No es oro todo lo que reluce. Ni en Netflix, ni en Fox, ni en HBO ni en ninguna otra plataforma de streaming, por más que sus series estén tan de moda y ellos se estén haciendo de oro con su emisión. Pero en todo cocido hay un garbanzo negro, y en todo canal hay series que, al margen de su calidad, que a veces es comprable o incluso superior a la de los grandes éxitos, no cuajan y deben ser canceladas.

Las causas son incontables: desde el desplome de la audiencia hasta el agotamiento de la fórmula, pasando por la baja de algún actor importante. Pero el caso es que todas estas series tienen una más que notable calidad y dejan un buen puñado de espectadores huérfanos. Porque algo se muere en el alma cuando tu serie favorita se cancela.

 

1 Una serie de catastróficas desdichas

Pese a que fue nominada a los premios Emmy, a que Netflix apostó fuerte por ella y a que tenía una legión de fans, esta serie que narra las estrafalarias andanzas del conde Olaf y los hermanos Baudelaire se canceló en la tercera temporada. El propio protagonista de la serie, Neil Patrick Harris, lo explicó así: “Aunque hemos añadido algún personaje nuevo, hemos sido muy respetuosos y leales a los libros de Lemony Snicket en los que está basada la serie y eso se traduce en una duración limitada”. Es decir, que con las tres temporadas, se han agotado los argumentos de los 13 libros que dan forma a la saga, luego la serie se cancela. 

 

2 Velvet colección

Movistar+ anunció en su momento que habría una tercera temporada de esta serie española de producción propia, pero finalmente no podrá ser. Protagonizada por Marta Hazas, Asier Etxeandía e Imanol Arias, entre otros intérpretes, la serie cuenta las peripecias de los encargados de unas galerías comerciales en los años 60, y viene a ser una suerte de Mad Men a la española, salvando las distancias.

Los datos de audiencia de la primera temporada fueron buenos, pero la bajada de presupuesto de la segunda y la competencia de otros proyectos, como El embarcadero El instinto, se tradujo en una segunda temporada bastante más floja a todos los niveles. ¿Conclusión? Movistar+ ya no hará tercera temporada, aunque sí habrá un capítulo especial de despedida, que se estrenará la próxima Navidad.

 

3 Gotham

Esta serie sobre la gestación del superhéroe Batman y los personajes que lo rodean, ha sido cancelada en su quinta temporada por diferentes motivos. Por un lado, y muy a pesar de su gran calidad, no tuvo el éxito que esperaba la FOX que, tras muchas negociaciones con Warner para conseguir los derechos, no alcanzó sus expectativas. Y por otro lado, cinco temporadas, con un total de 100 capítulos, son más que suficientes para contar la historia de la juventud de Bruce Wayne, que en la quinta y última temporada se acaba convirtiendo al fin en Batman.

 

4 The Big Bang Theory

La cancelación más sorprendente y llorada de los últimos tiempos es la de esta, una de las series más exitosas del siglo, que ya es considerada como la mejor sitcom de la historia de la televisión, incluso por encima de FriendsThe Big Bang Theorytenía una audiencia masiva (18 millones de espectadores por capítulo solo en Estados Unidos), y generaba una gran cantidad de dinero pese a que sus tres actores principales cobraban un millón de dólares por episodio. Pero el gran problema es que Jim Parsons, el actor que encarna al genial Sheldon Cooper, no quiere seguir trabajando en la serie. Así las cosas, el creador de la misma, Chuck Lorre, fue tajante: sin Parsons (es decir, sin Cooper) no puede continuar The Big Bang Theory

 

5 iZombie

Olivia Moore (Rose McIver) es una estudiante de medicina, recién convertida en zombie, que acepta un trabajo en una oficina forense para obtener acceso a cerebros frescos, pues alimentarse de sesos le permite pensar y pasar por una persona más o menos normal No se puede negar que la premisa de iZombieera tan fascinante como hilarante, y supuso un soplo de aire fresco para el trillado subgénero de los muertos vivientes, por más que sea una adaptación del cómic homónimo de Chris Roberson y Michael Allred. Y, sí, tuvo éxito, hasta el punto de que fue comprada por Netflix, pero un éxito que se fue desinflando poco a poco: de los más de dos millones y medio de espectadores de la primera temporada al menos de un millón de la cuarta. Así que su productora, The CW, echó el cierre tras la emisión de la quinta temporada.

 

6 The Deuce (Las crónicas de Times Square)

¿Una serie sobre el submundo de la pornografía en el Nueva York de los años 70, creada por David Simon, autor de The Wire? La cosa sonaba tan bien, que la HBO no dudó ni un segundo a la hora de dar luz verde a la serie The Deuce (Las crónicas de Times Square),una joya con estética deudora de Taxi Driver protagonizada por  James Franco y Maggie Gyllenhaal. Por desgracia, las altas expectativas de los directivos de la HBO se vieron ensombrecidas por unas bajas audiencias, y aunque en honor al prestigio de David Simon le dieron opción a hacer una tercera temporada para cerrar tramas, pusieron ahí el punto final de la serie.