Crisis sanitaria

La falta de médicos desata la guerra entre Sanidad y las consejerías del PP

Sanidad dice que ningún consejero del PP planteó el déficit de profesionales en el último Consejo Interterritorial celebrado el 2 de noviembre | El departamento que dirige Carolina Darias critica que los populares piden ahora una "reunión urgente", pero hace 15 días no tocaron el tema en el órgano competente

La falta de médicos desata la guerra entre Sanidad y las consejerías del PP
7
Se lee en minutos
Nieves Salinas / Elena Marín

En el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, celebrado el pasado 2 de noviembre, ningún consejero de Sanidad de las comunidades donde gobierna el PP planteó el tema de la falta de médicos en España. Así lo aseguran a El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica, fuentes del Ministerio de Sanidad ante la petición realizada este lunes por las comunidades autónomas del PP de la celebración de una "reunión urgente" del Consejo Interterritorial para abordar el déficit de profesionales de medicina de familia.

En Sanidad cuestionan ahora las prisas del PP cuando hace menos de 15 días el asunto no parecía lo suficientemente relevante como para que estas comunidades lo pusieran sobre la mesa. Pero en las regiones populares se defienden. "Hace más de un año que lo llevamos diciendo", aseguran en una de las consejerías populares que más problemas tiene ahora mismo en tema sanitario, Madrid.

En Andalucía alegan algo similar, que su Consejería "ha planteado el problema que existía y que iba a existir por la falta de profesionales sanitarios" no sólo en los últimos Consejos "sino desde hace tiempo".

En Galicia confirman que el Ministerio tiene razón y que no se habló de la falta de médicos, pero fuentes de esta Consejería ofrecen una explicación distinta a la falta de interés o de urgencia: "La última interterritorial la liquidó la ministra en 10 minutos pasando a toda mecha y preguntando por la situación epidemiológica".

La versión, en cambio, varía un poco cuando se pregunta en las consejerías de Sanidad de gobiernos socialistas. Desde una de ellas explican así lo que ocurrió en el Consejo Interterritorial del 2 de noviembre: se intentó sacar el tema y "se zanjó" con la información que el Ministerio puso sobre la mesa sobre cómo durante los gobiernos de Mariano Rajoy "se produjo el mayor descenso de la oferta de plazas de la historia".

Con el PSOE, en cambio, apuntan las mismas fuentes socialistas, "se ha ido incrementando hasta el máximo histórico de este año". Respecto a la oferta de plazas para formación de MIR, y especialmente de plazas de médico de familia, que según estas fuentes se mencionó en el Consejo de hace 15 días, "se comunicó a las comunidades autónomas que se acercarán (a esos máximos) al ofertar el cien por cien de estas".

Convocatoria urgente

Este mismo lunes, tras la multitudinaria marcha en defensa de la sanidad pública en Madrid, los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas del PP exigían al Gobierno una solución ante el "grave déficit" de especialistas de Medicina de Familia. Además, reclamaban al Ministerio la convocatoria urgente de un Consejo Interterritorial Extraordinario para incorporar más médicos de familia en formación en la próxima convocatoria MIR.

A preguntas de El Periódico de España sobre esa convocatoria que solicitan con carácter inmediato los consejeros populares, el Ministerio de Sanidad asegura que el pasado 2 de noviembre se celebró un Consejo Interterritorial y "ningún consejero planteó este asunto" que, por otro lado, indican "se está trabajando con la reforma de los recursos humanos del SNS en la Comisión de Recursos Humanos, que se reunió la última vez hace tres semanas".

En el encuentro celebrado ese pasado 2 de noviembre, la ministra y los consejeros abordaron la situación en torno al covid y la viruela del mono. Además, se aprobó la distribución de fondos, por importe de dos millones de euros, a las comunidades para la obtención de plasma a través de plasmaféresis en el marco de la Estrategia Nacional para la Autosuficiencia en Plasma 2022.

Ante la crítica del Ministerio de Sanidad de que en el último Consejo Interterritorial del 2 de noviembre no se habló del asunto, desde la Consejería de Salud y Familia de Andalucía responden que en la reunión celebrada un mes antes sí "se pidió un Consejo Interterritorial específico sobre la falta de médicos y la propia ministra emplazó a los consejeros a que se conectaran a las comisiones de Personal con sus Directores Generales para exponer el problema".

En Madrid, recuerdan también que en la reunión celebrada en 2021 en Canarias también se dedicó la jornada a los problemas de Atención Primaria y que ya entonces se aportaron "toda una serie de medidas específicas para mejorar los itinerarios formativos".

