Elecciones

El primer recuento parcial da el triunfo en Bulgaria al ex primer ministro Borisov

El candidato conservador populista obtendría el 25,5 % de los votos, según el recuento del 37,1 % de las papeletas

El partido conservador GERB del populista Boiko Borisov (c), tres veces primer ministro entre 2009 y 2021 se sitúa como favorito con una intención de voto en torno al 25 %. EFE/EPA/VASSIL DONEV

El partido conservador GERB del populista Boiko Borisov (c), tres veces primer ministro entre 2009 y 2021 se sitúa como favorito con una intención de voto en torno al 25 %. EFE/EPA/VASSIL DONEV

2
Se lee en minutos
EFE / EP

El ex primer ministro Boiko Borisov y su partido conservador populista GERB parecen haber ganado, con estrecho margen, las elecciones generales anticipadas de este domingo en Bulgaria, con un 25,5 % de los votos, según el recuento del 37,1 % de las papeletas.

Detrás de los "Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria" (GERB) se sitúa, con un 21,6 %, el partido hasta ahora gobernante "Continuemos el Cambio" (PP) del ex primer ministro reformista y proeuropeo Kiril Petkov.

Estos primeros datos oficiales, conocidos varias horas tras el cierre de los colegios a las 17.00 GMT, indican que hasta ocho partidos estarán representados en el nuevo Parlamento del país balcánico, lo que dificultará una vez más la formación de una coalición de Gobierno.

Muy baja participación

La participación en las elecciones, las cuartas en menos de un año y medio, fue especialmente baja, con apenas un 39 % de los ciudadanos con derecho a voto.

La mayoría de los candidatos no quiso hablar ante sus seguidores tras los comicios por no conocer datos más completos del escrutinio.

No obstante, los líderes del PP hablaron ante la prensa en Sofía, reconocieron su derrota electoral, prometieron ser una oposición constructiva y reiteraron su rechazo a entrar en una coalición con GERB y con sus socios del movimiento DPS, el partido de la minoría turca.

"Respetamos la elección de los votantes. Ahora GERB tiene la enorme responsabilidad de formar un Gobierno. En la misma situación estábamos nosotros después de las elecciones de noviembre cuando con apenas 67 diputados hicimos una coalición difícil", señaló Petkov.

"Desde el puesto de oposición vamos a vigilar cada gasto del erario público", enfatizó Petkov, cuyo primer ejecutivo se había centrado en la lucha contra la corrupción y el fraude.

Auge ultranacionalista

Detrás de los dos grandes partidos, se situó contra todo pronóstico la formación ultranacionalista y prorrusa "Vazrazhdane" (Renacimiento), con un 11 % de los votos.

Los radicales, que propagan la salida de Bulgaria de la Unión Europea y de la OTAN, se sitúan así por delante del movimiento de la etnia turca DPS y el partido socialista (excomunista) BSP, ambos con un resultado de en torno al 10 %.

El Movimiento de Derechos y Libertades (DPS), considerado por muchos en Bulgaria como el partido más corrupto, se ofreció como formación bisagra para formar un gobierno.

"Una vez más los ciudadanos búlgaros no dieron el poder a un único representante a gobernar a solas, lo que supone que da un mensaje de que se necesita diálogo", dijo el líder del DPS, Mustafa Karadayi.

"Vamos a colaborar con todos que sienten tener responsabilidad para solucionar las crisis y por eso pedimos a los partidos olvidar su egocentrismo", enfatizó Karadayi.

Dos partidos populistas más

En la sexta posición, con un 7,6 %, se situó la formación europeísta y reformista "Bulgaria Democrática", que se ha ofrecido como posible socio de Petkov en una nueva coalición gobernante.

Además, entrarán en la Cámara de 240 escaños, dos partidos protesta y populistas: "Existe Tal Pueblo" (ITN) del humorista Slavi Trifonov, con el 4,1 %, y "Bulgaria en Auge", del exministro de Defensa prorruso Stefan Yanev, con el 5,0 %.

Noticias relacionadas

Bulgaria es el país más pobre y considerado el más corrupto de la UE, a la que pertenece desde 2008, mientras que desde 2004 forma parte de la OTAN.

Desde hace año y medio la clase política del país balcánico no logra superar sus diferencias para poder formar una mayoría estable que permita gobernar.