El AIPAD Photography Show de Nueva York es uno de los eventos anuales de fotografía más prestigiosos del mundo. Arranca el próximo 4 de abril en el muelle 94 del río Hudson, muy ceca de la terminal de cruceros de Manhattan, en un antiguo puerto comercial convertido en los últimos años en espacio polivalente dedicado a eventos culturales. Este año se va a exhibir una completa muestra de fotografía, vídeo e imagen en nuevos formato que abarca tanto obras contemporáneas como de los siglos XIX y XX. Como novedad, esta edición se inaugura una sección de muestras paralelas dedicadas a artistas concretos o a temáticas muy específicas que ha sido bautizada como Project Spaces.

En esta 39 edición de The Photography Show, organizada por la Association of International Photography Art Dealers (AIPAD), la galería madrileña Blanca Berlín estará presente con la obra del artista Miguel Soler-Roig. Nacido en Barcelona en 1961, su educación se vio influenciada por la escuela de la Bauhaus y el nuevo estilo tipográfico suizo. Estudió en la Escuela de Arte de Basilea y posteriormente completó su educación con un Master en Bellas Artes en Rhode Island School of  Design, Providence (USA). Fue en esta época americana cuando sintió una mayor inclinación por el arte, que acabó por convertirse para él en una necesidad interior. Durante años varios años vivió y trabajó en Nueva York, pero finalmente regresó a España para continuar sus estudios en fotografía, incluyendo un Master de Fotografía Artística en el Instituto Europeo de Diseño de Madrid y participando en diversos talleres profesionales de fotografía organizados por PhotoEspaña.

Miquel Soler-Roig

 

Mostrar lo que te gustaría vivir

La fotografía despierta en Soler-Roig sus instintos naturales y sentimientos más profundos. Vive los momentos mientras toma fotografías y como el mismo dice “a veces retrato aquello que quiero vivir”. Su obra se ha expuesto en RISD Museum of Art, en Providence; en American Institute of Graphic Arts, en Nueva York;  en Schule für Gestaltung, en Basilea; en festivales de PhotoEspaña en Madrid; en IVAM, en Valencia o en Arsenale, en Venecia. Además de haber participado y realizado numerosos exposiciones, Miquel Soler-Roig ha recibido cuantiosos premios como el Gerrit Rietveld Academie, de la International Conference ICOGRADA en Amsterdam; el Award of Excellence “Design for the Public Good 1987” AIGA, Nueva York: finalista 7º Premio Arte Laguna, Venecia y finalista y mención especial del jurado en el Premio de Fotografía de Autor ABSOLUT PHE 2013, Madrid.

La obra que expone en AIPAD, en Nueva York, del 4 al 7 de abril, viaja con el título de La ruina del recuerdo. Una colección en la que el artista muestra sus vivencias del pasado y su forma de rememorar aquellas sensaciones. Una obra que el propio autor explica de la siguiente manera: “Siento una nostalgia difuminada, tal vez porque fue mi casa a ratos. Un hogar interrumpido cuando mis padres viajaban. Continuas mudanzas pasajeras a casa de mis abuelos. Sin embargo, el retorno a ese lugar siempre era agradable. Fueron temporadas salpicadas durante muchos años. Tardes después del colegio y momentos de ensoñación durante mi infancia y adolescencia. Un periodo lleno de vivencias marcadas por cambios históricos y progresos de un país que estrenaba la democracia. Habitaciones, pasillos y rincones testigos de otro tiempo pasado. Anhelos detenidos en la memoria, retratados con la belleza de su vago recuerdo, como la sombra de una sonrisa. Volver otra vez significa vivir brevemente lo lejano. Es una suerte poder presenciarse allí, aunque también supone sufrir el triste desencanto de confrontar algo ya perdido, abandonado, olvidado”.

Miguel Soler-Roig