Hemos consultado de distintas fuentes (entre ellas, la agencia estatal Visit The USA, algo así como la "Marca España" estadounidense), y hemos añadido alguna experiencia personal 'in situ' para elaborar una lista con las propuestas culinarias más interesantes que algunas ciudades y Estados tienen para ofrecer.

Tucson (Arizona): pionera del Slow Food

A una hora escasa de la frontera con Méjico y en pleno desierto de Sonora, Tucson fue en 2016 la primera ciudad de Estados Unidos en ser reconocida por la UNESCO como Ciudad de la Gastronomía. El título llegó a raíz de su tradición agrícola, la más antigua de America del Norte, y quizás por ello es una ciudad tan rica en alimentos tradicionales, siendo la que más alimentos tiene catalogados en el Slow Food International Ark of Taste del país. Pero su fama culinaria llega también a bares y restaurantes, como el Downtown Kitchen & Cocktails del reconocido chef Janos Wilder, o The Carriage House, que funciona como escuela de cocina y espacio para eventos. Tucson es conocida también por sus organizaciones de alimentos sin ánimo de lucro y panaderías apoyadas por la comunidad, como la Barrio Bread.

Providence (Rhode Island): la cuna del farm-to-table

A pesar de ser el estado más pequeño del país, Rhode Island tiene miles de granjas y casi 650km de costa, lo que le convierten en uno de los principales exponentes del 'farm-to-table'. En su capital, Providence, se encuentra una de las escuelas culinarias más importantes del país, Johnson & Wales, alma mater de chefs como James Mark o Ben Sukle. Otra parada obligatoria en esta ciudad es el barrio de Federal Hill, repleto de pastelerías y negocios de comida familiar, con una tradición que se remonta al siglo pasado, cuando los inmigrantes italianos comenzaron a construirlo. 

Rochester (Nueva York): del Garbage Plate a la cocina del mundo

Al oeste del estado de Nueva York se encuentra Rochester, un destino con gran variedad de oferta gastronómica. Por sus calles se puede probar desde cocina etíope en Abyssinia, hasta clásicos del sur del país en Revelry, o una fusión dominicano-estadounidense en Mamajuana, conocido por su rollo de sushi de Flower City. Pero si hay algo que caracteriza la gastronomía de Rochester, tiene que ser el Garbage Pate, cuya traducción literal es plato basura. Este nombre tan poco atractivo se puede entender al ver que está hecho a base de  patatas fritas, perritos calientes, chiles, frijoles horneados, cebollas y mostaza. Toda una bomba que, desde que fue concebida en 1918 por Nick Tahou Hots, es un must para residentes y turistas.

Charlotte (Carolina del Norte): la novedad en la escena culinaria estadounidense

Charlotte se está abriendo hueco en el mapa culinario de Estados Unidos gracias a su diversidad gastronómica y al reconocimiento de chefs como Joe Kindred, Paul Verica y Greg Collier, semifinalistas de los aclamados premios de la Fundación James Beard. El crecimiento gastronómico de esta ciudad se hace evidente en los cuarenta nuevos restaurantes que se han abierto recientemente, con platos innovadores y cocinas de fusión. Destaca el autoservicio de dos pisos y cuatro pistas de bolos Pinhouse, el bar de cócteles y aperitivos Idlewild, y el Waterman Fish Bar en South End. 

Birmingham (Alabama): la elegante tradición del sur

Si los chefs mencionados en Charlotte fueron nominados por la Fundación James Beard, el que se llevó el premio al restaurante más destacado de Estados Unidos el año pasado fue el Highlands Bar and Grill, en Birmingham. El menú de este restaurante del histórico distrito de Five Points South cambia a diario, y es una fusión de cocina francesa con la tradición del sur, siendo pionero en el movimiento 'farm-to-table'. En la ciudad se puede probar además cocina de todo el mundo, como la italiana en GianMarco’s, la nepalí en Bamboo, o el pollo frito al limón del Airstream en Hotbox. 

Sacramento (California): la ciudad del caviar

La ciudad de Sacramento será incluida este año en la primer edición de la Guía Michelin de California 2019 gracias a su variedad de ingredientes a buen precio, que ha llevado a muchos reconocidos chefs de la bahía de California a instalarse ahí. Entre ellos destaca el chef  Brad Cecchi, con una estrella Michelin por su restaurante Solbar en Calistoga, o Sam Marvin, que dejó sus restaurantes de Los Ángeles y Las Vegas para abrir su propio negocio en Sacramento. Por si fuera poco, esta es la ciudad donde se produce el 80% del caviar de Estados Unidos. 

Columbus (Ohio): del 'fine dinning' a la cocina familiar

En la llamativa torre LeVeque, uno de los rascacielos art decó más elegantes de Estados Unidos, se encuentra el restaurante Keep de Jonathan Olsen. Esta brasserie es de estilo sencillo en su salón, pero aporta un toque moderno a la cocina tradicional francesa, experimentando con ingredientes locales. Además, al ser una ciudad estudiantil, hay muchas alternativas asequibles por Columbus, como los puestos en el North Market y en el DK Dinery, donde hay que probar los biscuits&gravy (panecillos de masa blanda servidos con una salsa blanca de cerdo) y los doussants (híbrido de donut y croissant). 

Denver (Colorado): una escena llena de chefs reconocidos

Solo el año pasado se inauguraron en Denver 250 restaurantes y, tanto en 2018 como este año, cuatro chefs locales han sido semifinalistas de los James Beard Awards. Todo esto es una pequeña muestra de la velocidad a la que esta ciudad se está convirtiendo en un referente gastronómico de Estados Unidos, con sus cervecerías, locales de brunch y espacios gourmet. Denver es también el objetivo de chefs y restauradores de renombre mundial, como Alon Shaya y su cocina israelí moderna, o la popular coctelería neoyorquina Death & Co, que ha abierto sus puertas recientemente en esta ciudad de Colorado. 

