Desde que deslumbró con su extraordinario tour de force interpretativo en La caza, poniéndose en la piel de un profesor caído en desgracia por culpa de la histeria de masas y la caza de brujas de un pequeño pueblo que lo acusa de horribles crímenes de pederastia, Mads Mikkelsen se ha convertido en una presencia fascinante ante las cámaras. De secundario de lujo pasó a ser uno de los actores más atrevidos del firmamento hollywoodiense, un hombre que lo mismo interpreta a grandes eminencias de la política escandinava (Un asunto real) como al asesino más gélido y letal del mundo (Polar). Su última aventura cinematográfica, sin embargo, debería llevar su carrera al siguiente nivel con Ártico, un filme que causó sensación a su paso por la última edición del Festival de Cannes”.

Algunos ya la han descrito como la mejor película de supervivencia desde, al menos, Viven, y el éxito se debe principalmente a dos factores. Primero, a un Mikkelsen que hace una exhibición de talento aprovechando que es esencialmente el único personaje de la película y que, a falta de diálogo, tiene que compensar con sus dotes interpretativas sobrehumanas. Interpreta a un hombre perdido en el círculo ártico sin posibilidad alguna de rescate. Espoleado por la tragedia inminente, Overgård decide abandonar la relativa seguridad que le provee su asentamiento para explorar la zona en una travesía mortífera que le verá enfrentarse, entre otras cosas, a un oso polar.


Belleza indómita

Un segundo factor es la delicadeza y serenidad con la que Joe Penna, el director de la película, cuenta este potente relato de supervivencia. Los planos están hermosamente rodados aprovechando los imponentes parajes del polo ártico en lo que ya se ha descrito como un verdadero espectáculo cinematográfico que justifica por sí solo la existencia de las salas de cine. La producción tuvo lugar durante 19 arduos días en el norte de Islandia, y Mikkelsen ya lo describió como el rodaje más difícil de su carrera.

Quizá lo que llame más la atención de esto no es que este sea el debut como director de largometrajes de Joe Penna, sino que este se labrase una carrera anteriormente como celebridad de YouTube en unos tiempos en los que desde determinados sectores se menosprecia la actividad profesional. Como MysteryGuitarMan cuenta con unos nada desdeñables dos millones y medio de suscriptores en una cuenta que, entre otras cosas, le sirve para resolver cubos de Rubik o versiona clásicos de la música popular con unos videoclips de lo más inverosímiles.

Ártico llegará a las pantallas españoles el próximo 12 de abril.

HELEN SLOAN SMPSP