Fin de la tregua

Belarra clama contra el aumento del gasto militar y acusa a Sánchez de perder el rumbo

  • La secretaria general de Podemos advierte de que la inflación podría "dar al traste" con el Gobierno

  • Propone poner un precio límite a los combustibles y sufragarlo con el impuesto a las eléctricas

Belarra clama contra el aumento del gasto militar y acusa a Sánchez de perder el rumbo
3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Se acabó la tregua entre PSOE y Unidas Podemos. Con la cumbre de la OTAN celebrándose en Madrid, socialistas y morados firmaron un acuerdo de no agresión, pero con todos los mandatorios internacionales de vuelta a sus países y después de que se reavivara la polémica en torno al presupuesto de Defensa, la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha acusado a Pedro Sánchez de haber perdido el rumbo, de no tener unos "objetivos políticos claros" y de priorizar el gasto en "bombas" a la sanidad. Y le lanza un aviso, los próximos Presupuestos Generales del Estado serán "la prueba del algodón" para saber si el PSOE quiere "recuperar el ritmo".

"Creo que los últimos acontecimientos y declaraciones han derivado en un momento de la legislatura en el que no se perciben unos objetivos políticos claros en la acción del Gobierno de coalición", ha dicho Belarra ante la dirección nacional del partido en una intervención que ha sustituido a la tradicional rueda de prensa que ofrecen los coportavoces morados todos los lunes.

El gesto de Podemos es claro: intentar marcar a Sánchez de cara a los próximos presupuestos. "Gastarse el dinero en armas por exigencia de una potencia extranjera en lugar de invertirlo en una mejor sanidad, mejor educación y más protección social no forma parte de los presupuestos que nuestro país necesita", ha dicho. La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, también ha insistido en que la posición de Unidas Podemos respecto al gasto en Defensa es "clarísima y conocida" y ha pedido "serenidad" y "calma" para negociar los Presupuestos.

La guerra

"España no está en guerra", ha repetido en varias ocasiones Belarra para desacreditar la necesidad de aumentar el presupuesto militar. "Como no estamos en guerra, lo que necesita la gente de nuestro país no es comprar bombas o aviones de combate, es emplear los recursos y la riqueza para protegernos del impacto económico de esta situación", ha dicho sobre las consecuencias de la guerra en Ucrania. Además, ha dejado claro es que las nuevas cuentas, que ya se están preparando en cada uno de los ministerios antes de ponerse en común con Hacienda, deberán devolver "un horizonte político nítido al Gobierno", "reorientar el rumbo y recuperar el ritmo".

"Es preocupante que cada vez más gente tenga la sensación de que es Podemos en solitario quien levanta las banderas que deberían ser la seña de identidad de un Gobierno progresista", ha sentenciado Belarra en un reproche más a Sánchez y al ala socialista del Ejecutivo. Además, ha alertado de que la inflación supone un "golpe durísimo" para la sociedad que podría "dar al traste con la acción de gobierno de la coalición".

Las propuestas

Una de las propuestas con la que la dirigente de Unidas Podemos considera que el Gobierno recuperaría el ritmo es "estableciendo un precio máximo a los combustibles" para frenar así la inflación. En este sentido, ha defendido que ya se ha hecho con el precio de las mascarillas y el del gas. También insisten en seguir rebajando los abonos de transporte hasta los 10 euros. Con el real decreto aprobado hace una semana, a partir de septiembre los abonos costarán entre un 30% y un 50% menos. Otra de las medidas es continuar subiendo el salario mínimo interprofesional como se acordó.

Noticias relacionadas

Belarra también ha enunciado sus exigencias de cara a los presupuestos para 2023. En concreto, ha defendido la necesidad de aprobar la ley de familias que preparó su ministerio y que amplía los permisos de paternidad y maternidad hasta los 6 meses e incluye una renta crianza de 100 euros al mes para cada niño de cada familia o un permiso retribuido de 7 días al año para cuidados. Todas estas políticas necesitan un respaldo económico para poder ejecutarse. También reclama ampliar en 600 millones la atención a la dependencia o 70 millones más para política de lucha contra el machismo.

Por último, la secretaria general de Podemos ha insistido en la reforma fiscal que lleva meses proponiendo el partido morado. "El impuesto extraordinario a las empresas energéticas debe ser de aplicación inmediata y las grandes empresas deben pagar al menos el mismo porcentaje de impuestos que las pequeñas, por lo que proponemos que el impuesto mínimo del 15% se establezca sobre todos sus beneficios", ha dicho.