Reunión en Génova

Feijóo acusa a Sánchez de querer mantener "vivo" el 'procés' y vaticina que el PSC hará president a Puigdemont

El líder del PP y Fernández discrepan en el diagnóstico del 12M: "El 'procés' no ha muerto" frente al "se acabó"

Feijóo considera que ha dado un "paso de gigante" en Catalunya para doblar el brazo a Sánchez en las europeas

La victoria de Illa refrenda la estrategia de Sánchez y el auge del PP alivia a Feijóo

Feijóo reúne a sus barones con la vista puesta en las europeas y tras crecer en Catalunya

Feijóo reúne a sus barones con la vista puesta en las europeas y tras crecer en Catalunya

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Alberto Núñez Feijóo reunió a la plana mayor del PP en Génova este martes, 48 horas después de las elecciones catalanas, y anticipó que Pedro Sánchez terminará dándole el futuro Govern de la Generalitat a Carles Puigdemont. En su discurso en abierto a los medios de comunicación, el líder conservador aseguró que los españoles están “a las puertas de un nuevo engaño” y sentenció que el presidente del Gobierno “le dará a los independentistas el poder que no le han dado las urnas”, antes de añadir que “el 'procés' no ha muerto porque Sánchez lo necesita vivo” si quiere continuar en Moncloa. 

Justo antes de su intervención, el candidato catalán del PP, Alejandro Fernández, lanzó frente a la sede nacional una idea bastante distinta: “El proceso se acabó. Se tiene que acabar yo me comprometo a ser leal a ese mensaje inequívoco que ha enviado la ciudadanía catalana”. También coincidió con Fernández el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, que celebró que los catalanes se hayan dado cuenta de que la independencia es una "utopía". Fernández añadió, esto sí en línea con lo que después diría Feijóo, que se teme que "el partido socialista seguirá profundizando en el proceso de la mano de Puigdemont”.

Matización durante la comida

La polémica por el contraste de análisis llevó a Fernández a matizar sus palabras horas después, en mitad de un almuerzo con Feijóo y el resto de los barones territoriales en un restaurante de Madrid. Cuando aún no había acabado el ágape, el líder del PP catalán escribió dos mensajes en la red social X (antes Twitter) para contemporizar con su jefe de filas. En el primero aseguró que "los electores han votado acabar con el proceso, pero el problema sigue allí", y, en el segundo, subrayó que "Sánchez, Illa y Puigdemont pretenden continuarlo".

Discurso ante la plana mayor

En su discurso ante la plana mayor, Feijóo ahondó en lo que entiende que será el próximo “engaño de Sánchez” y lo detalló paso a paso: “Primero negará un pacto con Puigdemont. Después hablará de que Cataluña necesita un Gobierno estable y basado en el diálogo y, ya después, dirá que procede una reconciliación total y que eso solo llegará con Puigdemont de presidente. Pero todo esto ocurrirá después de las europeas”, anticipó, insistiendo en que eso mismo ocurrió con los indultos, la reforma del Código Penal sobre sedición y malversación y ya, recientemente, con la amnistía.

Precisamente sobre las elecciones europeas también habló el líder del PP a sus principales dirigentes, a los que lleva semanas pidiendo una movilización que este martes calificó “de máximos”. Feijóo trasladó que es el final de este ciclo electoral, pero la “primera oportunidad" para que los ciudadanos se expresen "sobre lo que está sucediendo" en España. Insistió en que necesitan “hacerse oír en Europa” y enviar “un mensaje contra los desmanes de Sánchez” para, al mismo tiempo, “dar un gran paso” hacia “un nuevo proyecto de concordia y unión”. El verdadero objetivo pasa de nuevo por coser todo el voto de la derecha y restar fuerza a Vox, que en Cataluña ha vuelto a resistir sin dificultades.

"Mucha tarea pendiente" tras el 12M

A pesar de que Feijóo sacó pecho por el resultado del 12M ( han "multiplicado por cinco los diputados", crecido más de un 7%", son "la cuarta fuerza” y el PP es “la referencia constitucionalista en toda Cataluña”), el líder del PP aseguró que “hay mucha tarea pendiente” porque no se han cumplido todos los objetivos: “Tenemos mucho territorio por cubrir, mucho talento por captar y mucha base por ensanchar para conectar con la mayoría de la sociedad”. 

“Entendíamos estas elecciones como un nuevo comienzo y lo hemos logrado ampliamente”, remató el dirigente conservador volviendo a incidir en las cifras del resultado del PP y reprochando la pérdida de apoyos de ERC a nivel autonómico e incluso de Junts con respecto al resultado de las últimas generales. “Sánchez celebra como triunfo que el bloque de su Gobierno haya perdido 670.000 votos en Cataluña desde el 23J”, dijo, por la pérdida de votos del PSC y Sumar conjuntamente, a pesar de que el PSC ha firmado una rotunda victoria este 12M con mucha distancia de Junts.

El congreso del PP catalán

Feijóo felicitó a Fernández, cuyo liderazgo al frente del PP catalán sigue pendiente, pero lo hizo al mismo nivel que la jefa de campaña, Dolors Montserrat, los presidentes provinciales, los alcaldes más reconocibles del PP “y a todo el partido sin excepción” repitió en distintas ocasiones, evitando conceder el protagonismo único al cabeza de cartel.

Ni en Barcelona ni en Madrid nadie quiere hablar del congreso pendiente del PP catalán, una formación con una vida interna siempre agitada. De hecho, este martes, poco después de que los medios de comunicación se hicieran eco de la discrepancia entre Feijóo y Fernández (más Moreno), Xavier García Albiol, alcalde de Badalona, escribió un mensaje en X en el que advertía ante "análisis apresurados" del resultado en Catalunya. "Quien crea o piense que el independentismo ha desaparecido por arte de magia o de Sánchez se equivoca: el independentismo no ha ido a votar, pero el independentismo sigue ahí", colgó en la red social.