Mitin del PSOE en Valladolid

Sánchez carga contra los manifestantes en Madrid: defienden una España "uniforme y excluyente"

El presidente alerta de que el PP y Vox harían en España lo que intentaron hacer con el aborto en Castilla y León

Sánchez dice que la manifestación en Madrid defiende una España uniforme y excluyente. / NACHO GALLEGO / EFE / VÍDEO: ATLAS

3
Se lee en minutos
Agencias

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que los que se han manifestado este sábado en Madrid son los que defienden una España "uniforme y, por tanto, excluyente".

Así lo ha señalado Sánchez en referencia a la manifestación convocada este sábado en Madrid contra el Gobierno por parte de asociaciones y colectivos de la sociedad civil, durante el acto en el que ha participado en Valladolid, donde se han presentado los candidatos a las capitales de provincia del PSOE en Castilla y León.

Sánchez ha hecho referencia también a la manifestación de independentistas en Barcelona del pasado jueves y ha dicho que, entre los "nostálgicos" que allí defendían "una España rota" y los que hoy en Madrid apuestan por un país "uniforme y excluyente" está "la inmensa mayoría de españoles".

Sánchez también ha alertado este sábado de que el PP y Vox harían en un hipotético gobierno de España lo que ya están haciendo en Castilla y León, con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y su vicepresidente, Juan García-Gallardo (Vox).

"Quien quiera saber qué haría un hipotético gobierno de Feijóo y Abascal, no hace falta más que ver lo que hacen Mañueco y Vox aquí en Castilla y León", ha resumido en su intervención en Valladolid, ante unas 1.500 personas reunidas en un acto organizado por el PSOE para presentar los candidatos socialistas a las principales alcaldías de Castilla y León.

Con varias referencias a lo ocurrido en Castilla y León en la última semana, tras presentar el vicepresidente de la Junta una serie de medidas antiaborto que posteriormente fueron desmentidas por Mañueco, Sánchez se ha preguntado "qué problema tienen" el PP y Vox con las mujeres y por qué "se empeñan en perpetuar la desigualdad de género".

"No se lo vamos a permitir", ha clamado el presidente del Gobierno, quien ha ofrecido continuar en el camino emprendido para reducir la precariedad laboral y garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas, para alcanzar una España "que compita en cohesión, justicia social, en talento y en calidad", frente a un modelo de la derecha que basa su crecimiento "en la precariedad".

Sánchez ha argumentado que las de su gobierno son "medidas progresistas" que salen adelante en el seno de un Ejecutivo de coalición (PSOE-Unidas Podemos), mientras que ha aventurado lo que ocurriría en España en el caso de que, a finales de año, el PP y Vox pudieran formar una coalición.

Pensiones

El presidente ha incidido en el mensaje a los pensionistas y ha tirado de cálculo para asegurar que de haberse mantenido la reforma de las pensiones aprobada por el PP, ahora los jubilados cobrarían "2,39 euros" más al mes, mientras que los cambios introducidos por el PSOE sirven para que ese incremento llegue a los "108 euros al mes en una pensión media", en lo que ha considerado como una "tercera paga extra", al sumar unos 1.300 euros al año.

En este debate sobre la revalorización de las pensiones y la sostenibilidad del sistema, Sánchez ha reprochado a la oposición que trate de "confrontar a las generaciones", con mensajes que olvidan que los problemas de los jóvenes no son las cotizaciones a la Seguridad Social sino la precariedad laboral, la falta de oportunidades y la emancipación por falta de vivienda.

"Algo estaremos haciendo bien", ha deslizado el presidente, quien ha reconocido que el próximo año existirá una "desaceleración" y una "ralentización" económica, pero España se mantendrá en registros que "duplicarán" los de otras potencias europeas.

Noticias relacionadas

En este sentido, ha pedido "por una sola vez" que el PP se abra a votar a favor el próximo martes, en el Congreso de los Diputados, a la convalidación del decreto anticrisis derivado de la guerra de Ucrania.

Sánchez ha defendido que los objetivos que se marcó su Gobierno hace tres años siguen vigentes, para garantizar una transformación digital inclusiva, una transición ecológica justa, una cohesión social y territorial y la convivencia, porque "un país no puede sufrir lo que sufrimos en 2017 con esa declaración unilateral de independencia" en Cataluña