La lista de premios es casi tal larga como el libreto de su primer acto: cinco Tonys, siete Oliviers, seis Drama Desks, otros cinco de jurado del Outer Critics Circle... El curioso incidente del perro a media noche, la obra teatral basada en la novela de Mark Hardon y con adaptación de Simon Stephens, aterrizó con su versión española bajo la dirección de José Luis Arellano a comienzos de año, y repite en Madrid a lomos del éxito cosechado.

La voz en off que abre el primer acto es, cuando menos, inquietante: "Pasaban siete minutos de la medianoche. El perro estaba tumbado en la hierba, en medio del jardín de la casa de la señora Shears. Tenía los ojos cerrados. Parecía estar corriendo echado, como corren los perros cuando, en sueños, creen que persiguen un gato. Pero el perro no estaba corriendo o dormido. El perro estaba muerto”.

A partir de ahí arranca una historia en la que confluyen géneros que va desde el thriller al surrealismo, el costumbrismo y el drama, la comedia y lo filosófico, en la que la muerte del cánido es el pretexto para meterse en la mente de Christopher Boone, un adolescente con asperger severo interpretado consecutivamente en nuestro país por unos excelsos Álex Villazán y Raúl Pulido. El reparto lo completa un plantel sobrado de talento formado por Mabel del Pozo, Marcial Álvarez, Anabel Maurín o David Tortosa, entre otros. Pero la obra no solo se basa en sus sólidas interpretaciones: el constante juego audiovisual, en el que las imágenes en pantallas de alta definición, los sonidos y la música interactúan con los personajes y recrean los pensamientos de su protagonista, y todo aquello que perciben sus propios sentidos, es una fórmula innovadora para romper la cuarta pared una y otra vez a lo largo del relato, inédita hasta ahora en una obra teatral.

David Ruano

De Londres a Madrid

Tras su éxito arrollador en el Royal National Theatre de Londres, en el West End, Broadway y decenas de ciudades de todo el mundo, El curioso incidente del perro a medianoche llegó a Madrid a través del Grupo Marquina y Acción Sur. La andadura comenzó en el año 2014 cuando La Joven Compañía estrenaba por primera vez en España Punk Rock de Simon Stephens con dirección de José Luis Arellano. El dramaturgo británico visitó España para ver el trabajo realizado y quedó fascinado con la energía y la pasión del espectáculo. La calidad del montaje y su magia llevaron a Stephens a ofrecer en exclusiva al mismo equipo artístico los derechos en castellano de su obra teatral más representativa en la escena internacional actual. El curioso incidente del perro a medianoche se representa en el Teatro Marquina de Madrid hasta el 30 de noviembre.