Una de las prendas de invierno esenciales es la shacket, que viene a ser un apócope de shirt y jacket, es decir, camisa y chaqueta, puesto que la shacket es una mezcla de ambas, aunque algunas se parecen a camisas de leñador y otras a overshirts de invierno. El caso es que todo hombre debe tener una en su armario. Por lo menos.

Y, dado que la mayor parte de las firmas de moda masculina tienen un sinfín de shackets en sus colecciones, hemos hecho una florida y granada selección de los modelos más interesantes, tanto a nivel práctico como estético. Como suele decirse en estos casos, no están todos los que son… pero todos los que están abrigan.

 

Balenciaga

Aunque en las distancias largas parece una camisa de leñador corriente y moliente, si nos la probamos nos daremos cuenta de que es muchísimo más que eso: una shacket de algodón de franela, con el interior aislado y acolchado y costuras primorosamente cosidas en Vietnam. Una prenda versátil, que lo mismo vale para un invierno destemplado, para un intempestivo otoño o para una gélida primavera.

Precio: 1.150 €

 

Stone Island

El algodón impermeabilizado es el material preponderante en esta informal overshirt roja de la marca italiana Stone Island. Se trata de una prenda extremadamente ligera, pero que abriga y protege contra la humedad como la que más. Por otro lado, su acabado envejecido le da un –falso pero resultón– toque vintage. En definitiva, una shacket pura y original que te durará toda la vida. O casi.

Precio: 295 €

 

Maison Margiela

Quizá la shacket más exquisita de la temporada sea esta maravilla negra creada por el diseñador belga Maison Margiela. Inspirada en la ropa de trabajo y en las antiguas creaciones de sastrería, está fabricada íntegramente con pura lana virgen, y dispone de cuatro prácticos y vistosos bolsillos. Pero el detalle más asombroso es ese extraño cuello que, al desabotonarse, se transmuta en un par de solapas.

Precio: 630 €

Loro Piana

Fabricada con tecnología Storm System que asegura su resistencia al frío, a la lluvia y a todo tipo de inclemencias meteorológicas, esta shacket está compuesta esencialmente de cachemir, lana virgen, nilón y poliéster. Pero, más que en su composición, el secreto de su belleza está en su diseño clásico, en sus preciosos botones y en ese color gris mélange que está hoy más de moda que nunca.

Precio: 2.600 €

The Workers Club

Aparentemente sencilla, esta shacket de factura británica tiene un sinfín de pequeños detalles que merece la pena señalar. Por ejemplo, la lana con la que está fabricada viene de una legendaria granja escocesa, y cada uno de sus hilos ha sido teñido artesanalmente para encajar en el tono de naranja deseado. En fin, que todo en esta prenda, desde la primera hebra hasta el último botón, es único y genuino.  

Precio: 350 €