En invierno, pocas cosas hay más agradables que meterte bajo una manta con tu pareja y devorar una serie de cabo a rabo. Conviene elegir, eso sí, las más adecuadas: nada de series que son una exaltación de la masculinidad no exportable, como tipo Spartacus Son of Anarchy, pero tampoco nada demasiado ñoño. Es decir, nada de Gilmore girls, que tampoco es cuestión de dormirse.

Lo ideal sería encontrar algo a medio camino, sin mucha testosterona ni mucho almíbar. Series con un punto romántico, pero con tramas potentes, electrizantes, que os mantengan a ambos tensos, hipnotizados, abrazados y pegados a la pantalla. Estas son algunas de esas magníficas series. Consumidlas sin moderación.

 

Crazy Ex Girlfriend

De qué va. Una abogada que sigue enamorada del chico que la dejó hace años, decide dejar Nueva York y mudarse a California para intentar recuperarlo.

Por qué os enganchará. Música, comedia, locura y desamor en esta serie protagonizada por Rachel Bloom, que ganó un Globo de Oro por este papel.

 

Amigos de la universidad

De qué va. Veinte años después de licenciarse en Harvard, un grupo de amigos retoma el contacto, para descubrir que sus vidas no han mejorado con el tiempo.

Por qué os enganchará. Por su deslumbrante reparto, encabezado por Cobie Smulders, Fred Savage y Keegan-Michael Key, y por su estudio coral de las relaciones sentimentales.

 

Love

De qué va. Dos amigos, ella una rebelde y él un buenazo, exploran las grandezas y las angustias de las parejas jóvenes y modernas… y acaban siendo más que amigos.

Por qué os enganchará. Judd Apatow, responsable de comedias gamberras como Lío embarazoso Virgen a los 40, dirige una de las más divertidas series de Netflix. 

 

Arenas  movedizas

De qué va. Tras una tragedia en una escuela que ha conmocionado a un barrio rico de Estocolmo, una adolescente aparentemente normal es acusada de asesinato.

Por qué os enganchará. Es una premiada serie de producción sueca, que penetra como ninguna otra en los peligros del amor tóxico y de la violencia doméstica.

 

Tú, yo y ella

De qué va. Un matrimonio un tanto aburrido, contrata a una joven prostituta eventual para animar un poco su vida sexual. Contra todo pronóstico, se enamoran de ella.

Por qué os enganchará. Es una de las pocas series que toca el tema del poliamor, y lo hace con inteligencia y sentido del humor. La quinta temporada ya se está rodando.

 

Lovesick

De qué va. Un joven descubre que padece clamidia, una enfermedad de transmisión sexual, así que debe contactar con todas sus exparejas para avisarlas.

Por qué os enganchará. Ofrece romanticismo y carcajadas: un chico que se resiste a madurar, amigotes y exnovias. Son tres temporadas con capítulos de media hora. 

 

Easy

De qué va. Una originalísima ficción que narra las vicisitudes de un puñado habitantes de Chicago, en su relación con el amor, el sexo, la tecnología y la cultura.

Por qué os enganchará. Dirigida por Joe Swanberg, es una serie ecléctica, ágil y protagonizada por estrellas como Orlando Bloom, Jane Adams o Malin Akerman.

 

Amor ocasional

De qué va. Una chica está tan colgada por su ex, que sus amigas deciden echarle un cable, y contratan a un gigoló para que la ayude a recuperarse de su abandono.

Por qué os enganchará. Llega ya a su segunda temporada esta hilarante serie francesa, una excelente comedia romántica con generosas dosis de mala leche.

 

Wanderlust

De qué va. Tras muchos años de casados, una terapeuta y su marido no logran avivar su apagada vida sexual, así que deciden quedar con otras personas.

Por qué os enganchará. Toni Collette, nominada al Óscar por El sexto sentido, protagoniza esta entretenida y ácida historia sobre un matrimonio en crisis. 

 

10You

De qué va. El servicial y encantador encargado de una librería, se obsesiona con una joven aspirante a escritora y pretende meterse en su vida… quiera ella o no.

Por qué os enganchará. Penn Badgley está impecable en su papel de psicópata amable y atractivo, que acosa a Elizabeth Lail hasta extremos insospechados.