Convención sectorial del PP

Ayuso acusa a la izquierda de “frivolizar” con las drogas y favorecer el incremento de su consumo

"Nunca ha habido más desconfianza entre los dos sexos. Hombres y mujeres somos compañeros, no enemigos"

Ayuso acusa a la izquierda de “frivolizar” con las drogas y favorecer el incremento de su consumo
2
Se lee en minutos
Elena Marín
Elena Marín

Periodista

ver +

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha llegado al acto del PP sobre jóvenes que ha protagonizado junto a Alberto Núñez Feijóo para abordar la guerra contra las adicciones de la que lleva semanas hablando. En concreto, con la idea de dar a conocer la campaña 'No a las drogas' que este mismo lunes ha puesto en marcha la Comunidad de Madrid, y a explicar el porqué de la misma.

Con una sola mención a Pedro Sánchez (“los jóvenes no se compran con dinero”, en referencia al bono cultural prometido por el Gobierno central), pero con una clara acusación a los gobiernos de izquierdas en general, y en particular a los socios del Ejecutivo actual, por el aumento del consumo de drogas en occidente. “Cada vez más gobiernos han decidido autolesionarse desde dentro con las drogas”, que destrozan las vidas de los jóvenes, ha afirmado Ayuso. Las sustancias psicotrópicas “destrozan proyectos”, por eso ha exigido que se deje de “frivolizar” con las mismas, como desde su punto de vista se hace desde muchos gobiernos, principalmente, progresistas. Desde su Ejecutivo, ha aseverado, están “en contra de todo lo que tiraniza”, como las drogas.

Noticias relacionadas

“Vemos que los países que se han relajado en su consumo” solo han logrado incrementarlo y otros, ha advertido la dirigente madrileña, están empezando a ser “narco estados”. Y contra eso, ha apuntado, su Gobierno se rebela y saca ahora su campaña contra las drogas, mirando hacia el presente y el futuro: “No se pueden financiar los servicios públicos de un país con el dinero que proviene de las drogas y que está destrozando a occidente”.

Por otro lado, en relación a los desafíos a los que se enfrentan ahora los jóvenes, Ayuso se ha referido a los "movimientos identitarios sobre el sexo, el género y la ruptura entre hombres y mujeres", que según ella, se ha instalado no solo en las políticas del Gobierno nacional sino en la agenda internacional. "Nunca ha habido más desconfianza entre los dos sexos (...) Hombres y mujeres somos compañeros, no enemigos". A esta pelea entre diferentes ha sumado Ayuso la crisis en el ámbito cultural. "Hoy todo está cancelado, hoy todos están ofendidos (...). Esto hace que las nuevas generaciones se vena enfrentadas a la ofensa constante". Y culpa de ello tiene la izquierda, ha venido a decir, que se encarga de "colectivizar" a los jóvenes. Lo que buscan, ha concluido, va en una única línea, "trabajar menos, odiar más, estudiar menos, buscar culpables".