Santa Barbara (California): experiencias culinarias de lujo

Esta región ha sido siempre reconocida mundialmente por su materia prima y exquisitos ingredientes como el vino, los mariscos sostenibles y los productos frescos, disponibles durante todo el año. La escena gastronómica de la ciudad de Santa Barbara está siendo revolucionada en los últimos años con la llegada de chefs de todo el país y el incremento de viajeros amantes del lujo, atraídos por una renovada oferta hotelera que también ha generado un incremento en la demanda de experiencias gastronómicas de alto nivel. Uno de los objetivos de estos visitantes tan exigentes es el Silver Bough, con un cuidado menú de 550 dólares por persona, o cualquiera de los locales que ofrecen experiencias de maridaje de vino y chocolate, como el Grassini Family Vineyards o el  Melville Winery.

St. Pete/Clearwater (Florida): playa y sol con estrella Michelin

Playa, sol y una excelente gastronomía se mezclan en el relajado ambiente de St. Pete/Clearwater, casa del restaurante FarmTable del chef Michael Mina, con una estrella Michelin. A él se suman otros de alto nivel como The Mill and Sea Salt, el Ichicoro Ane, segundo mejor restaurante en Tampa Bay, o nuevas propuestas como el  Trophy Fish y su pescado acompañado de un cóctel de cerveza de Florida. Y es que la ciudad se está consolidando también como el mejor destino en Florida ara los amantes de la cerveza artesana, con la apertura de enormes bodegas y locales dedicados exclusivamente a esta bebida. 

Annapolis (Maryland): la capital del cangrejo

La pequeña ciudad de Annapolis presume de ser la capital de Maryland, un estado que es conocido en el ámbito culinario por sus restaurantes de marisco. En concreto, los habitantes de Maryland están locos por el cangrejo, siendo muy popular echarlo incluso sobre las patatas fritas, con el llamado Old Bay, una mezcla de hierbas y especias con sabor a este crustáceo. Pero el cangrejo se sirve de formas muy diferentes: cocido, al horno, en dips, o hasta en crab cakes o tartas de cangrejo.  Además en Annapolis se celebra cada Marzo una semana de los restaurantes, en la que participan alrededor de 40 locales para ofrecer menús especiales con maridajes a la altura. 

San Francisco (California): el destino de los más golosos

Esta ciudad es conocida en Estados Unidos por sus fábricas y tiendas de chocolate, gracias en gran parte a Ghirardelli Chocolate, la marca de chocolate local por antonomasia. La tradición chocolatera de la familia Ghirardelli se remonta al siglo XIX cuando su creador Domenico se introdujo en el comercio de chocolates y confitería. Tras mudarse a California, fue abriendo locales en el estado hasta convertirse en todo un referente. Su curiosa técnica de elaboración es también muy especial: se cuelga una bolsa de masa de chocolate en una habitación caliente para que gotee la manteca de cacao, dejando un residuo que puede convertirse en chocolate molido. Este proceso, conocido como Broma, produce un sabor a chocolate más intenso que el resto de técnicas. 

Los Ángeles (California): la ciudad de las tiendas gourmet

Los Ángeles es la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos, y es conocida por sus playas y lujosos barrios repletos de 'celebrities'. Pero también tiene una amplia cultura culinaria, contando con una larga lista de mercados y tiendas gourmet exclusivas. De entre ellas, destaca Sorrento Italian Market, conocido por sus sándwiches italianos, Mrs. Winston’s Green Grocery, especializada en ensaladas, Epicure Imports, que vende productos de importación, y Mel & Rose, tienda que vende una variedad de productos delicatessen. La ciudad es conocida también por tener grandes locales especializados en productos como las palomitas en Popcronopolis, o Galco’s Soda Pop Stop, que vende todo tipo de refrescos. 

Chicago (Illinois): el objetivo de los amantes de la cocina americana

La ciudad que crece a lo largo del lago Michigan se convierte cada año en el punto de reunión de los chefs más reconocidos del país. El Chicago Gourmet, organizado por Bon Appétit, se celebrará este año del 24 al 29 de septiembre en Millennium Park, y esta vez ofrecerán dos seminarios dirigidos por los mejores sumilleres que, como la organización explica, “abrirán botellas y mentes con nuevos vinos para probar y cócteles que agitar”. El objetivo de esta feria culinaria es reunir a amantes de la cocina y el buen maridaje para hablar de temas que les interesan, probar platos exclusivos, y poder conocer a sus cocineros favoritos. 

Hawaii: exótica variedad

Jonathan Borba

El paradisíaco archipiélago cuenta con una cocina que se diferencia por completo de la del resto de Estados Unidos. Con un aire claramente japonés, son muy conocidos los pokes hawaianos, ensaladas de pescado crudo marinado con sal, salsa de soja y aceites y acompañado de algas, guindilla, sésamo, hierbas, frutos secos, verduras y frutas como el aguacate y el mango. Otro típico hawaiano son los tacos de pescado, que se fríe en tempura y se acompaña de salsas mejicanas como el guacamole o el chipotle. De curioso nombre, se debería probar el Loco Moco, cocinado con una hamburguesa, huevo frito, arroz blanco hervido, gravy y mac and cheese, el plato más típicamente americano solo apto para los más hambrientos. Como estos, se pueden probar platos de todo tipo, llegando a desayunar dumplings, beber Mai Tais, y tomar Malasadas de postre.