Elecciones europeas

Junts inicia un 'tour' por Europa para capitalizar la internacionalización del 'procés'

Puigdemont ¿se queda? Las cuatro opciones del expresident tras las elecciones

MULTIMEDIA | La disputa por el poder en Junts más allá de Puigdemont

Los candidatos de Junts Toni Comín y Neus Torbisco, en Ginebra

Los candidatos de Junts Toni Comín y Neus Torbisco, en Ginebra

Carlota Camps

Carlota Camps

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Desde que Carles Puigdemont se instaló en Bruselas en 2017, Junts ha querido capitalizar la internacionalización del 'procés'. Su periplo judicial a cuenta de las euroórdenes le hizo acaparar el foco, pero después encontró en el Parlamento Europeo la plataforma desde la que catapultar su proyección. A pesar de quedar fuera de los grandes grupos del hemiciclo, la batalla por el escaño y, después, por la inmunidad que este le otorgaba, junto con su propia presencia en la Eurocámara ante varios dirigentes europeos, sirvió a Puigdemont como altavoz para sus reivindicaciones y para disputar a Esquerra el ser la referencia internacional del independentismo, aunque fue una sentencia favorable a Oriol Junqueras la que le dio al exjefe del Govern la entrada en la Eurocámara.

Junts sigue reivindicando cinco años después lo que ya ha convertido en legado y cuya hoja de servicios quiere mantener como trofeo de cara a las elecciones europeas del próximo 9 de junio. Con la idea de seguir levantando la bandera de la internacionalización, la formación ha diseñado una campaña atípica, con 'tour' por capitales de Europa incluido. Este martes, el candidato Toni Comín ha dado el pistoletazo de salida al viaje en Ginebra, y hará paradas en Liubliana, Venecia y Roma hasta terminar en Bruselas el viernes, justo cuando la ley de amnistía esté aprobada de forma definitiva en el Congreso de los Diputados.

La intención es reivindicar que su principal prioridad es dar a conocer el 'procés' más allá de la frontera española y exhibir alianzas con dirigentes políticos de distintos partidos y sensibilidades. Algo que también busca contrarrestar el relato de ERC, que exhibe tener más apoyos internacionales que Junts por el hecho de formar parte del grupo de los Verdes europeos. Sobre esta cuestión, los posconvergentes alegan que haber estado en el grupo de los no adscritos no les ha hecho pagar "ningún peaje" y que su visibilidad ha sido "muy superior a la habitual", aunque está por ver cómo será sin la figura de Puigdemont y una vez ya se haya aplicado la amnistía.

Suiza, Eslovenia e Italia

De momento, la primera parada en Suiza ha servido a Comín para aupar a su número dos, Neus Trobisco, que es catedrática en derecho internacional en el Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales ubicado en Ginebra, y también para defender que el derecho a la autodeterminación está reconocido por las Naciones Unidas. Justamente, desde las puertas de esta organización, los dos candidatos han defendido la "legalidad" de un referéndum sobre la independencia de Catalunya y también su constitucionalidad, ya que consideran que debe interpretarse "a la luz del derecho internacional", al tiempo que han exigido implicación de la Unión Europea en el asunto.

Tras esta parada, Comín tiene previsto volar este miércoles a Liubliana, la capital de Eslovenia. Allí se dispone a encontrarse con el alcalde de la ciudad, Boštjan Koritnik, para celebrar una mesa redonda con varios políticos eslovenos. Entre los participantes estarán el expresidente del país Milan Kucan, el exministro de Exteriores Dimitrj Rupel, el también exministro y eurodiputado del grupo de los liberales Ivo Vajgl, así como Milan Brglez, también parlamentario en la Eurocámara pero miembro de los socialistas europeos.

Acabados estos encuentros, Comín se desplazará hasta Italia, justo el día de la aprobación definitiva de la ley de amnistía. Por la mañana del jueves, el candidato hará parada en la Bienal de Venecia para hablar de cultura y acabará en Roma, donde se encontrará con el también eurodiputado Massimiliano Smeriglio.

Amnistía y Bruselas

El 'tour' finalizará el viernes con el regreso del candidato a Bruselas, donde se prevé que reaccione a la entrada en vigor de la amnistía junto a Puigdemont y al abogado Gonzalo Boye y que, al día siguiente, se celebre el acto central de la campaña con la plana mayor del partido en la capital belga. La campaña, que también exhibió la semana pasada el apoyo del ministro-presidente de Flandes, Jan Jambon, en un acto en Lovaina, seguirá la última semana de la carrera en el sur de Francia.

El partido tiene planeados actos en varios municipios de la región, con la intención de que sean los militantes y simpatizantes del partido los que se desplacen para ver el candidato, siguiendo la estela de Puigdemont con la campaña catalana hace unas semanas. Fue una estrategia que funcionó muy bien en cuanto a movilización, pero que quedo un poco más corta en cuanto a los resultados. La formación del expresident consiguió recuperar el liderazgo del bloque independentista, aunque cedió la mayoría, y también quedó lejos de su objetivo de atrapar al PSC.

Los posconvergentes achacan una buena parte de estos resultados a la desmovilización del votante favorable a la independencia, por lo que su principal objetivo el 9J es volver a convencerles de ir a las urnas, con el mensaje de que no hacerlo es "rendirse" y haciendo calar la idea de que los poderes europeos lo entenderían como un desistimiento del 'procés'.