Noche electoral

El PSC se impone y Junts se afianza por delante de ERC en Catalunya

Los socialistas arrasan y el independentismo confirma su caída al perder casi un millón de votos

El PP se asienta en el cuarto puesto y Podemos gana el pulso a los Comuns

¿Quién ha ganado las elecciones europeas 2024?

Resultados de las elecciones europeas 2024 en Catalunya

Resultados de las elecciones europeas 2024 en España

MULTIMEDIA | El póker de la Mesa del Parlament

El líder del PSC, Salvador Illa, y el candidato a las europeas, Javi López.

El líder del PSC, Salvador Illa, y el candidato a las europeas, Javi López. / PSC

Júlia Regué

Júlia Regué

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Catalunya vuelve a teñirse de rojo socialista y Junts se afianza por delante de ERC, pese a que los dos registran una fuerte regresión en votos. Las elecciones europeas de este domingo consolidan al PSC como primera fuerza con un 30,63% de los votos y Salvador Illa encadena así su quinta victoria al frente del partido, un hito histórico que celebra con la mirada puesta en su investidura como president.

Los socialistas ganan en unos comicios de este tipo tras 15 años sin hacerlo, y la primera plaza independentista -la segunda, en las urnas- vuelve a ser para Junts (18,02%), que ya había recuperado el liderazgo institucional de la causa en los comicios catalanes, y se sitúa a más de 76.679 votos de diferencia de Esquerra (14,81%). Ahora bien, la posconvergencia pierde dos europarlamentarios y solo retiene uno, mientras que Esquerra aguanta en los tres representantes gracias al tirón electoral de sus socios de coalición: EH Bildu y BNG.

El PP no consigue hacerse un hueco en el podio, pero sí afianza su cuarto puesto y queda por delante de la extrema derecha de Vox. Ambos crecen: los populares logran un 13,77% de los votos (8,63 puntos más) y los ultras, el 6,18% de los votos (4,19 puntos más). Los Comuns se ven damnificados por Podemos en Catalunya, y su duelo particular se finiquita con apenas 7.351 papeletas de diferencia, pero en beneficio de los morados. Cs firma su desaparición definitiva con tan solo 13.312 papeletas (0,55%) en la autonomía que les vio nacer, y de cuyo parlamento ya desaparecieron el pasado 12 de mayo, quedando incluso por detrás del PACMA (1,30%) y del agitador de extrema derecha, Alvise Pérez (2,81%).

En cuanto al resultado por provincias, el PSC arrasa en Barcelona y Tarragona; mientras que Junts gana en Girona y Lleida. Pero estos comicios quedan marcados por la baja participación (43,54%), y es que en Catalunya ha descendido en 17,40 puntos, si bien es cierto que en las de 2019 hubo un récord histórico al alcanzar el 60,93% por la coincidencia con las municipales y el duelo entre Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, uno ya en Bélgica y el otro por entonces en prisión por el 1-O.

El pulso independentista

Y es que los dos partidos independentistas salen damnificados de la cita electoral y pierden más de 923.000 votos respecto a hace cinco años, una caída que confirma la tendencia de las últimas disputas electorales. El resultado en escaños da aire a Esquerra, aunque no frena su crisis interna. Oriol Junqueras dimitirá este lunes como presidente del partido para iniciar un 'tour' por el territorio en busca de apoyos para que la militancia le avale con más fuerza como líder en el congreso del 30 de noviembre. La secretaria general, Marta Rovira, se queda ahora con todo el control del partido, y deberá encarar las negociaciones para la investidura, cuya última palabra será de las bases. Junts, por su parte, no ha sabido rentabilizar la figura de Puigdemont, en cuya campaña ha participado de forma discreta, después de que las urnas catalanas dejaran en manos de una abstención del PSC su única vía para ser 'restituido'.

Superadas las elecciones europeas, se despejarán los pactos postelectorales en Catalunya y, por ende, si la gobernabilidad está garantizada o si el temor a una repetición electoral persiste. Los partidos han estado toda la campaña negociando entre bambalinas para la votación que este lunes repartirá los puestos en la Mesa del Parlament y su presidencia. Hay siete puestos en juego y cuatro escenarios posibles: un acuerdo independentista con el concurso de los Comuns, un pacto del PSC con ERC y los morados, un entendimiento solo independentista y otro PSC-PP, o que cada partido vote a su propio candidato, cuyo resultado dejaría el mando de la institución en manos de los socialistas. La sesión constitutiva de la nueva legislatura podría dibujar ya quién será el primer postulante a intentar ser investido, Illa o Puigdemont, y quizá, si uno de los dos tiene más cerca los apoyos para convertirse en el próximo president de la Generalitat.