La moda ya no entiende de géneros. Si en el siglo XIX los pantalones dejaron de ser una pieza exclusivamente masculina, en el siglo XXI son los bolsos los que dejan de ser un accesorio meramente femenino para convertirse en toda una tendencia masculina.

Un accesorio por el que las grandes firmas de lujo, como Bvlgari, apuestan cada vez más. Y es que, bajo la mirada hedonista del diseñador Juan Avellaneda, ayer la casa romana presentó en la boutique  de Ortega y Gasset dos bolsos de edición limitada tanto para él como para ella. Versátiles en cuanto al uso y al público  y con aire mediterráneo, estos bolsos son la versión más mediterránea del modelo Serpenti Forever (el más emblemático de la firma) y el Serpenti Diamond Blast (inspirado en la estrella de ocho puntas de la boutique Bvlgari de Via Condotti).

Matteo Carassale

El diseñador, uno de los mejores sastres de España, ha transformado el interior de los bolsos con alegres y sensuales flores. La serpiente, talismán de la marca desde hace siglos, también está presente en el estampado interior de cada bolso y en la borla fluorescente que los adorna. Un guiño que plasma a la perfección la esencia del diseñador barcelonés, apasionado por el barroco y los colores llamativos. Disponibles a partir del 3 de junio.

Un concepto de lujo, sin estridencias y muy moderno donde el placer visual ha sido primordial  y que cuenta con un packaging especial. Además, estos bolsos incluyen la última tecnología. Estos Serpenti Forever de edición limitada llevan incorporados un chip que en contacto con cualquier smartphone, que tenga previamente abierta la aplicación que ha diseñado en exclusiva Bvlgari, te permitirán conocer más al diseñador y  descubrir los secretos que se esconden en su confección.

Matteo Carassale