Crisis en la policía catalana

El 'conseller' Joan Ignasi Elena reta a la oposición a "acreditar" las injerencias políticas en los Mossos

El 'president' cierra filas con el titular de Interior tras el cese del comisario jefe

Pere Aragonès hace un guiño al ’conseller d’Interior’, Joan Ignasi Elena, al finalizar la sesión de este miércoles en el Parlament.

Pere Aragonès hace un guiño al ’conseller d’Interior’, Joan Ignasi Elena, al finalizar la sesión de este miércoles en el Parlament. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Sara González
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

Si hay quien considere que se han producido "injerencias políticas" en la actividad policial y judicial de los Mossos, que lo "acredite" y que lo lleve a los tribunales. Esta ha sido la escueta respuesta del 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, que por primera vez se ha pronunciado sobre la crisis en la cúpula del cuerpo policial que se ha saldado con el cese el pasado lunes del comisario jefe Josep Maria Estela. Desde el Parlament, ha emplazado a la oposición a la comparecencia que ha solicitado para explicar con más extensión el por qué de su decisión, que Interior atribuye a las discrepancias con el objetivo de feminizar la policía catalana.

El 'president' Pere Aragonès ha cerrado filas con el 'conseller' de Interior, sitiado por la oposición por el cese del hasta ahora comisario jefe de los Mossos, Josep Maria Estela. Aragonès, a pregunta del jefe de la oposición, Salvador Illa, ha descartado cualquier tipo de cese, ha mostrado su apoyo a Elena y ha recordado, como ya había hecho antes a lo largo de la sesión parlamentaria, que él y su gabinete "tiene claro la orientación de las políticas de seguridad".

Illa ha abandonado por un lapso de tiempo su oposición tranquila y se ha mostrado firme y ácido con la polémica suscitada alrededor del cese de Estela. Antes, en la comparecencia de Aragonès le ha afeado que fuera él y no Estela quien decidiera los ascensos en base a un criterio técnico y de méritos. El 'president' le ha respondido que desde el año 2001 hay un decreto que establece que quien nombra a los nuevos comisarios es el 'conseller', tal y como hicieron los predecesores que han asumido anteriormente la jefatura de Interior, algunos de ellos, del PSC.

La afirmación la ha hecho en relación a la elección de seis nuevos comisarios, el detonante de la crisis, entre los que Elena ha confirmado que cuatro sean mujeres. Estela, en previsión al malestar interno que la decisión suscitaría, intentó negociar que fuesen tres mujeres y tres hombres.

La defensa de Elena

Noticias relacionadas

"No renunciaré al principio de que no hayan injerencias políticas", ha espetado Elena a preguntas de los 'comuns' en la sesión de control al Govern previa. Las acusaciones de interferencias políticas han sido lanzadas por el mismo Estela, pero también por partidos de la oposición como el PSC y el 'exconseller' de Interior Miquel Sàmper, que ponen el foco sobre Eduard Sallent, nuevo jefe de los Mossos, el tercero durante el mandato de Elena. Los socialistas y los 'comuns' no han descartado pedir la reprobación del 'conseller', mientras que otros partidos como el PP, Ciutadans y Vox reclaman directamente su dimisión.

"Me explicaré a fondo, es necesario mucho matiz", ha dicho el 'conseller' sobre la futura comparecencia, todavía sin fecha. Aún así, ha defendido que después de casi diez meses de "coincidencias y diferencias" con Estela ha tomado una decisión que forma parte de sus competencias y discrecionalidad para poder impulsar el "modelo" policial del Govern y sus prioridades. Es en este sentido que, si bien niega interferencias políticas, ha dejado caer también que no admitirá "interferencias policiales" en las decisiones que corresponden a la dimensión política.