Regularización del emérito

Telefónica prestó sus aviones a Juan Carlos I para sus viajes personales

'El Confidencial' revela que la Fiscalía y Hacienda ya tienen documentación sobre estos vuelos

El presidente de Telefónica, César Alierta, sin corbata.

El presidente de Telefónica, César Alierta, sin corbata.

1
Se lee en minutos
El Periódico

Telefónica prestó sus aviones privados para que Juan Carlos I realizase sus viajes particulares cuando abdicó como rey de España, según revela este miércoles 'El Confidencial'.

De acuerdo con esta información, el uso de material corporativo de la empresa de comunicaciones en favor del rey emérito figura en la documentación que obra en poder de la Fiscalía Anticorrupción y el Ministerio de Hacienda. La Agencia Tributaria había reclamado al emérito información sobre los regalos recibidos por Juan Carlos una vez abandonó la jefatura del Estado, en 2014.

Según las fuentes citadas por 'El Confidencial', el emérito se sirvió de algunos de los cuatro aviones privados que tenía Telefónica hasta 2019 para viajar fuera de España. Para ello fue fundamental la buena relación de Juan Carlos con César Alierta, presidente del grupo de telecomunicaciones entre 2000 y 2016. La información recuerda cómo el padre de Felipe VI era recibido muchas veces por Alierta en la sede de Telefónica para hablar de asuntos privados del monarca, incluidas sus inversiones.

Regularización fiscal

Noticias relacionadas

La fiscalía y Hacienda ya tienen la documentación y ahora intentan determinar si estas "atenciones" deberían haber sido declaradas. Esta investigación es la prolongación de la regularización fiscal que Juan Carlos realizó en enero de 2021.

Telefónica afirma no disponer de los registros de las personas que utilizaron las aeronaves, ya que la ley de protección de datos obliga a destruir la información confidencial tres meses después de cada vuelo. Las fuentes de 'El Confidencial', sin embargo, sostienen que el emérito sí usó las aeronaves. También recuerdan que los aviones de la empresa también fueron utilizados por algún exministro del PP y por políticos del PSOE, como la expresidenta andaluza Susana Díaz.