Polémicas declaraciones

Lambán: "Mis palabras sobre Sánchez fueron inoportunas y desafortunadas"

El presidente aragonés enmienda sus palabras y asegura ahora que es "leal" al Gobierno de España y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. "No hay ninguna quiebra entre el partido nacional y el autonómico", defiende

Lambán: "Mis palabras sobre Sánchez fueron inoportunas y desafortunadas"
3
Se lee en minutos
Laura Carnicero

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha citado de urgencia a los medios de comunicación con apenas 15 minutos de antelación para matizar unas palabras que han provocado revuelo nacional por sus críticas al actual presidente del Gobierno de España y secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez.

Lambán defendió ayer que "mejor le hubiera ido a España y al PSOE" con el expresidente asturiano Javier Fernández de líder, en lugar de Pedro Sánchez, pero hoy el líder del cuatripartito aragonés ha querido zanjar la polémica enmendando sus palabras, reconociendo que fueron "inoportunas y desafortunadas" y asegurando que el "leal" a su presidente y que mantendrá la relación de colaboración que ha sido "fructífera" en estos años.

La imagen de verso libre en el PSOE, que el presidente aragonés reclama y le mantiene como uno de los barones díscolos en España, en esta ocasión ha tomado un cariz más relevante. Pero 24 horas después, Lambán ha recalcado que no hay "ninguna quiebra" entre la federación nacional y la aragonesa.

El líder socialista aragonés ha reconocido que ayer participó en las jornadas organizadas por la fundación Manuel Giménez Abad y que su objetivo era "elogiar" al expresidente asturiano, Javier Fernández, a quien le profesa "gran admiración política y moral".

"Pero dije algunas palabras que fueron manifiestamente inoportunas, desafortunadas porque daban lugar a interpretaciones que en modo alguno tenían que ver con lo que yo quería trasladar", ha explicado Lambán ante los medios.

"Fueron desafortunadas porque de lo que estamos hablando ocurrió hace 8 años y Fernández está alejado de la política hace muchos años y no desea verse involucrado en ninguna polémica como yo ayer hice de manera involuntaria", ha continuado.

Además, ha expresado Lambán, fue "inoportuno hablar de unos momentos complicados para el PSOE, que hemos dejado atrás, y que en ningún caso queremos volver a repetir ni a recordar. Si acaso para aprender y no repetir", ha reiterado.

En las últimas 24 horas, el presidente aragonés ha asegurado que no ha hablado con su secretario general, pero sí con el secretario de Organización del partido, Santos Cerdán, para explicarle lo sucedido. "Tampoco creo que tenga que hablar con Sánchez ni nada por el estilo", ha concluido.

"Libertad de expresión en el PSOE"

Por otro lado, pese a la rectificación, el presidente aragonés se ha reiterado en sus palabras sobre sus discrepancias con el Gobierno de Sánchez. "Yo he entendido siempre que debo decirles a los aragoneses lo que pienso, lo hago con Pedro Sánchez, como con Rubalcaba y Zapatero, pero eso no quiere decir que mi actitud sea desleal con el Gobierno de España ni poco colaborativa", ha defendido. "Todo lo contrario", ha reiterado.

"Entiendo que estoy en un partido donde hay libertad de expresión pero que hay que ejercerla con inteligencia par que sea compatible con la lealtad y la colaboración", ha expresado.

Asimismo, ha dejado caer Lambán que actualmente tiene entre manos "algo importante" con el presidente del Gobierno de España, y ha alabado las políticas económicas y sociales del Ejecutivo "que están siendo ejemplo en Europa".

Noticias relacionadas

"Esa relación mía que se pretende presentar como brechas insalvables, no es tal. Es una relación de decir la verdad a los aragoneses y colaborar con el Gobierno y ser leal a mi partido", ha defendido hoy Lambán.

"No hay absolutamente ninguna quiebra de confianza entre el PSOE a nivel autonómico y a nivel nacional. La sintonía es total, estamos todos en un proyecto federal y son muchos los retos por delante como para que en este momento haya ningún tipo de quiebra", ha reiterado, no sin antes reclamar "lealtad recíproca" al Gobierno de España para seguir colaborando.