En el Congreso

Sánchez esquiva los asuntos más espinosos: ni habla de la 'ley del solo sí es sí' ni de la malversación

Gamarra arremete contra el jefe del Ejecutivo por la rebaja de penas a condenados por delitos sexuales y por la elección de Campo para el TC

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez. / EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Pedro Sánchez no ha querido entrar en el cuerpo a cuerpo con la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, sobre la rebaja de condenas que se está produciendo con la aplicación de la ley del 'solo sí es sí' ni tampoco sobre una posible reforma de la malversación. El presidente del Gobierno ha evitado pronunciar una sola palabra sobre ambos asuntos, pese a que la dirigente popular le ha atacado con dureza, primero, acusándole de crear una "alarma social" con una norma que lleva su firma y, después, reprochándole, "borrar los delitos" por los que están condenados los líderes del 'procés'.

En plena polémica por la rebaja de penas a los condenados por delitos sexuales, Sánchez ha preferido esquivar este asunto. "Ni una sola palabra para las mujeres víctimas de violencia sexual que ven como las penas de sus agresores se están viendo reducidas", le ha criticado Gamarra tras la primera intervención de Sánchez en la que no ha tocado este tema. En su réplica, el jefe del Ejecutivo ha seguido la misma dinámica y se ha centrado en reivindicar las medidas que ha impulsado el Gobierno en materia social.

No ha sido hasta que el diputado del PP Carlos Rojas ha interpelado a la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, cuando esta ha defendido que el Gobierno está trabajando "con creces" en la "defensa de las mujeres de España" y ha asegurado que ve a los populares "arrinconados en la extrema derecha en los asuntos sociales".

Leyes y tribunales

Noticias relacionadas

En el choque entre Gamarra y Sánchez, la portavoz de los conservadores también le ha avisado que será recordado como el presidente del Gobierno que "otorgó impunidad derogando el delito de sedición a aquellos que habían atacado al propio estado". "¿Continuará con la malversación para premiar a los corruptos?", le ha cuestionado a continuación. Sánchez tampoco ha dicho nada sobre este tema.

Al único ataque al que ha respondido ha sido sobre la elección del exministro de Justicia Juan Carlos Campo y la ex alto cargo de Moncloa Laura Díez como magistrados del Tribunal Constitucional: "Es verdad que es perfectamente democrático y constitucional que ustedes rechacen esos nombramientos. Bueno, ustedes rechazan cualquier cosa que haga este Gobierno. También es perfectamente democrático y constitucional defender la idoneidad de esas dos personas para tan alta responsabilidades". Además, ha subrayado que "lo que no es democrático" es bloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).