Lucha contra la inflación

Ayudas a los alumnos y ampliación de la T-Jove: las medidas anticrisis del Govern

  • Aragonès también anuncia una paga de hasta 250 para el alquiler de los jóvenes y el aumento del 50% del bono térmico para hogares vulnerables

FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Responsable de la sección de Política.

Escribe desde Barcelona

ver +

El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este martes el contenido del nuevo paquete de medidas para paliar los efectos de la inflación en Catalunya que, como avanzó EL PERIÓDICO, asciende hasta los 300 millones de euros. La batería de ayudas, mayoritariamente directas, se reparte entre familias, hogares vulnerables, jóvenes y pymes, acompañadas de una propuesta que avanza hacia la transición energética. Estos son los detalles plan de choque:

Familias

Debido al incremento del coste asociado a la escolarización, el Govern ofrece una deducción en el tramo autonómico del IRPF de 100 euros a las familias de los alumnos de Infantil 3 y hasta cuarto de la ESO, tanto de los matriculados en centros públicos como privados, con "rentas medias y bajas", no de forma universal. Así, esta puede ser reclamada por unos 973.000 alumnos, según el cálculo del Executiu, teniendo un impacto total para las arcas públicas de 100 millones de euros vinculado a la aprobación de los presupuestos de 2023.

Hogares vulnerables

El Executiu aumentará en un 50% el bono térmico, la ayuda prevista para pagar la factura energética este invierno, teniendo en cuenta el encarecimiento de la vida. Estos importes por hogar oscilaban entre 41 y 186 euros, y ahora serán de entre 125 y 560 euros, y los recibirán los 100.219 hogares que ya cobraban la ayuda. Este aumento implica 8,8 millones de euros más a cargo de la Generalitat y, dentro de cada casa, supone poder adquirir entre 5 y 21 bombonas de butano, según el grado de vulnerabilidad. Se dan un margen de tres meses desde el inicio del trámite y hasta la llegada del dinero. Esta medida puede ser de aplicación inmediata porque está contemplada como parte del presupuesto 2022.

Jóvenes

Esta misma semana se pondrá en marcha la convocatoria de ayudas al alquiler para gente joven, de hasta 36 años. El importe de la ayuda es de hasta 250 euros mensuales por persona, atendiendo a los ingresos propios y al precio del alquiler. La idea es que puedan beneficiarse de ella los que no disfrutan de la ayuda del Gobierno central. La Generalitat contempla destinar un total de 29 millones de euros a esta medida de los presupuestos vigentes.

Por otro lado, el Govern ampliará la T-Jove hasta los 30 años de forma bonificada, que actualmente finalizaba a los 24 años. Esto supone un coste de 30 millones de euros y entrará en vigor de acuerdo con las cuentas del próximo año.

Paquete energético

La Generalitat busca acelerar la instalación de plantas de producción de energía renovable y biogás. Un primer paso es agilizar los trámites de las instalaciones inferiores a 5MW con la digitalización del proceso y la incorporación de más profesionales para reducir a seis meses el tiempo máximo hasta autorizar proyectos de plantas y parques de generación eléctrica renovable con potencia superior a 5MW. El objetivo es que en menos de un año los parques puedan estar inyectando electricidad renovable a la red eléctrica de media tensión, según fuentes del Executiu.

Por otro lado, hay un fondo destinado a la retirada del amianto (40 millones) con la consiguiente instalación de placas para autoconsumo y una línea de subvenciones para proyectos de bioenergía (25 millones), al tiempo que se abrirán oficinas de transición energética para pymes (2,2 millones).

Renovables y ahorro

Otro de los objetivos es poder acelerar la instalación de fuentes de producción de energía renovable para el autoconsumo, con el refuerzo de una línea de subvenciones para cubrir todas las peticiones con 51,3 millones. Actualmente se autorizan unos 2.000 proyectos como estos mientras que hace un año eran unos 500.

Por último, el Govern tratará de estimular el ahorro energético con subvenciones a las comunidades de vecinos y empresas para que las luces sean encendidas y apagadas de forma automática (11,5 millones).