ERC explora alianzas

Pere Aragonès y Jéssica Albiach se reúnen en Palau para analizar la nueva etapa del Govern

  • Los 'comuns' trasladan al 'president' que es "inaceptable" un escenario de prórroga de los presupuestos y le reprochan que no construya una "mayoría estable"

Jéssica Albiach y David Cid, durante una intervención de Pere Aragonès en el Parlament

Jéssica Albiach y David Cid, durante una intervención de Pere Aragonès en el Parlament / QUIQUE GARCÍA / EFE

4
Se lee en minutos
Sara González

El 'president' Pere Aragonès y la líder de En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach, se han reunido este viernes al mediodía en el Palau de la Generalitat para abordar el nuevo escenario político después de la salida de Junts del Govern y del nombramiento de los nuevos ‘consellers’, según ha podido saber El PERIÓDICO. El encuentro se ha producido antes incluso que el que tiene previsto el 'president' con el líder del PSC, Salvador Illa, que espera cita para finales de la semana que viene. Aragonès sitúa En Comú Podem como el socio prioritario para aprobar los presupuestos, pero Albiach le ha trasladado que la relación entre ambos dependerá de cómo actúe el Govern por la vía de los hechos, que todo proyecto tendrá que ser negociado uno a uno y que es "inaceptable" un escenario de prórroga presupuestaria.

Fuentes de Presidència confirman que la reunión con la Albiach ha sido la primera de la ronda de encuentros que mantendrá el 'president' con los líderes de Junts, CUP y el PSC, además de los 'comuns'. Con todos ellos ha hablado por teléfono esta misma semana. La interlocución tiene vocación de ser de carácter "privado" para analizar la situación política y económica. Por parte de los 'comuns', aseguran que ha sido una reunión de "cortesía" en la que han constatado que el Executiu "no trabaja para construir una mayoría estable" y de la que salen con "las mismas dudas sobre la viabilidad del Govern" porque continúan sin conocer qué plan tiene el 'president'. "Iremos ley a ley y decreto a decreto", aseguran desde En Comú Podem, que lamentan la "falta de voluntad" para tejer una mayoría sólida. Sobre los presupuestos, además de rechazar un escenario de prórroga, han exigido que se trabaje para unas cuentas que no estén supeditadas al "freno para los avances sociales" que consideran que ha supuesto Junts en muchas ocasiones.

Albiach ha sido especialmente crítica con el 'modus operandi' de Aragonès en la gestión de la crisis del Executiu. Y es que esperaban que el 'president' les contactara antes de la remodelación del Govern para explorar una alianza más estable para continuar la legislatura, cosa que finalmente no pasó. Durante el fin de semana pasado, Aragonès llamó por teléfono a la dirigente en dos ocasiones. La primera, el sábado, para comunicarle que su Govern sería monocolor y que incluiría independientes, pero no le reveló ningún nombre. La segunda fue ya el domingo por la tarde minutos antes de hacerse públicos los fichajes para explicarle las incorporaciones. "El Govern nace muerto", llegó a decir ese mismo domingo Albiach, que ha hasta ahora ha afeado a ERC que intente gobernar como si tuviera mayoría cuando en realidad cuenta con tan solo 33 diputados en el Parlament. Si una cosa ha querido dejar clara a los republicanos es que no den por hecho que serán ellos los que "salven" al Executiu.

Noticias relacionadas

De hecho, los 'comuns' han insistido en la última semana que consideran un "error" que ERC vete acuerdos con el PSC y renuncie a tejer lo que entienden que sería una "mayoría progresista" de carácter más estable. Sin ellos y los socialistas, aseguran que el Govern es "papel mojado", sobre todo si la intención sigue siendo interpelar en cada votación a Junts obviando que ahora está en la oposición con la intención de ejercer de azote de Aragonès. No obstante, Albiach está dispuesta a abrir negociaciones para explorar un acuerdo para las cuentas. Ha defendido que no es momento de convocar elecciones y tampoco ha exigido al 'president' una cuestión de confianza. Sí que reclama al 'president' que explique qué quiere hacer a partir de ahora para continuar su mandato y que explicite con quién.

A diferencia del PSC, de quien los republicanos intentaran prescindir en sus alianzas más relevantes, los 'comuns' son estratégicos para el Govern. Tanto Aragonès como Oriol Junqueras han dejado claro que su prioridad es negociar los presupuestos con aquellos partidos con los que comparten el objetivo de la autodeterminación y la amnistía. Aún así, el jefe del Executiu no ha cerrado del todo la puerta a dialogar con los socialistas si constatan que no hay manera de incluir a Junts en la aritmética. Sus exsocios se han mostrado contundentes y le exigen una cuestión de confianza como punto de partida para prestarse a negociar, mecanismo que ha sido descartado por el 'president'. En todo caso, el escenario de la prórroga de las cuentas tampoco se descarta en función de cómo evolucionen las conversaciones con la oposición que han quedado este viernes oficialmente inauguradas.