El grupo de Kendal (Reino Unido) Wild Beasts definió el sonido de la década con un pop sofisticado que les emparentaba con grandes de la elegancia británica como The Blue Nile o Prefab Sprout. Pero el año pasado, y para sorpresa de muchos, decidieron anunciar su separación justo en un momento que parecía que las puertas de los estadios se estaban abriendo para ellos.

Ahora, se ha anunciado el primero de los proyectos paralelos surgidos de las cenizas del grupo, el álbum de debut solista de su vocalista principal, Hayden Thorpe, un hombre de falsete sobrenatural que en este Diviner teje una colección de torch songs al piano a la manera de Mid Air, el estreno en solitario de su gran héroe Paul Buchanan (The Blue Nile). Aprovechando que Thorpe ya ha abierto la veda, nos encantaría que estos cuatro primeras espadas de la escena rock se decidiesen pronto a dar también el paso.

 

Ezra Koenig

Aunque parezca mentira, todos los miembros de Vampire Weekend ya han debutado en solitario con la excepción de su líder, Ezra Koenig. Y no será por aventuras paralelas: en los últimos años, Koenig ha producido a Beyoncé, conducido un programa de radio en Apple Music, creado un anime para Netflix y protagonizado un videoclip de Charli XCX interpretando el papel de hombre objeto. Le falta, eso sí, un disco de debut en solitario. Y si este está lleno de canciones la mitad de bonitas que su aportación a la banda sonora de Peter Rabbit estaríamos hablando de uno de los estrenos solistas más geniales que se recuerdan. Todo es pedir.

 

Ed Droste

El caso de Grizzly Bear es similar al de Vampire Weekend, pues casi todos sus miembros se les conocen aventuras en paralelo (a destacar CANT, el proyecto a caballo entre el art rock y la electrónica experimental del bajista Chris Taylor). Ahora que parece que el proyecto entra en una fase de barbecho indefinida, sería un buen momento para que su vocalista principal y fundador, Ed Droste, probase suerte por su cuenta. Lo último que se sabe de él es que ha prestado su voz al álbum de versiones de otro líder-convertido-en-solista-ilustre como Morrissey, y no parecería raro que en el futuro cercano se divisase este hipotético y ansiado trabajo.

 

Matt Berninger

Durante años, Matt Berninger había ocupado el centro del universo de The National con un registro barítono y un estilo de escritura inmediatamente identificable. Pero en su nuevo álbum, el muy atrevido y gratificante I Am Easy To Find, el grupo da una sacudida a su sonido, desplazando a la vez a su líder a una posición no tan protagonista con la entrada de vocalistas invitadas como Sharon Van Etten, Gail Ann Dorsey y Lisa Hannigan. Quizá por eso sería un buen momento para que se animase a probar suerte por su cuenta, en una aventura paralela que no emprende desde los tiempos de EL VY, el súper grupo que formó con miembros de Wye Oak y Menomena.

 

Oliver Sim

Mientras que el productor Jamie Smith ya ha sacado un disco en solitario (probablemente, uno de los diez mejores en materia electrónica de la década) y la vocalista Romy Madley-Croft ya ha compuesto canciones para gente como Kelela, a Oliver Sim apenas se le conocen aventuras en paralelo a The xx. Y aunque tenemos claro que lo que ha hecho grande al trío británico es la interacción entre sus dos vocalistas, también nos gustaría ver cómo uno de los hombres más elegantes del Reino Unido se desenvuelve por su cuenta. Y, puestos a pedir, que no sea Smith quien le produzca el álbum, sino James Blake.