En la Audiencia de Lleida

El rapero Pablo Hasél afronta 5 años y 9 meses de prisión por disturbios contra la detención de Puigdemont

La Fiscalía ha llegado a un acuerdo con cuatro de los 11 procesados, que han aceptado una pena de 9 meses de cárcel

El rapero Pablo Hasél, durante en juicio en la Audiencia de Lleida.

El rapero Pablo Hasél, durante en juicio en la Audiencia de Lleida. / Lorena Sopena / Europa Press

2
Se lee en minutos
EFE

El rapero Pablo Hasél, en prisión desde el año pasado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, se sienta de nuevo en el banquillo acusado de provocar disturbios y atacar a los Mossos en una protesta en marzo de 2018 en Lleida contra la detención en Alemania de Carles Puigdemont, hechos por los que afronta 5 años y 9 meses de cárcel.

En la Audiencia de Lleida ha arrancado este miércoles el juicio contra Hasél y otros diez procesados por estos disturbios, ocurridos el 21 de marzo de 2018 frente a la Subdelegación del Gobierno de la ciudad, en protesta por la detención del expresidente de la Generalitat tras entrar en coche en Alemania desde Dinamarca.

En su escrito de acusación, el ministerio público sostiene que en el transcurso de esa manifestación y con la intención de "alterar la paz pública", el rapero y otros diez procesados en este juicio por estos mismos hechos acorralaron a los agentes por "medio de patadas y empujones, arrinconándolos" en la entrada de la Subdelegación de Gobierno.

Posteriormente, agrega el fiscal, el rapero y los otros imputados "sustrajeron" a agentes de los mossos que custodiaban la Subdelegación del Gobierno las emisoras de radio, les lanzaron objetos y realizaron pinturas en el edificio.

Por estos hechos, el ministerio público imputa a Hasel un delito de desórdenes públicos, un delito de atentado, un delito de lesiones y un delito de daños, por lo que se enfrenta ahora a una nueva condena, de hasta cinco años y nueve meses de prisión, que se sumarían a las que ya acumula.

El juicio, que quedará mañana visto para sentencia, ha arrancado hoy con la prueba testifical, en la que han declarado varios de los agentes de la policía catalana que custodiaban ese día la Subdelegación del Gobierno en Lleida, y mañana testificarán los acusados, entre ellos el rapero Pablo Hasel.

Los agentes de los Mossos han testificado este miércoles ante el tribunal que percibieron "mucha violencia" y un "peligro real" para su integridad.

Acuerdo con cuatro procesados

Al inicio de la sesión, la Fiscalía ha llegado a un acuerdo con cuatro de los procesados, que han aceptado una pena de 9 meses de prisión en lugar de los 5 años y tres meses que pedía inicialmente el ministerio público, después de que hayan admitido los hechos que se les imputan.

Hasél ha llegado a primera hora de esta mañana a la Audiencia de Lleida, donde ha sido arropado por unas veinticinco personas que reclamaban su libertad y la del resto de los acusados, en un coche policial desde la cárcel de Ponet donde está recluso.

Noticias relacionadas

Hasél ingresó en prisión en febrero del pasado año para cumplir una condena de 9 meses que le impuso la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, pero además suma dos sentencias condenatorias más, ambas firmes y dictadas en 2018, por allanamiento de local y resistencia y desobediencia a la autoridad.

El rapero también fue condenado el año pasado a seis meses de cárcel por agredir a un periodista de TV-3 que cubría un encierro de estudiantil en la Universidad de Lleida y a dos años y medio por atacar a un testigo en un juicio, sentencias aún no firmes. 

Temas

Pablo Hasél