La obsesión del cine y la televisión por los asesinos en serie, reales o ficticios, es bien notoria y se remonta a muy atrás en la historia del entretenimiento audiovisual. Un antecedente remoto y que hoy consideramos básico sería El gabinete del Doctor Caligari, obra maestra del expresionismo alemán estrenada en 1920 y que ya inauguró una sed de ficciones sobre maníacos homicidas que duraría hasta la caída, en 1934, de la república de Weimar. El mal, lo queramos o no, nos fascina, como demuestran estas recientes (e inminentes) producciones cinematográficas y televisivas.

 

Extremadamente cruel, malvado y perverso

A Ted Bundy siempre le ha rodeado un halo de glamour que el cine y la televisión no se ha resistido a capturar: sin ir más lejos, al hilo del estreno del reciente documental Conversaciones con asesinos: las cintas de Ted Bundy, internet se llenó de mensajes de gente que se sentía angustiada por lo problemático que era experimentar atracción sexual por un asesino en serio. Netflix también tiene en la rampa de salida un biopic sobre su figura, Extremadamente cruel, malvado y perverso, pero aquí se apuesta por despojarlo de su rollo de estrella del rock maldita para incidir en lo más sombrío y retorcido de su figura. Lo protagoniza un Zac Efron que busca finalmente que se le olvide su pasado Disney.

 

Mindhunter

Patrick Harbron/Netflix

También de Netflix fue Mindhunter, el retorno de David Fincher a uno de sus géneros fetiche, el thriller criminal centrado en asesinos en serie que le llevó a la gloria con Zodiac y Seven. Esta absorbente historia nos llevó a finales de los 70, cuando un equipo del FBI empieza a entrevistar a asesinos en serie y, sin quererlo, dan origen a la criminología. En su primera temporada, que se erigió entre lo mejor de 2017, aparecieron Ed Kemper, Sam Strike, Happy Anderson y otros psicópatas célebres. La segunda temporada, que debería llegar en 2019, se centrará en una serie de crímenes cometidos en Atlanta y contará con una estrella invitada del calibre de Charles Manson.

 

Manhunt: Unabomber

Algo más desapercibida pasó Manhunt: Unabomber. Quizá fuese porque la miniserie se estrenó inicialmente en un canal menor como Discovery Channel, aunque posteriormente Netflix se hizo con sus derechos. Paul Bettany se puso en la piel del matemático y terrorista doméstico Theodore Kaczynski, más conocido como Unabomber, que entre 1978 y 1995 envió desde una cabaña remota de Montana 16 cartas bomba como protesta por la sociedad moderna industrializada y la destrucción de la naturaleza. Fue un éxito moderado que podría contar con continuaciones en forma de antología. Una de las potenciales nuevas temporadas podría seguir los pasos de Eric Rudolph, el llamado Olympic Park Bomber.

 

The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story

Esa fábrica de éxitos que es Ryan Murphy lanzó el año pasado la segunda pasada de la serie antológica American Crime Story, esta vez centrada en el asesinato del diseñador de moda Gianni Versace. Pero lo que al principio parecía un biopic del legendario modisto se convierte pronto en el de su verdugo, Andrew Cunanan, interpretado por un imperial Darren Criss que se hizo con un Emmy y un Globo de Oro por su actuación. Siempre bordeando el exceso, la extravagancia y la violencia gratuita, la serie tenía sus altibajos, pero cuando optaba por convertirse en el retrato íntimo y personal de un perdedor que acababa convirtiéndose en homicida, se cargaba de electricidad estática y conseguía que saltasen chispas.

 

The Good Nurse

No hay estadísticas precisas, pero muchos consideran a Charles Cullen como uno de los asesinos más prolíficos que se recuerdan. Esta reprobable hazaña la facilitó su trabajo como enfermero. 400 muertes después consiguió a pulso que se le apodase como El ángel de la muerte. Es un material muy goloso para una película, y no se entiende cómo hasta ahora nadie haya querido llevarla al cine. Esto va a cambiar el año que viene, cuando Tobias Lindholm (director de dos capítulos de Mindhunter, así como también de A War) lleve a la gran pantalla esta sórdida historia. Se titulará The Good Nurse y contará con un reparto de altura liderado por Eddie Redmayne y Jessica Chastain.