"Perdona por no haberte respondido antes, me quitan el móvil para grabar. Han sido unos meses de locos, pero ya hemos acabado, ¡por fin!". Así se disculpaba hace unos días Juan Avellaneda después de un tiempo largo, larguísimo, intentando cuadrar agendas para realizar esta entrevista. El diseñador barcelonés, a sus 37 años, es una estrella inopinada de la pequeña pantalla después de haber participado en numerosos formatos televisivos, el último, Masterchef Celebrity, cuya grabación acaba de finalizar.

Sin embargo, esto no debería eclipsar el talentazo que esconde su irrebatible fotogenia: después de graduarse en Dirección Creativa en la Saint Martins de Londres (donde también estudió Pelayo) añadió un máster MBA en Finanzas a su currículum. Trabajó unos años para otras firmas, hasta que por fin decidió lanzar la suya en 2015, centrada en un principio en moda masculina, aunque la línea divisoria de géneros se diluye en cada nueva colección que presenta: como una reciente serie de bolsos a la que él mismo añadía la etiqueta de "sin sexo".

¿Quién es Juan Avellaneda y por qué suena tanto su nombre en todas partes?

Juan Avellaneda es un apasionado de la creatividad. Es diseñador pero realmente tiene un concepto de diseño que hace que le interese crear tanto moda, como espacios como tejidos, o cualquier cosa que pueda formar parte de su imaginario. Considero que la visión de un diseñador no debe ceñirse a la moda sino al universo que tiene en su mente.

Bernat Pérez Tudela

¿Cómo fue el primer momento en que tomó conciencia de la relevancia de la moda? En el que se miró al espejo y dijo: "¡Eso que llevo puesto me lo he puesto porque luzco mejor!"

Por lo visto las rayas horizontales de pequeño era imposible ponérmelas, todo lo que me ponían decía que me picaba pero creo era una excusa porque no me gustaba, y sigo sin usar ese tipo de estampado… Así que creo que ese fue mi “primer momento moda”, cuando empecé a opinar sobre un look.

Hablando de recuerdos, ¿cuál fue el primer outfit que se compró con su propio dinero?

Un total look de Gucci de traje en un color berenjena con zapatos mocasín de la época Tom Ford.

Avellaneda es moda como “de lujo de toda la vida”, como dice su slogan “no grunge just glamour". ¿Puede contarnos un poco más sobre su actitud ante la moda que crea?

Creo que las tendencias son altamente peligrosas. Yo quiero crear piezas que sean asequibles, que estén muy bien acabadas y que sean bastante únicas. Parece que ahora lo que se lleva es lo grunge, lo feo, lo no estético, y a mi personalmente me encanta todo lo contrario, me encanta el glamour, el exceso, la sofisticación y el hedonismo.

Bernat Pérez Tudela

Ahora crea para hombres y mujeres. ¿Qué comparten las prendas y las colecciones? ¿qué las diferencia?

En mis colecciones los hombres y mujeres visten igual, sí es cierto hay alguna pequeña licencia en algún tipo de parte de arriba pero por lo general el 90% de la colección es la misma para ambos géneros

¿Qué es más importante? ¿Un accesorio o una prenda?

Una buena prenda resistirá el paso del tiempo y siempre podrás rescatarla, además podrás combinarla con mil accesorios y eso lo hará diferente, pero la prenda siempre se irá adaptando

Sus propuestas para este verano 2019 para hombre son elegantes, pero a la vez fáciles de poner. ¿Cómo fue ese momento creativo?

Todas las prendas son prendas que me apetecen, que me pondría o que esta temporada quiero usar. Diseño así, me imagino a una mujer tipo Nieves Álvarez vistiéndolas y a mí si pienso en un hombre. Y a partir de ahí sale todo.

Bernat Pérez Tudela

Si tuviera que poner música a esta colección, sería...

¡La lista de Spotify del Hotel Costes!

Y si tuviera que vestir con ella al reparto de una serie o película, presente o pretérita...

El talento de Mr Ripley (Anthony Minghella, 1999), La gran belleza (Paolo Sorrentino, 2013) o La piscine (Jacques Deray 1969).

La televisión es parte de su universo. Primero fue Cámbiame, y ahora vuelve con mucha fuerza a Master Chef Celebrity ¿Cuál es su relación con la pantalla chica? ¿Cuánto de Avellaneda vemos en la tele y cuánto se queda en el ámbito privado?

En televisión solo se ve la parte profesional y la parte emocional, pero la sentimental es demasiado privada para mi, esa parte no se puede mostrar porque es demasiado intima y donde me refugio. Pero en la televisión se ve al 100% quien soy, no intento hacer un personaje, simplemente juego y disfruto y soy sincero y creo ese es el secreto.

Bernat Pérez Tudela

Es un hombre al que muchas marcas adoran. Cuéntenos cómo empezó a colaborar con Diageo, Montblanc o Bulgari.

Lo divertido de poder colaborar con una marca es que te permiten entrar en su universo creativo y te dejan jugar con ese universo desde tus propios códigos. Y creo es algo que te hace salir de tu zona de confort y que tiene una parte lúdica importante. Me encanta colaborar con cualquier marca porque creo que así despiertas los sentidos, dejas de estar cómodo, y aunque sea un examen, ¡me pone mucho!. 

Sus prendas están en casi todas las alfombras rojas. ¿Cómo es de importante que sus creaciones estén en los medios de comunicación con looks vestidos por famosos?

Nunca hemos ido detrás de nadie para vestirlo, aunque creo ahora deberíamos hacerlo. Todo ha sido orgánico y han sido las personas las que han visto las prendas y se han enamorado. Sí es cierto que hay personas que me encantaría vestir y ahora intentaremos apretar por ahí pero me encanta cuando una prenda habla a alguien y esa persona la quiere llevar en un día especial o sobre una alfombra roja. Para mí es maravilloso ver cómo cada personaje hace la prenda algo suyo porque para el resto de personas es interesante ver cómo queda en cuerpos diferentes y personalidades diferentes.

¿Quiénes son los famosos que mejor representan el espíritu Avellaneda?

En mujer, sin duda mi amiga y musa Nieves Álvarez, como he comentado anteriormente. Reconozco que cuando diseño me imagino las prendas en ella, y luego el fitting lo hago sobre ella. Y cuando se trata de la moda de hombre me gusta pensar en algún tipo de dandy, en alguien elegante pero no casposo, sofisticado pero no pretencioso. Alguien auténtico que juegue con la tendencia pero que no viva por ella, sino que tenga la personalidad suficiente para que no le importe el qué dirán si se arriesga un poco mas

Bernat Pérez Tudela

Y hablando del hombre de la calle. ¿Cómo le inspira una sociedad como la española? ¿Hay diferencias geográficas en la forma de vestir? ¿Le inspiran más los hombres en Barcelona, en Madrid, en Sevilla...?

Creo hay tesoros en todas partes, de repente es maravilloso ir por la calle en cualquier cuidad y encontrarse alguien que digas: “¡Me encanta ese rollo!”! Y creo en cualquier sitio incluso en el pueblo más remoto, siempre puedes encontrar inspiración.