Probablemente te hayas topado con más de un especial de comedia de humoristas que te suenan a chino mientras tratas de decidir qué serie ver en Netflix. Si sientes curiosidad por un mundo que (quizá) te es algo ajeno, aquí van los cinco mejores stand-ups que te encontrarás en la plataforma. 

 

1 Aziz Ansari, Right Now

El próximo martes llega a Netflix un nuevo monólogo de Aziz Ansari, un acontecimiento especialmente relevante por varios motivos. En primer lugar, porque se trata de la primera pieza audiovisual de gran formato que presenta el cómico americano desde que el año pasado fuese acusado de abuso sexual por activistas del movimiento #MeToo. Segundo, porque viene de uno de los humoristas más en forma del momento, que hace no demasiado entregaba a Netflix la segunda temporada de la excepcional serie Master of None. Y, por último, porque dirige Spike Jonze. Espera grandes dosis de ternura, reivindicaciones de raza, costumbrismo y homenajes a la cultura pop. Y, si el ansia te puede, siempre puedes recuperar cualquiera de sus viejos monólogos disponibles en la plataforma.

 

2 Ricky Gervais, Humanity

Hace unos días se confirmaba que Ricky Gervais traería a Madrid su espectáculo SuperNature el próximo mes de noviembre, un momento perfecto para recuperar Humanity, el que supuso el primer monólogo comercial del productor en cuarto de siglo. Un acontecimiento en toda regla por el que Netflix pagó al creador de The Office la absoluta barbaridad de 40 millones de dólares. El especial no sentó demasiado bien a los amigos de lo políticamente correcto, y es que Gervais se refirió a Caitlyn Jenner por su nombre de nacimiento, Bruce, innumerables veces. Si te ofendes fácilmente, huye de aquí. 

 

3 Dave Chappelle, Equanimity

Con Dave Chappelle y Netflix empezó todo este fenómeno del star system de los monologuistas. Después de años condenado al ostracismo, el humorista volvió a lo grande por tres monólogos a cambio de la friolera de 60 millones de euros. En realidad, solo uno de los tres lo hizo especialmente para la ocasión, y hasta se permitió el lujo de regalar un cuarto que se centraba en su sonada huida a Sudáfrica. Su reacción a la victoria de Trump, cómo está llevando haber entrado en los 40 y ser padre de tres niños, sus orígenes en un barrio marginal y sobre todo su punto de vista cáustico relacionado con todos los asuntos de la cultura popular con abundantes dosis de chistes contra homosexuales, transexuales, mujeres y todo lo que se le ponga por delante.

 

4 Judd Apatow, The Return

Si no te gusta que te restrieguen por la cara lo obscenamente ricos que son algunos, quizá mejor que no veas The Return de Judd Apatow, donde el cómico neoyorquino volvía a sus raíces monologuistas un cuarto de siglo después. Estamos hablando de alguien que ha estado detrás de algunas de tus comedias preferidas del milenio: de Lío embarazoso a Freaks and Geeks. En este retorno, el productor estrella se ríe de sí mismo, dice la suya sobre la polémica Bill Cosby y enamora cuanto más tierno se pone. 

 

5 Fred Armisen, Stand Up For Drummers

Fred Armisen es uno de los humoristas más esenciales y recurrentes de la comedia americana de los últimos 15 o 20 años. Se curtió en la cantera de Saturday Night Live, maravilló junto con Carrie Brownstein en la serie azote de todo lo que huela a hipster Portlandia y ahora lo puedes ver en HBO con una comedia de terror latina, Los Espookys. En Netflix también está uno de los especiales de comedia más distintos que te puedes echar a la cara, a partes monólogo al uso y a partes espectáculo de música. Sacando su lado musical y su pasado como batería, llama a algunos compañeros del gremio -Stella Mozgawa (Warpaint), Sheila E. y Tré Cool (Green Day)- para asistirle en un show ineludible.