Steven Spielberg expresó en el pasado su preocupación por la irrupción de las plataformas de streaming y como sus políticas de estreno de determinadas películas como Roma podrían afectar a la industria en Hollywood. Pese a sus comentarios, en los últimos meses el genio cinematográfico se ha ido acercando cada vez más a este sector. Si hace unas semanas se confirmaba que el director proporcionaría a Apple TV+ una serie, ahora ha anunciado su participación en una serie que podrá verse en streaming online.

After Dark, que así es cómo se llamará la serie, contará con entre 10 y 12 capítulos y se estrenará en exclusiva en Quibi (una abreviación de ‘quick bites’, es decir, bocados pequeños), una nueva plataforma que llegará en abril del año próximo dedicada a los contenidos en vídeo de corto formato. Detrás del proyecto está gente de Disney, HP y Dreamworks, lo que explica que hayan conseguido la involucración del director. El caso es que la ficción viene con una interesante premisa con vuelta de tuerca tecnológica: no vas a poder verlo hasta que se haga de noche.

 

Control horario

En efecto, una de las condiciones de Spielberg para sumarse al proyecto era que After Dark solo podría verse en horario nocturno, y esto lo van a conseguir usando el reloj interno del smartphone. Si ya se ha puesto el sol donde estés, los capítulos serán visibles. La aplicación de Quibi, además, contará con un reloj que te alertará del tiempo que te queda para seguir con tu maratón catódica. Cuando se haga nuevamente de día, la serie desaparecerá de tu móvil. De momento, el director ya ha escrito el guion de la mitad de la temporada, y esto es algo especialmente digno de celebración, pues Spielberg lleva ya un buen tiempo sin escribir.

Quibi quiere empezar esta andadura a lo grande. Ya manejan otras ocho producciones “súper premium”, es decir, cortos con grandes nombres detrás. También tendrán un buen puñado de series de prestigio, que se irán emitiendo semanalmente, a diferencia de plataformas como Netflix o Amazon Prime Video. El objetivo es conseguir un ritmo de 125 contenidos semanales, o sea, 7.000 piezas al año. Para ello, sus creadores han conseguido recaudar 1.000 millones de dólares para su financiación en el corto plazo. Costará 4.99 dólares al mes con anuncios y 7.99 dólares sin ellos.