Elecciones autonómicos

Familias jóvenes de renta media y que habitan en la periferia, claves del próximo Gobierno de Madrid

La mayoría absoluta de Ayuso puede depender de la supervivencia de Podemos en la región

La pugna de la izquierda entre Más Madrid y PSOE se da también en las encuestas: las estimaciones del equipo de Mónica García dicen lo contrario que el CIS

Familias jóvenes de renta media y que habitan en la periferia, claves del próximo Gobierno de Madrid
5
Se lee en minutos
Elena Marín
Elena Marín

Periodista

ver +

Los municipios del sur de Madrid serán casi tan importantes para las elecciones autonómicas como la capital. El cinturón rojo de la región reúne a cerca de un millón de habitantes (hay algo más de tres en Madrid ciudad) y los tres partidos mayoritarios de la Asamblea de Madrid, PP, Más Madrid y PSOE tienen ya su radar puesto allí y miran con lupa lo que les dicen las encuestas.

"La batalla regional se dirime ahí", apuntan desde el equipo de estrategia de Más Madrid. Algo que en el PP han trasladado también en distintas ocasiones y que, como publicó este diario, puede condicionar la mayoría absoluta que ansía Isabel Díaz AyusoEn el PSOE la percepción es la misma, ya que son localidades gobernadas por alcaldes con carné socialista y confían no solo en mantenerlas sino en que eso ayude a arrastrar el voto de su partido en la Comunidad. Y en el sur, como en la capital, hay un espacio donde el sentido del voto puede, además, inclinar la balanza hacia un sentido u otro: los PAUs, urbanizaciones en la periferia de las ciudades donde viven familias jóvenes con una renta media.

Divergencia en los sondeos

La última encuesta autonómica publicada por el CIS justo antes de las navidades daba una alegría al líder del PSOE en la región, Juan Lobato, porque por primera vez se apuntaba públicamente con datos que los socialistas podrían recuperar el liderazgo de la izquierda frente a Más Madrid.

Hoy las dos formaciones tienen 24 escaños y, según en CIS, los de Mónica García se quedan como estaban y Lobato obtendría entre 31 y 38 escaños. En Más Madrid, sin embargo, muestran sus encuestas internas del mes de diciembre, que hasta ahora no habían querido hacer públicas, y lo que se ve es muy diferente: sus predicciones, realizadas por 40dB, apuntan que Más Madrid sube a nivel autonómico hasta los 31 escaños mientras el PSOE continúa bajando hasta los 20. Esto en el caso de que Podemos obtenga representación (7 diputados).

Precisamente, una de las cosas que se deduce también de la encuesta regional de Más Madrid es que la mayoría de Ayuso está condicionada por la supervivencia de Podemos en la Asamblea de Madrid. Si Alejandra Jacinto y su equipo logran superar el 5% necesario para lograr representación, Ayuso (65) necesitaría el apoyo de Vox (13) para gobernar. Si Podemos se queda por el camino y con él todos sus votos, el PP obtendría, siempre según el sondeo de 40dB, una mayoría absoluta de 69 escaños, los justos para gobernar en solitario.

El voto de las familias de renta media

La presidenta del Gobierno regional y del PP de Madrid tiene entre sus objetivos movilizar los municipios del sur (Fuenlabrada, Móstoles, Leganés, Getafe, Parla o Alcorcón) porque en 2021 logró votos en estos lugares donde tradicionalmente ganaba la izquierda y eso le permitió borrar del mapa a Ciudadanos. Los partidos progresistas, por su parte, hacen la guerra por su cuenta para imponerse frente al otro en estos municipios.

Más Madrid obtuvo unos muy buenos resultados en las últimas elecciones, pero en la formación reconocen que no lograron superar entonces al PSOE y que ahora tampoco es fácil hacerlo, pero hablan de una tendencia dual en las encuestas, que marca que en los municipios los alcaldes socialistas arrasan pero a nivel autonómico es Mónica García la que queda muy por encima de Lobato.

Aunque en Más Madrid aseguran que su campaña no se centra, ni se centró en 2021, en quitarle votos al PSOE e ir a por sus nichos o "bolsas concretas de votantes", tienen claro que frente a los simpatizantes fieles al PSOE del centro de estas ciudades, donde habita gente de mayor edad, en la periferia, los jóvenes apostaron entonces por ellos y quieren seguir creciendo en ese nicho. Son "cinturones esmeralda" en el cinturón rojo, explica una de las personas que forma parte del nuevo equipo que ha conformado la formación de Mónica García para dirigir la campaña. "Ahí es donde arrasamos nosotros", apuntala.

Jóvenes progresistas

En conversación con este periódico, Juan Lobato reconoce que en las elecciones anteriores el voto joven sí prefirió votar a otra izquierda, pero la tendencia no continúa por ese camino según sus datos. Y ante la pregunta directa de si el PSOE se ha quedado solo con el voto de los jubilados, responde convencido: "Ahora los nuevos votantes apoyan mucho más al PSOE que a partidos comunistas como Más Madrid o Podemos".

Ese nuevo votante ha tenido una evolución. Es verdad que el votante entre los 23 y 35 años en las últimas elecciones y en las anteriores optó más por otra fuerza, pero eso está evolucionando de forma constante y permanente, y nosotros tenemos un proyecto muy ambicioso, con unos liderazgos muy jóvenes, ha habido todo un relevo generacional donde han entrado perfiles de jóvenes profesionales".

En esas órbitas de rentas medias de las urbanizaciones de la periferia es donde Ayuso obtuvo buenos resultados y puede también irrumpir con fuerza en la próxima cita electoral. "Estamos seguros de que Ayuso va a ir fuerte a por varios de esos municipios, que querrá romper en el sur", apuntan desde la izquierda.

Noticias relacionadas

En Más Madrid, el documento de estrategia pone negro sobre blanco desde hace ya semanas, antes de que se confirmara la candidatura de García y de Rita Maestre en el ayuntamiento, que los PAUs son un espacio de conquista donde creen que pueden ganar.

En la Comunidad no será suficiente para imponerse, pero confían en la mejora del PSOE en otros territorios. En el Ayuntamiento, en cambio, creen que hay una ciudadanía joven, de clase media y asentada en los barrios residenciales, que no es fiel a la derecha y a la que pueden convencer: "Tanto en 2015 como en 2019 hemos sido muy competitivos en todos estos barrios, y tenemos un amplio margen de crecimiento muy especialmente en los PAUS, barrios con necesidades de equipamientos y transporte público, poblados fundamentalmente por familias jóvenes en los que nuestras ideas cuajan si seguimos intensificando el trabajo sobre el terreno".