Los incondicionales al cine de terror están acostumbrados a sufrir más que los de ningún otro género cinematográfico. Y ya no es tanto porque las películas estén llenas de sobresaltos, sustos e impactos constantes, sino porque históricamente ha sido un estilo en el que, sí, hay ocasiones obras maestras que todos conocemos, pero también un montón de bodrios que hacen que separar el grano de la paja resulte una tarea ardua e ingrata. Lo que sí es cierto es que este es un gran tiempo para estar vivo, con multitud de directores haciendo grande el terror nuevamente. Este mismo viernes arranca una nueva temporada con el estreno de la nueva favorita de los fans, Nosotros, segundo largo de Jordan Peele.

 

Jordan Peele, Nosotros

El caso de Jordan Peele es excepcionalmente singular. Antes de que Déjame salir se convirtiese en la gran sorpresa de la temporada 2017, el director neoyorquino no contaba con un especial pedigrí en esto del terror. A Peele se le conocía más por su serie de sketches cómicos, Key & Peele, y como una de las grandes voces afroamericanas del nuevo humor. Pero lo de Déjame salir fue una revelación, una oportuna película que conectaba nuestros temores más profundos con las actuales tensiones raciales en Estados Unidos. No parece que Nosotros, lo nuevo de Peele, que se estrena este viernes, vaya a tener una lectura política tan explícita, Más bien parece un inquietante thriller de supervivencia, la historia de una familia que debe enfrentarse a sus dobles de tendencias psicopáticas. La protagoniza Lupita Nyong’o y eso siempre eleva una película.

 

Robert Eggers, The Lighthouse

Los cuatro años que nos separan del estreno de La bruja hablan a las claras de la voluntad de Robert Eggers de tomarse su tiempo para decidir cuál iba a ser el mejor proyecto para dar continuidad a su sonado estreno en la dirección. Durante un tiempo se vino hablando de un remake del clásico Nosferatu, de 1922, del que poco o nada se sabe aún. También parecía seguir insistiendo en la ficción de época con una miniserie de épica medieval en torno a Rasputín. Pero finalmente se ha decidido por un nuevo largo original, The Lighthouse, distribuido por la compañía indie del momento, A24. Sabemos que es una fantasía oscura de terror en blanco y negro protagonizada por Willem Dafoe y Robert Pattinson, pero poco más. Debería estrenarse antes de que acabe el año.

 

Ari Aster, Midsommar

La Academia de los Oscar debería haber sido valiente nominando a Hereditary, pero el terror y el fantástico sigue siendo un género menor para muchos. Ari Aster parece convencido de lo contrario, y en sus películas quiere demostrar que puede existir algo así como el terror de arte y ensayo, tomando referencias tan indiscutibles como Roman Polanski y el fallecido Andrzej Żuławski. De Midsommar se espera mucho: ya no tanto que esté a la altura de su predecesora, sino que cambie las reglas del juego, que lleve el género al siguiente nivel. Hace unos días compartió el primer avance disparando las expectativas a niveles casi insostenibles. Se describe como “un filme veraniego” centrado en una pareja que se va de vacaciones a un pequeño pueblo sueco, pero las tendencias sectarias de los vecinos se vuelven aparentes rompiendo el falso idilio de la protagonista con la población.

 

Mike Flanagan, Doctor Sueño

Los círculos del cine independiente americano ya llevaban un tiempo poniendo a Mike Flanagan en la quiniela de los directores llamados a irrumpir con fuerza y dejar una profunda huella. Oculus fue una absoluta revelación y Ouija: el origen del mal una de esas películas con la injusta etiqueta de filme menor. De Hush, el original de Netflix, había cosas más que curiosas, y El juego de Gerald ya daba muestras de su maestría a la hora de trabajar la tensión psicológica, algo que llevó al extremo en su obra maestra del año pasado, la enésima adaptación (televisivA) de The Haunting of Hill House, novela de Shirley Jackson. Este año vuelve a adaptar una de las últimas novelas de Stephen King, Doctor Sueño, y para 2020 se espera la continuación de la serie, convertida ahora en antología. Es su momento y lo sabe.

 

Jenn Wexler, The Ranger

En los últimos años son muchas las directoras que han deslumbrado en el cine de género, de Karyn Kusama a Julia Ducournau. Con una habiendo estrenado recientemente un thriller de venganza y la otra sin noticias de la continuación de la salvaje Crudo, en este 2019 se hablará especialmente de Jenn Wexler. Con pasado como productora en muchos títulos del género, en los últimos meses está dando mucho que hablar con su ópera prima, The Ranger. Es un homenaje (y vuelta de tuerca) a los clásicos slashers de los 80, con buenas dosis de punk rock, mala hostia y acción. Habrá que seguirla.