Reforma del Código Penal

Salvador Illa, al independentismo: "El PSC ha contribuido a que algunos salgan de la cárcel"

Los socialistas se reivindican como el "extintor" del conflicto en Catalunya ante la "gasolina" del PP

El líder del PSC, Salvador Illa, y el portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, este sábado

El líder del PSC, Salvador Illa, y el portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, este sábado / Sara Escalera / ACN

4
Se lee en minutos
Sara González

La reforma del Código Penal pactada entre el PSOE y ERC somete a ambos partidos a la presión de sus rivales políticos. Lo hace un PP que escala decibelios contra el Gobierno de Pedro Sánchez, de la misma manera que dentro del independentismo Junts encuentra un filón más para apretar las tuercas al Govern de Pere Aragonès. En plena resaca del anuncio, socialistas y republicanos se esmeran en contribuir a la digestión de la supresión de la sedición. Y eso incluye desde celebrar la reforma con distinto acento a no rebajar el cruce de reproches. El acto celebrado por el PSC este sábado con el portavoz del PSOE, Patxi López, como estrella invitada buscaba precisamente eso: reivindicar ante los populares que son ellos los que han logrado aplacar el conflicto con Catalunya y, al mismo tiempo, sacar pecho ante el independentismo recordando que con ellos en la Moncloa se aprobaron los indultos y se avanza ahora hacia la reforma que supondrá una rebaja de condenas para los líderes del 'procés'.

A esto último se aferró el líder del PSC, Salvador Illa, que este sábado se rebeló contra las palabras de Oriol Junqueras por haberle reprochado en una entrevista a RAC-1 que esté "cada día en una posición más agria" porque, a su parecer, estaba más cómodo con "la represión impune". Que la afirmación ha sido mal recibida por el jefe de la oposición ha sido evidente en el contenido y en el tono de la respuesta: "El PSC no ha puesto nunca a nadie en la cárcel, entraron por lo que hicieron. En todo caso ha contribuido a que algunos salgan de la cárcel, que quede clarito". Los socialistas buscan subrayar que su receta no solo no ha sido la misma que la del PP, sino que ha sido la más efectiva para que el independentismo pierda fuelle.

López ha argumentado que, como pasó con los indultos, la supresión de la sedición evidencia como ellos ejercen de "extintor" mientras el PP ha sido la "gasolina" que convirtió el conflicto con Catalunya en el "gran problema" de España. Ahora, ha diagnosticado, "ya no lo es". Y no lo es, ha hecho hincapié el exlehendakari, porque uno de los objetivos que busca el cambio penal es "desmantelar una las piezas" de ese gran problema, que es el del "victimismo". Este, ha dicho, es el que "más aglutina" al independentismo. O lo que es lo mismo, lo que ha defendido el exhelendakari es que, con los indultos y la reforma del Código Penal, se "vence" al independentismo porque ha visto reducidas sus expectativas electorales y ha acabado dividido, con la foto de Junts saliendo del Govern como punto álgido de esa ruptura. Se abre paso, a ojos de los socialistas, la "convivencia" con la que pretende catapultarse Illa a la Generalitat.

El resumen de López es que "la traición" que le achaca el PP en realidad es el "no hacer nada" y ha espetado que, mientras Mariano Rajoy se quedó "sentado en un sillón fumándose un puro" desde la Moncloa en el momento álgido del 'procés' en 2017, el presidente Pedro Sánchez se ha arremangado para resolver el conflicto tomando decisiones "valientes" fuera de los tribunales y de las fuerzas de seguridad en los que, ha señalado, se escudaron los populares. "Es verdad, es verdad", ha ido respondiendo asintiendo con la cabeza el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, desde la primera fila, donde también estaba la ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

Noticias relacionadas

Si en una cosa se han esforzado tanto el portavoz del PSOE como el mismo Illa es en recalcar que la propuesta de reforma penal no supone despenalizar los hechos por los que fueron condenados los líderes del 'procés' como señalan desde la derecha, sino que se "ayuda" a una justicia que, por no encontrar homologación en Europa con el delito de sedición, ha topado con dificultades para la extradición de Carles Puigdemont y el resto de dirigentes que residen fuera del Estado. "Ya no habrá santuarios en Europa para los que cometan delitos de orden público", ha dejado caer López, que da por hecho que el 1-O encaja con el nuevo tipo penal planteado.

El PSOE se aferra al precedente de que los indultos no le pasaron factura y que los votantes "reconocerán" ese esfuerzo por acabar con una "fractura" en Catalunya que el exlehendakari ha equiparado a la que se vivió en Euskadi bajo la batuta de Juan José Ibarretxe. Los socialistas, ha reivindicado, acabaron con la "confrontación", además de reivindicar la paternidad del final de ETA. Ahora, ha apuntado el PSOE, es el turno de Illa para hacer lo mismo en Catalunya con un "nuevo contrato" que pivote en la "concordia" tras una década de agitación independentista. "Tu suerte, será la nuestra. Tu futuro será el nuestro", ha afirmado López consciente del vivero crucial de votos que es Catalunya para retener la Moncloa.