Inclusivo pero reaccionario. La cultura del ‘skater’ en sí está ligada a una resistencia al “Estado Niñera” (cuando el Gobierno interfiere en la esfera personal de los individuos), una denominación prolífica e histórica encabezada por Hunter S. Thompson y C.S. Lewis, pero tal vez más sintomática del momento político actual que nunca. 

Esta puede ser una de las razones, al menos, para la revisión de la cultura del skate en la cultura popular; Minding the Gap de Bing Liu, Skate Kitchen de Crystal Moselle y Mid-90's de Jonah Hill son solo algunos de los muchos filmes con tintes documentales que sondean la juventud y la comunidad de Estados Unidos a través de la lente de esta subcultura.

Palm Angels, la marca concebida por el  director de arte de Moncler, Francesco Ragazzi, posiciona a la cultura del skate en la vanguardia de la ropa de lujo, que obligó a la industria a recodificar sus nociones de moda de alta gama cuando lanzó su primera línea de ropa en 2015. Está inspirada en la serie fotográfica del propio Ragazzi sobre la cultura skate del centro de Los Ángeles, que recoge el libro Palm Angels, publicado por Rizzoli en 2014, y encapsula las sensaciones y la belleza de un deporte, un estilo de vida y una cultura.

8 Moncler Palm Angels |

La colección otoño/invierno 2019, es una cápsula dentro del proyecto Moncler Genius donde confluyen las dos marcas, un guiño a esta firma fundada en la subcultura y el arte reaccionario. En colaboración con Willi Dorner, un artista y coreógrafo austriaco preocupado por el encaje del cuerpo humano en los espacios urbanos, en su presentación se permitió a los asistentes rociar pintura sobre la colección, haciéndose eco del arte vandálico; incorporando tonos de joya, patrones gráficos y letras de grafiti en su línea de monos y plumíferos, condimentados con camisetas y guantes sin dedos.

'PORT' habló con Francesco Ragazzi sobre su colección Otoño / Invierno 2019, la mirada fotográfica y su disgusto por el término “streetwear”.

Palm Angels nació de una fascinación y amor por la cultura y las subculturas de los ‘skaters’ de Los Angeles. 

Realmente comenzó con este proyecto de fotografía que cristalizó en un  libro, Palm Angels. Al principio, fue realmente mi amor por Los Ángeles, los sentimientos y las vibraciones que genera esta ciudad, lo que luego se tradujo en esta serie de fotos espontáneas de skaters, que luego se tradujo en un libro de fotografía y finalmente, en una colección de ropa. Fue realmente un proceso personal para mí, y el punto de partida para mí es ese: el amor por la ciudad.

Es director y diseñador creativo, y también un fotógrafo. ¿Aplica esa misma mirada fotográfica a su línea de ropa?

Sí definitivamente. El libro me ayudó al principio a dar forma a la marca. Pero luego, dibujar la marca y diseñar una nueva colección cada temporada me llevó a un proceso que ahora tengo asumido: tomar algo que existe y tratar de contar mi propia historia sobre eso, desde una perspectiva diferente. Para mí, fue realmente a partir de una parte de la cultura estadounidense y contar mi propia historia a través de ella. Se trata realmente de crear una visión sobre algo existente con una perspectiva diferente.

8 Moncler Palm Angels |

En esta colección más reciente incorpora estos temas de resistencia y rebeldía que existen dentro de la cultura del skate, incorporando patrones que evocan el arte callejero y el grafiti. ¿Cree que estas ideas de subculturas, particularmente dentro de la cultura skater, todavía tienen peso hoy en día?

Creo que hay un poco menos de subcultura que antes, porque internet y las redes sociales pusieron de relieve casi todo. Es difícil tener una subcultura ahora, algo que nadie realmente conozca. Hoy todo está al alcance y bajo la mirada de todos, lo que creo que podría ser algo bueno, pero por otro lado, también podría ser malo. Personalmente, creo que es interesante poder descubrir las cosas que no pudimos descubrir antes, y esto es parte del cambio que viene con las redes sociales e internet.

El punto de partida de este espectáculo es una exhibición de Jeff Koons que fue objeto de vandalismo. ¿Qué tiene Jeff Koons, como artista, que le atraiga?

Me inspiré en esta imagen de la vandalización de una obra de Jeff Koons. A partir de esa imagen, quise pensar en cómo podría brindar esa misma experiencia a la audiencia y diseñar la colección en torno a esa idea. La idea de la colección era romper la pureza de Moncler, destrozarla. Al mismo tiempo, quería hacer exactamente lo mismo para el evento: crear ilustraciones que luego podrían ser objeto de vandalismo por parte del espectador.

Y colaboró con el artista Willi Dorner para la colección 8 Moncler Palm Angels...

Sí, entonces Willi me creó algunas obras de arte que luego podría destrozar. Estas imágenes se mostraron en el espacio de la galería donde presenté mi colección, que luego podría ser objeto de vandalismo.

8 Moncler Palm Angels |

¿Cómo surgió esta colaboración?

Lo descubrí en Instagram y lo contacté para trabajar en este proyecto. Su visión, sus gráficos, la forma en que puedes sentir sus obras de arte... Porque él es un coreógrafo y no un fotógrafo. Necesitaba una simplicidad porque el trabajo y la colección ya eran complejos en sí mismos, así que necesitaba a alguien que aportara pureza a lo que estaba haciendo. Y creo que las fotos resultantes son exactamente lo que estaba buscando.

Son interesantes las formas en que ha evolucionado el streetwear, de la misma manera que lo ha hecho el grafiti, dentro de la opinión pública, muy diferente a sus inicios, cuando eran asociados con formas de arte de perfil bajo. ¿Todavía encuentra estas mismas ideas hoy? ¿Cuál es su relación personal con lo que los italianos definen como “alta moda”?

Creo que el mundo se mueve tan rápido ahora y, lo que es más importante, la cultura cambia tanto en tan poco tiempo, que la moda urbana se ha vuelto algo enorme porque va a caballo de la cultura general que no para de crecer, de la música y el arte, donde todo cambia a diario. Es por eso que estamos en el momento en que la moda urbana ha cobrado tal impulso. La moda es un espejo de la cultura. Realmente odio el término streetwear, porque creo que es una etiqueta de gente que no comprende realmente su origen. Se usa de forma superficial. 

Ha hablado de buscar una nueva fuente de inspiración en Asia, ¿qué puede adelantar sobre el futuro de los Moncler Palm Angels como marca?

Mi idea es la de una marca que necesita ser global y hablar varios idiomas al mismo tiempo. Estar presente en cada país como si fuera de ese país. Entonces, el mundo es realmente mi inspiración en este momento. Pero, dicho esto, el ADN debe estar allí y siempre seré una marca estadounidense con una sensibilidad diferente. 

¿Tiene alguna pieza favorita en particular de esta colección? Venga, mójese. 

Me encanta el plumífero metalizado.