Elecciones catalanas

ERC someterá a consulta de las bases la investidura de Illa

Marta Rovira será la encargada de coordinar las negociaciones con el PSC

ERC se hunde sin paliativos pero tiene la llave para hacer a Illa president

Las cuatro salidas que tiene ERC tras la debacle electoral: de investir a Illa al bloqueo

Reconstrucción: las 72 horas que hicieron estallar a ERC y rompieron el tándem Junqueras-Rovira

Primer mitin de precampaña de ERC este sábado en Barcelona.

Primer mitin de precampaña de ERC este sábado en Barcelona. / MANU MITRU

Quim Bertomeu

Quim Bertomeu

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

En los próximos meses ERC tiene que tomar dos decisiones cruciales para su futuro y, en la dos, la última palabra la tendrá la militancia. Así, si el miércoles se supo que el partido celebrará un congreso en otoño para elegir a su próximo líder, este viernes los republicanos han anunciado que convocarán una consulta para que también sean los afiliados los que tengan la última palabra sobre qué debe hacer el partido con la investidura del próximo president de la Generalitat. A la práctica, pues, ERC cederá la responsabilidad a los militantes de si tiene que investir o no a Salvador Illa (PSC) como próximo líder del Govern.

Esta decisión se ha tomado en una reunión de la ejecutiva este viernes. Es una decisión relevante, ya que hasta ahora los republicanos aseguraban que no tenían nada que negociar con el PSC y animaban a los socialistas a entenderse con Junts o con otros partidos. Ahora, a la práctica, están asumiendo que no pueden desentenderse del tema. En un comunicado, ERC ha precisado que la consulta será electrónica y que se justifica por "la difícil coyuntura" en que se encuentra el país después de "los complejos resultados" del 12-M.

Así, en un inicio, los republicanos negaron cualquier posibilidad de negociar y se situaron directamente como partido de oposición con nada que aportar en la investidura del próximo president. Sin embargo, es una posición difícil de sostener en el tiempo ya que sus votos podrían ser decisivos. Además, con la crisis actual que atraviesa el partido por los malos resultados en las elecciones, a los republicanos podría no convenirles una repetición electoral que les pudiera debilitar aún más.

En la misma reunión de la ejecutiva republicana también se ha decidido que la secretaria general, Marta Rovira, sea la encargada de "coordinar" las negociaciones para la constitución del nuevo Parlament así como las negociaciones posteriores sobre si investir a un president. Hasta hace unas semanas esta hubiera sido una decisión sin más. Pero desde hace unos días, Rovira está enfrentada a Junqueras por el futuro del partido, de aquí que ahora situarla a ella de coordinadora sí tiene transcendencia.

Esto significa que las negociaciones de las próximas semanas estarán controladas por el sector 'rovirista' y no por el de Oriol Junqueras. Además, certifica que el control orgánico sobre el partido ahora mismo lo ejerce la secretaria general y no el presidente. Eso le da mayor poder en la toma de decisiones, pero le pone más presión. A Junqueras le pasa al revés. Le quita poder pero, a la vez, le exonera de responsabilidades si las negociaciones no tienen un buen final.

Pasar página

En la misma reunión de la ejecutiva, el partido ha pactado que a partir de ahora pondrá "el foco" y centrará "todos los esfuerzos" en la campaña de las elecciones europeas que empieza la semana que viene con el objetivo que conseguir "el mejor resultado posible el 9 de junio". Es una forma que tiene ERC de intentar sobrellevar, al menos durante las dos semanas de campaña, la crisis interna que se ha abierto con dos facciones luchando por el control del partido.