Cumbre de la Alianza en Madrid

Sánchez reúne en el Prado a líderes de la UE y la OTAN para reafirmar su unidad

  • Líderes de la Alianza y de la UE comparten la cena euroatlántica, un formato inédito hasta ahora y que ha sido una iniciativa del presidente español

  • La imagen busca proyectar la "complementariedad" de las dos organizaciones, su "unidad, cooperación" y cohesión frente a Putin

Foto de familia de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN y de la UE y sus acompañantes, minutos antes de la cena euroatlántica ofrecida por el presidente Pedro Sánchez, este 29 de junio de 2022 en el Museo del Prado de Madrid. Todos posan ante ’Las meninas’ de Velázquez.

Foto de familia de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN y de la UE y sus acompañantes, minutos antes de la cena euroatlántica ofrecida por el presidente Pedro Sánchez, este 29 de junio de 2022 en el Museo del Prado de Madrid. Todos posan ante ’Las meninas’ de Velázquez. / EFE / BALLESTEROS

4
Se lee en minutos
EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunió la noche de este miércoles 29 de junio en el Museo del Prado a los líderes de la OTAN y de la Unión Europea para compartir una cena de trabajo en la que reafirmar la unidad de ambas organizaciones. Sánchez convocó esta cena euroatlántica (una iniciativa inédita hasta ahora, pero que fue un empeño suyo claro) como cierre a la primera jornada de la cumbre de la Alianza que alberga Madrid.

Epi_rc_es

El jefe del Ejecutivo y su esposa, Begoña Gómez, fueron recibiendo a los líderes asistentes a la cena y a sus acompañantes en la Galería Central de la pinacoteca. Entre ellos, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que acudió acompañado de dos de sus nietas.

A la espera del inicio de la cena se sucedieron las conversaciones informales y distendidas entre los jefes de Estado y de Gobierno, y algunos de ellos, como el primer ministro británico, Boris Johnson, aprovecharon para recorrer la sala y observar los cuadros expuestos en ella.

Encabezados por Sánchez, Biden y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se dirigieron a continuación hasta el lugar en el que se sirvió la cena, pero se detuvieron previamente para escuchar la interpretación de dos piezas musicales por parte de la Orquesta Sinfónica de Kiev. Un gesto simbólico de apoyo a Ucrania ante la invasión que sufre por parte de Rusia y en un acto en el que estuvo presente también el alcalde de la capital ucraniana, el exboxeador Vitali Klitschkó.

El menú, inspirado por los sabores típicos de Madrid, era una creación del chef José Andrés

El chef español José Andrés, responsable del menú que se ha ofrecido en la cena, había saludado poco antes a la comitiva y Biden le dio un efusivo abrazo. El presidente estadounidense nombró el pasado mes de marzo a José Andrés copresidente del Consejo asesor de Deporte, Fitness y Nutrición de la Casa Blanca.

Junto a 'Las meninas'

Antes de acceder al claustro del museo, donde se celebró la cena, los líderes visitaron otras dependencias de la pinacoteca y tuvieron oportunidad de visitar la sala dedicada a Velázquez y contemplar de forma especial 'Las meninas'. Junto a ese cuadro hubo una foto de familia de los jefes de Estado y de Gobierno, primero solos y después junto a sus acompañantes, y todos ellos, a su finalización, prorrumpieron en un aplauso.

Después los líderes se dirigieron ya al claustro de la pinacoteca y sus acompañantes a la sala de Las Musas ya que, al compartir los primeros una sesión de trabajo, hubo cenas separadas, aunque idéntico menú. Los "sabores típicos de Madrid" fueron los protagonistas de las cenas, consistentes en un plato principal compuesto de espaldita de cordero cocinada a baja temperatura con puré de limón.

Los líderes y sus parejas pudieron recorrer la fabulosa pinacoteca y disfrutar con la Orquesta Sinfónica de Kiev, para después ya cenar por separado

De entrante se ofreció gazpacho de bogavante con verduras de verano al aroma de albahaca y aceite de oliva virgen extra de variedad Arbequina. Previamente, se sirvió un aperitivo de bacalao, naranja y remolacha. El postre, bautizado como 'Sabores de Madrid', combinó en un solo plato el anís de Chinchón, la fresa de Aranjuez, el barquillo y el caramelo de violeta. Durante la cena de los acompañantes, hubo una representación que escenificó el drama de la guerra de Ucrania.

En el Museo del Prado estuvieron presentes los líderes de los 30 países de la OTAN; el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg; los máximos responsables de la Comisión y el Consejo Europeos, Ursula von der Leyen y Charles Michel, y los jefes de Estado o de Gobierno de los seis países europeos que no forman parte de la organización euroatlántica: Suecia, Finlandia, Chipre, Malta, Irlanda y Austria. Era la primera vez que se celebraba una cena con este formato, con los mandatarios de la OTAN y de la UE juntos, y que casa con la voluntad de "complementariedad" entre las dos organizaciones que ha consagrado la cumbre de Madrid.

Noticias relacionadas

La cena permitía, además, exhibir esa imagen de "unidad y cooperación" entre los aliados y los socios europeos, "tan necesarias frente a los actuales retos que para la seguridad de Europa representa la vulneración del orden internacional conforme a las reglas perpetrada por Vladímir Putin con la invasión de Ucrania", según indicaban fuentes gubernamentales.

A los aliados de la OTAN que no pertenecen a la UE se les transmitió la "importancia de las relaciones entre las dos organizaciones" para la "seguridad euroatlántica, preservando el liderazgo de la Alianza en la disuasión y defensa de Europa, mostrando la importancia que esas relaciones tienen para países que, como España, forman parte de esas esferas multilaterales". Según la Moncloa, se evidenció una gran "sintonía" de los líderes en torno a la "complementariedad entre OTAN y UE", una circunstancia "impensable hace unos años y que el actual contexto de amenazas híbridas está poniendo más de relieve que nunca la necesidad de crear sinergias".