Nacionalización de la crisis

Desde que estalló hace apenas tres semanas el caos de las urgencias extrahospitalarias en Madrid, el PP ha intentado arropar a Isabel Díaz Ayuso y nacionalizar el tema, previendo que en cualquier momento las protestas y huelgas podían saltar a sus comunidades. Hace unas semanas, el PP presentó en el Senado una moción en la que instaba al Gobierno a poner en marcha un plan integral, en coordinación con las comunidades autónomas, que tuviera en cuenta las necesidades de los profesionales sanitarios.

La moción, defendida, por el senador por Madrid y portavoz de Sanidad en la Cámara alta, Eduardo Raboso, fue debatida el 19 de octubre, apenas unos días antes de que el Gobierno de Ayuso reabriera los 80 centros de urgencias extrahospitalarias que hoy están en huelga.

En una de las baronías del PSOE, lo tienen claro: "Todo es una maniobra (del PP) para intentar derivar al Gobierno la responsabilidad de la ausencia de médicos en el momento actual, cuando en realidad no es así". Es decir, que acusan al PP de intentar remover ahora los problemas de la sanidad solo porque principalmente en la Comunidad de Madrid se han encontrado con un problema serio que achacan a años de modelo de colaboración público privado del PP que ha ido "desguazando" la sanidad pública. Además, apuntan, "muchas comunidades del PP, las que ahora se quejan de que la oferta no es la adecuada, no ofertaron el 100 × 100 de las plazas que tenían acreditadas en sus comunidades autónomas para la formación de Mir".

La moción presentada por el PP en el Senado incluía propuestas muy similares a las presentadas en un manifiesto promovido por Galicia y País Vasco el pasado mes de junio, precisamente después de una reunión del Consejo interterritorial, y a ella se sumaron el resto de las comunidades gobernadas por los populares. Aquel manifiesto trasladaba al Gobierno su preocupación por la situación de la sanidad pública y seis propuestas concretas. Génova las hizo suyas poco después, las trasladó al Congreso en el último debate del estado de la nación y también a distintos parlamentos autonómicos en forma de proposiciones no de ley para, entre otros, buscar que la izquierda se posicionara y retratase.

El manifiesto firmado en verano por Galicia, País Vasco, Madrid, Murcia, Andalucía, Castilla y León y Cataluña apuntaba que en la reunión del Consejo Interterritorial del 15 de junio -en el que se aprobó el Plan de Salud Bucodental del Sistema Nacional de Salud, dotado con 44 millones- el Ministerio de Sanidad no quiso introducir el problema de la falta de médicos en el orden del día y que por eso se vieron obligados a elaborar el documento.

Fuentes socialistas, en cambio, apuntan que se habló del asunto en el turno de ruegos y preguntas y que las regiones gobernadas por el PSOE no lo suscribieron porque se consideró que "ya se estaba trabajando en ello" en el seno del propio organismo que es "donde se deben arbitrar conjuntamente estas medidas".

La propuesta del PP

Ante la escasez de médicos en determinadas especialidades, como ocurre en estos momentos con la Atención Primaria, los populares apuestan por varias vías. Por un lado, por incrementar el número de plazas MIR en las especialidades deficitarias y, en concreto, una convocatoria extraordinaria de hasta mil plazas de médicos de familia cada año en toda España hasta cubrir las necesidades detectadas en esta área.

Además, proponen crear un 'Registro Estatal de Profesionales Sanitarios' que sirva para orientar las necesidades de formación de especialistas y prevenir la aparición de déficits de profesionales en determinadas especialidades". Es decir, conocer cuántos profesionales hay por cada especialidad, dónde trabajan y la edad que tienen para prever dónde pueden faltar en el futuro esos especialistas, y así orientar la formación y las plazas MIR ofertadas en función de lo que indiquen esos datos.

También creen necesario crear la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias. La razón para esta nueva modalidad, según se explicó al presentar el manifiesto, es evitar que los médicos de familia terminen incorporándose tras el MIR al régimen de urgencias sin llegar a ocupar las plazas de atención primaria.

Médicos en pie de guerra

Noticias relacionadas

Este miércoles, en un momento de gran tensión, ante la crisis que vive el sistema sanitario con Madrid en el foco de actualidad, sindicatos médicos de diferentes puntos de España exponían una postura común en la sede de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), a donde han acudido representantes de Metges de Cataluña, el Sindicato Médico Andaluz y el Sindicato Médico de Euskadi para hablar de la complicada situación que atraviesa la profesión.

Los facultativos han sido contundentes: exigen al Ministerio de Sanidad un estatuto específico que "recoja las diferencias de estos profesionales". Avisan a la población que la situación es "crítica" y que, si no se hace nada, se corre el riesgo de que el "sistema de salud muera por falta de profesionales" que, aseguran, no es que no haya, es que huyen a Europa porque aquí no se les trata bien. "España es la fábrica de médicos de Europa", aseguraron. Por ahora, y hasta que Sanidad les responda, descartan iniciar una huelga nacional.