronos, pero el mejor de todos, y el que os dejamos a continuación, es el que hizo Bansky con una crítica bastante explícita. No tiene precio.

 

5 The IT Crowd

Queríamos incluir alguna comedia excéntrica, por eso hemos apostado los títulos de créditos de The It Crowd, de lo mejorcito que ha salido del Reino Unido. Nos chifla esa animación por ordenador, como de videojuego antiguo y, por supuesto, la música electrónica, que está compuesta sorprendentemente por Neil Hannon, de The Divine Comedy. No hace falta decir nada más. 

 

6 Westworld

Lo de Westworld es una alucinante obra de orfebrería que casi se consume como un cortometraje en sí mismo, que sugiere todo el poder de seducción de una serie difícil de encasillar y comparar con cualquier otra de la parrilla. Detrás de ellos está Patrick Clair, un hombre con un cúrriculo envidiable en esta materia: ya hizo los de True Detective, Daredevil y The Man At High Castle, pero esta es su mejor creación.

 

7 Juego de Tronos

Los títulos de créditos de Juego de Tronos son quizá demasiado largos, pero es algo completamente necesario por su formato. En ellos se puede ver los distintos escenarios en los que se desarrollará la acción en el capítulo. Es decir, las distintas ciudades con los respectivos blasones familiares. Por eso, aunque a priori pueda dar un poco de pereza verlo repetidas veces, se hace indispensable echarle un vistazo si no te quieres perder qué es lo que sucederá, o mejor dicho, dónde se desarrollarán las tramas.  

 

8 Los Soprano

Alguien tenía que poner en el mapa una ciudad tan importante como Nueva Jersey, maltratada por ser la vecina de la todopoderosa Nueva York. Y esos fueron los creadores de Los Soprano. En los títulos de crédito seguimos por la ciudad en coche a Tony Soprano, el protagonista. No es que sea una preciosidad de urbe, pero al final se le acaba pillando el encanto. Y mucho ojo a la pegadiza canción de Alabama 3. 

 

9 True Blood

A menudo se pide que unos títulos de crédito capturen la esencia de la serie que acompañan y no se nos ocurre un mejor ejemplo que el de True Blood. Ese cartel de God Hates Fangs tan irónico, esas misas animadas, esos zorros descomponiéndose, ese seductor humo saliendo de una hermosa boca… Todas las escenas son hipnóticas y no te cansas de verlas. Y lo mejor de todo, la canción de Jace Everett. 

 

10 Orange Is The New Black

Los títulos de crédito de Orange Is The New Black son sin duda los mejores que nos hemos echado a la cara recientemente. Y mira que la idea es bien simple: poner en primer plano una serie de rostros femeninos que representan las reclusas de la prisión en la que está inspirada la serie. Echa el resto la estupenda canción de Regina Spektor.