El tiempo vuela: parece que fue ayer, pero ya han pasado cinco meses desde que la serie Juego de tronos terminó. Y sus muchos seguidores aún no se han recuperado del shock: por un lado, ese final que no convenció a todo el mundo; por otro, ese vacío que te queda en el corazón cuando tu serie favorita se acaba. Han sido ocho años, ocho temporadas, 73 episodios. Y aún no existe serie que le haga sombra en cuanto a éxito popular y capacidad de generar un fenómeno a su alrededor.

Sin embargo, las plataformas de streaming lo siguen intentando. En vista del éxito de Juego de tronos, todas, incluida la propia HBO, han lanzado diferentes ficciones de ayer y hoy que, mal que bien, tratan de ocupar su sitio. Y aunque ninguna es tan hipnótica y adictiva como la original, gracias a esta competitividad hemos podido ver unas cuantas series notables; entre ellas, cabría destacar las siguientes.

 

La materia oscura

De qué va. Las fantásticas aventuras de una huérfana de once años, que vive en un Oxford donde todos los niños tienen una mascota daimonion, que encarna el alma. 

Por qué verla. Serie de aventuras y universos paralelos basada en el best seller de Philip Pullman. Fue lanzada por HBO justo cuando acabó Juego de Tronos.

 

Vikingos

De qué va. Un guerrero navegante cuya misión es explorar los territorios al oeste de Escandinavia, desobedece al jefe tribal y viaja al este, en busca de riquezas.

Por qué verla. Para algunos, esta serie basada en las conquistas del rey Ragnar y sus descendientes, es mejor que Juego de Tronos. Aunque se trate de una ficción veterana, sigue vigente: ahora estrenan una nueva temporada.

 

Los Borgia

De qué va. El clan florentino de los Borgia se convierte en la familia más poderosa e influyente del siglo XV, cuando su patriarca es proclamado papa con el nombre de Alejandro VI.

Por qué verla. Los Borgia son aún más malos e incestuosos que los Lannister. Y Jeremy Irons está impresionante en el papel de Rodrigo Borgia. Ganó dos Emmys.

 

Spartacus

De qué va. Serie que presenta la vida y milagros del famoso gladiador rebelde Espartaco, así como la de sus compañeros gladiadores y sus amos romanos.

Por qué verla. Son tres apasionantes temporadas y una miniserie, todas ellas repletas de traición, venganza, espadas, violencia y drama. Un clásico moderno que vale la pena recuperar.

 

Los Tudor

De qué va. Enrique VIII de Inglaterra era un encantador monarca, que tuvo seis matrimonios, y reinó 38 años, pese a sus peleas con la Iglesia y con otros reyes.

Por qué verla. Considerada la obra maestra de Michael Hirst, creador de Vikingos, combina rigor histórico, acción espectacular y sexo a raudales. ¿Quién da más?

 

Outlander

De qué va. Una enfermera y veterana de la II Guerra Mundial, asiste a una ceremonia ritual y es transportada al año 1743. Su objetivo será volver al presente.

Por qué verla. Considerada “el Juego de Tronos feminista”, mezcla viajes en el tiempo con triángulos amorosos. Basada en la saga literaria de Diana Gabaldón.

 

El príncipe dragón

De qué va. Un descubrimiento hace que dos príncipes emprendan una épica aventura junto a una asesina, con objeto de detener la guerra entre sus reinos.

Por qué verla. Aunque es de dibujos animados, es una de las series más parecidas a Juego de tronos: un mágico mundo de elfos, vigilado por una estirpe de dragones.

 

The Last Kingdom

De qué va. Mientras Alfredo el Grande defiende su reino frente a los invasores nórdicos, Uhtred, un sajón criado por vikingos, reclama sus derechos ancestrales.

Por qué verla. Basada en los libros de Bernard Cornwell, tiene altas dosis de sexo y violencia, y transcurre en el siglo X. Una golosina para los fans de Juego de tronos más interesados en la historia medieval.

 

Black Sails

De qué va. Sus habitantes no son muy honestos, pero la isla Nueva Providencia es el hogar del capitán Flint y se enfrentará a todo el que se atreva a reclamarla.

Por qué verla. Precuela de acción del clásico cuento La isla del tesoro, narra en cuatro temporadas las nuevas aventuras del pirata más temido de la ficción.

 

10 The Witcher

De qué va. Un brujo y cazador de monstruos modificado genéticamente, busca su lugar en un mundo donde los humanos demuestran ser peores que las bestias.

Por qué verla. La gran esperanza para los incondicionales de las fantasías heroicas. Tiene elfos, damiselas, hechiceros, y está basada en un videojuego con estética Juego de tronos. El protagonista es Henry Cavill y se estrena en breve.