Amenaza terrorista

La policía investiga a sectores prorrusos por los paquetes explosivos contra Sánchez, Margarita Robles y otros cuatro objetivos

El presidente y la ministra de Defensa han recibido misivas, así como la base de satélites de Torrejón, la embajada de Ucrania, la embajada de EEUU y una empresa de armamento

El Presidente del Gobierno Pedro Sánchez en la puerta del palacio de la Moncloa.

El Presidente del Gobierno Pedro Sánchez en la puerta del palacio de la Moncloa. / David Castro

3
Se lee en minutos
Juan José Fernández
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

La Comisaría General de Información de la policía investiga a sectores prorrusos de Madrid, alguno de cuyos integrantes pudiera estar tras los envíos de los paquetes explosivos que han ido llegando desde este miércoles a instituciones relacionadas con Ucrania y el apoyo occidental militar al país invadido por Rusia. Se trata de comprobar la relación de estos ataques con otro anterior, recibido el 24 de noviembre en el complejo de la Moncloa y que tenía al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como destinatario. En total son seis los paquetes con explosivos. El último, enviado la embajada de EEUU en España. Se añaden los interceptados en Moncloa, en el ministerio de Defensa, en la embajada de Ucrania en España, en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) y en una fábrica de explosivos zaragozana.

Paquete explosivo enviado a la embajada de Ucrania en España.

/ EL PERIÓDICO

Una nota hecha pública, Interior reconoció este jueves el envío, describiendo como "material pirotécnico" el contenido explosivo del paquete, que fue detectado por los servicios de seguridad de Moncloa. En todos los casos, según las primeras investigaciones, el explosivo es pólvora pirotécnica. 

Los servicios de seguridad del ministerio de Defensa detectaron otra carta explosiva más en la mañana de este jueves, dirigida a su titular, Margarita Robles. Los TEDAX de la Policía Nacional se encargaron de todos los paquetes sospechosos, llevando a cabo detonaciones preventivas para no destruir huellas. Al menos uno de los paquetes, el enviado a la embajada de Ucrania, llevaba pequeñas bolas metálicas como metralla.

Un mismo remitente

Hasta el momento, según fuentes cercanas a la investigación, se ha pasado de las dudas que presentaba el primer ataque, enviado a la embajada de Ucrania, y la solvencia del supuesto terrorista, al convencimiento de que entre todos los paquetes hay similitudes y un mismo remitente. Entre las semejanzas, la principal es el mismo sello postal en tres de los casos. Tanto el paquete de Madrid, como el de Zaragoza y el de Torrejón -este último detectado la pasada madrugada-, llevan el mismo sello, adquirido en una misma compra. La trazabilidad en Correos, no obstante, es muy dificultosa, indican a este diario fuentes policiales. 

La segunda semejanza es la carencia de sofisticación en los artefactos. Las cartas explosivas son artesanales, con rastros de la misma pólvora en todos los casos. Tampoco hay una secuencia en los ataques. Los paquetes se fueron detectando según el funcionamiento interno de cada institución, pero fueron enviados el mismo día de esta misma semana. Salvo el sobre que tenía a Sánchez como destinatario, remitido con anterioridad.

Empresa armamentística

Al comienzo, la investigación estaba siendo trabajo de la Brigada de Información de Madrid. La pasada noche, sin embargo, se elevó a la Comisaría General, tras la detección del intento de atentado en la empresa armamentista zaragozana Instalaza, fabricante de los lanzagranadas anticarro C90 que formaron parte de los primeros envíos españoles de ayuda militar a Ucrania. 

El Gobierno ucraniano ordenó extremar la seguridad en todas sus embajadas y oficinas de apoyo en el exterior. De los cinco atentados en España, el caso de la legación diplomática ha sido el más lesivo (un trabajador sufrió heridas leves) porque el sobre, de papel pardo y grueso, no se pasó antes por un escáner, maniobra que sí impidió males mayores en el caso de Zaragoza en la tarde de este miércoles, y Torrejón entre las 3.00 y las 4.00 de la pasada madrugada, al igual que en Moncloa y Defensa.

Sin resultados lesivos

Noticias relacionadas

“Las medidas de protección han funcionado. Se han evitado resultados lesivos, salvo en el caso de la embajada de Ucrania en Madrid”, explicó el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez. Ante el goteo de cartas con material pirotécnico, el Gobierno decidió también elevar las medidas de seguridad en los edificios de las administraciones públicas y las embajadas, informa Juan Ruiz Sierra. En la Moncloa, mientras tanto, temen el "efecto contagio" que todo esto pueda provocar.

Al determinar las primeras pesquisas que todos los envíos tienen en principio un origen común, el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama decidió unir todos los envíos a la causa que abrió el miércoles, a raíz del sobre enviado a la embajada de Ucrania en España.